Santander y Gaesco dirimen su pleito millonario en la Audiencia de Madrid
  1. Mercados
  2. Finanzas personales

Santander y Gaesco dirimen su pleito millonario en la Audiencia de Madrid

El conflicto que enfrenta a Banco Santander y la intermediaria Gaesco no se solventará hasta la resolución de la Audiencia Provincial de Madrid. Las dos empresas

Foto: Santander y Gaesco dirimen su pleito millonario en la Audiencia de Madrid
Santander y Gaesco dirimen su pleito millonario en la Audiencia de Madrid

El conflicto que enfrenta a Banco Santander y la intermediaria Gaesco no se solventará hasta la resolución de la Audiencia Provincial de Madrid. Las dos empresas llevan un año pleiteando ante un tribunal arbitral que acaba de emitir su laudo, favorable a la entidad bancaria aunque difiriendo el pago a la resolución del recurso. El Santander reclamaba a la intermediaria 66,4 millones de euros, que fueron las pérdidas en la compra-venta de acciones de Inmobiliaria Colonial por parte del empresario Luis Portillo y varios socios suyos. Por su parte, Gaesco le reclamaba al banco una indemnización de 120 millones de euros en concepto de daños y perjuicios por haber intentado controlar a la compañía, lo que, según la intermediaria, torpedeó el saneamiento de la misma y la obligó a vender a GVC su actividad de mercados organizados y el negocio de las gestoras de fondos y pensiones.

El tribunal, presidido por Luis Díaz Picazo y compuesto además por Eduardo García de Enterría y José Esteve, acaba de dictaminar, por dos votos a uno, que Gaesco debe abonar los 66,4 millones de euros a Banco Santander, lo cual significa, al mismo tiempo, que desestima la demanda de la intermediaria por daños y perjuicios. Sin embargo, la operadora no debe pagar todavía esta cantidad, contrariamente a lo que es habitual en asuntos sometidos a arbitraje. De momento, se abrió un periodo de aclaraciones que acabo días atrás y luego el tema continuará en la Audiencia Provincial de Madrid, lo que puede retrasar varios años el final del pleito.

Un voto particular

El fallo del tribunal ha tenido un voto particular del catedrático José Esteve, en el que hace constar, entre otras cosas, que no se habían tenido en cuenta algunas de las alegaciones de Gaesco, que el tribunal se negó a aclarar e investigar las relaciones de Banco Santander con los empresarios que compraron las acciones de Colonial y que tampoco se habían investigado los movimientos realizados por la entidad bancaria sobre sus acciones antes del vencimiento de las operaciones y que dieron origen al pleito.

Paralelamente, Gaesco interpuso el pasado 5 de mayo una demanda en el juzgado de primera instancia número 5 de Santander contra el banco, al que acusa de haber hundido el precio de las acciones de Colonial. Según esta demanda, a finales de diciembre del 2007 y primeros días de enero del 2008, salieron al mercado millones de acciones de la inmobiliaria, lo que provocó una brutal caída de la cotización de sus acciones en muy pocas sesiones, cuando la media del sector había aproximadamente la mitad. La operación se realizó en cuatro o cinco sesiones bursátiles, en las que se realizaron operaciones de préstamo y se vendieron más de 13 millones de acciones, lo que precipitó la caída en barrena de 66 millones de títulos de Colonial sobre los que se contrataron los swaps.

El desarrollo del pleito ha tenido momentos tensos en los últimos meses por los rumores y las acusaciones realizadas por Gaesco que vinculaban a Díaz Picazo con el bufete Garrigues, que defendía los intereses de Santander, y con el propio banco. El presidente del tribunal negó que tuviese relación con el despacho de abogados, a pesar de salir en su página web como miembro del consejo asesor y académico del Centro de Estudios de ese despacho, pero sí reconoció que un yerno suyo trabaja en él y que su hija había trabajado para el Santander. También se negó a concretar sus relaciones con altos directivos del banco y si había realizado dictámenes que beneficiaban al presidente del Santander, Emilio Botín. Por estas circunstancias, Gaesco llegó a solicitar la recusación de Luis Díaz Picazo, pero ésta no fue aceptada.

GVC Gaesco