Cajasur califica de ‘dudoso’ un préstamo de más de 70 millones a la inmobiliaria Aifos
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
AFLORAN LOS PUFOS INMOBILIARIOS

Cajasur califica de ‘dudoso’ un préstamo de más de 70 millones a la inmobiliaria Aifos

Cajasur, entidad singular donde las haya por la presencia de la Iglesia católica a través del Cabildo catedralicio de Córdoba en sus órganos de dirección, no

placeholder Foto: Cajasur califica de ‘dudoso’ un préstamo de más de 70 millones a la inmobiliaria Aifos
Cajasur califica de ‘dudoso’ un préstamo de más de 70 millones a la inmobiliaria Aifos

Cajasur, entidad singular donde las haya por la presencia de la Iglesia católica a través del Cabildo catedralicio de Córdoba en sus órganos de dirección, no se libra de los problemas terrenales que atraviesan las cajas de ahorros españolas por los riesgos inmobiliarios contraídos en la actual coyuntura del sector. De hecho, la propia Cajasur ha tenido que calificar como “dudoso” un crédito concedido a la inmobiliaria Aifos para la compra de suelo que supera los 70 millones de euros, según fuentes cercanas a la entidad.

La misma inmobiliaria malagueña, muy castigada por el cambio de ciclo inmobiliario y por la imputación de sus directivos en el Caso Malaya, ha confirmado a El Confidencial este extremo. “Se está a la espera de firmar escrituras de venta para renovar el préstamo”, han reconocido portavoces de la promotora. Cajasur, por su parte, ha respondido a los requerimientos de este diario con un escueto “la caja no facilita información de sus clientes”.

La relación entre Cajasur y Aifos viene de atrás, de antes de que estallara el caso Malaya de corrupción en Marbella. En el verano de 2004, Julio Iglesias concedió un único concierto en toda España. Fue en una fiesta organizada por Aifos en los terrenos de la promoción 'Señorío de Guadaiza' y apadrinada por el propio cantante. Al acto acudieron en representación de Cajasur los directivos José Ruiz Ortiz y Antonio Cruz-Conde y Suárez de Tangil, hermano de Fernando (ex presidenciable de la caja) y de Rafael, el abogado detenido por la Operación Hidalgo de Marbella.

Aifos, Prasa, Noriega, Arenal 2000 y Marín Hilinger

“Cuando se califica de dudoso un préstamo, eso no significa que está impagado, pero sí que lo más probable es que no se pague”, explican fuentes financieras consultadas. Éste no es el único crédito concedido por la caja a esta compañía. El Banco de España ya detectó en 2005 una operación en la que una de las empresas participadas de la caja le vendía a Aifos un terreno por más de 30 millones de euros. El director general adjunto y consejero delegado del holding era entonces Francisco de Asís Rodríguez, hoy asesor presidencial de la inmobiliaria cordobesa, Prasa.

Y es que Aifos no es la única inmobiliaria con la que Cajasur se la ha jugado. Precisamente, las cordobesas Prasa, Noriega, Marín Hilinger y Arenal 2000, del también malayo Sandokán, son las inmobiliarias cordobesas con las que la entidad ha operado más. “La exposición al riesgo se asoma todos los días a las ventanillas de la caja”, señalan en Córdoba.

Fitch rebaja el ‘rating’

Esta exposición inmobiliaria fue lo que llevó a la a agencia calificadora Fitch a rebajar el rating de Cajasur a A-, con perspectiva negativa, desde A, ante el incremento de las inversiones de la entidad en bienes inmuebles y actividades de la construcción. Fitch consideraba que Cajasur había incrementado su “riesgo por concentración” a largo plazo al centrarse en operaciones relacionadas con el sector inmobiliario en un mercado “como el español, ya maduro”.

Fitch señaló que Cajasur tiene un grado de exposición en el sector de la construcción y de los bienes inmuebles del 32%, que supera con creces el 25% recomendado por el Banco de España, y aunque señaló que Cajasur y sus directivos habían mostrado su “compromiso” de reducir estos niveles de riesgo, el proceso estaba aún entonces en una fase muy temprana.