El renacer de las cenizas de Indra tras su crisis de gobernanza: ¿qué viene ahora?
  1. Mercados
  2. El Valor Añadido
RECUPERA LOS MÁXIMOS DE 2021

El renacer de las cenizas de Indra tras su crisis de gobernanza: ¿qué viene ahora?

La cotizada del Ibex 35 está superando con sus resultados los niveles de 2019, a la vez que olvida en bolsa el golpe del relevo de Abril-Martorell. Pero no está libre de incógnitas

Foto: EC Diseño
EC Diseño
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los resultados hablan por sí solos. Este miércoles, Indra da carpetazo a la crisis de gobierno que sufrió en mayo y demuestra que el cambio de liderazgo no ha truncado su rumbo a nivel operativo (al menos de momento). Y es que, además de superar (a nivel bursátil) el escollo de la salida del presidente Fernando Abril-Martorell, Indra ya se ha sacudido también la crisis del coronavirus, como quedó patente en los resultados del primer trimestre y se ha reiterado ahora con la mejora del ‘guidance’.

El mercado lo hace celebrado con una subida del 12,91%, con Indra recuperando los máximos bursátiles de 2021. De hecho, la empresa todavía no ha alcanzado el precio objetivo marcado por el consenso de ‘Bloomberg’ (9,87 euros la acción). En definitiva: la empresa ha renacido de sus cenizas, probando su capacidad de sobreponerse a los desafíos de los últimos meses. ¿Y ahora qué?

Según los analistas de Bankinter (‘comprar’), Sabadell (‘comprar’) o Goldman Sachs (‘vender’), las nuevas estimaciones de Ebit y flujo de caja libre para 2021 han estado por encima de lo esperado por el consenso, que ya contaba con esta mejora del ‘guidance’ después de que los directivos se abriesen a ello en la presentación de los resultados del primer trimestre. Esta mejora apoya las buenas perspectivas de Indra en bolsa para los próximos meses, pero el mercado no ha dejado pasar una cuestión: Indra no ha subido las estimaciones de ingresos para 2021 (lo ha mantenido en la previsión de al menos 3.200 millones de euros en moneda constante).

Foto: Sede de la empresa vizcaína ITP Aero. (EFE)

“Se trata de un pequeño punto negativo si se tiene en cuenta el sólido primer semestre, lo cual apunta a un crecimiento más contenido en la segunda mitad del año y, potencialmente, a que se hayan estado adelantando los ingresos”, explicaron este miércoles los analistas de Morgan Stanley (‘vender’) en un informe remitido a clientes. Desde el banco de inversión estadounidense mencionan los comentarios del equipo directivo respecto a la cautela por el impacto del coronavirus.

En la presentación con analistas, los directivos han subrayado que todavía existen riesgos en la ejecución de los pedidos, pese a que los ingresos han estado subiendo en todas las divisiones. “Para la segunda mitad, esperamos crecimiento”, ha dicho el director general corporativo, Javier Lázaro. “Pero la pandemia todavía está aquí y hay incertidumbre sobre la ejecución de algunos negocios, sobre todo en Transporte y Defensa, las cuales podrían sufrir algo de volatilidad en los contratos grandes”, ha añadido, matizando que países como China siguen manteniendo cuarentenas a los viajeros. “Tenemos que ser conservadores”.

Eso sí, si bien la ejecución de los proyectos sigue peligrando por el covid-19, Indra confía en que las contrataciones (precursoras de ingresos futuros) aumenten en la segunda mitad, sobre todo teniendo en cuenta que en el segundo trimestre estas han caído un 29% respecto a 2020 (año en el que, según explica la empresa, la contratación había sido muy fuerte).

La empresa no ha mejorado el 'guidance' de los ingresos para 2021

“No obstante, se espera que la contratación se acelere en la división de Transporte & Defensa en los próximos trimestres, principalmente por la materialización de contratos relevantes en el ámbito de Defensa & Seguridad”, explica la empresa en el comunicado de resultados, añadiendo en la presentación la existencia de algunos acuerdos pendientes de cerrarse para centros de control del transporte en Irlanda y Colombia o de transporte aéreo en Europa y América Central. Minsait, a su vez, siguió registrando subidas en la contratación este semestre aunque no las suficientes para compensar la cifra total (-13% en el semestre).

Los analistas de Morgan Stanley creen que quizás esto “explique parcialmente” que Indra no haya querido mejorar las estimaciones a futuro en ingresos. La ratio ‘book-to-bill” de contratación sobre ventas se situó en las 1,01 veces a cierre de junio, comparándose con una cifra de 1,65 veces en el mismo periodo del año anterior.

Más allá de estas cuestiones técnicas y, en cierto sentido, cortoplacistas, los analistas también ponen la vista en factores más trascendentales. “Creemos que Indra está en proceso de reconstruir su credibilidad debido a los problemas recientes de ESG, pero el ‘momentum’ de los ingresos está claramente mejorando en un contexto en el que creemos que el riesgo de M&A y/o de interferencias políticas es ahora más manejable”, explican en una nota a clientes desde Mirabaud (‘comprar’).

Foto: Fernando Abril-Martorell. (EC)

Los analistas comentan las informaciones adelantadas por El Confidencial esta semana sobre la venta de ITP Aero, donde la candidatura de compra de Bain viene apoyada por la participación de Indra y Sener. Indra ha negado ante los analistas haber acordado estar en este consorcio, lo cual estos se han tomado como una señal de que la cotizada está fuera (pese a que, como informaba El Confidencial, lo que ocurre es que el compromiso todavía no se ha firmado e Indra cuenta con un periodo para tomar la decisión final).

En este contexto, los analistas celebrarían que Indra se mantuviese al margen. “Seguimos positivos en el valor, ya que como era de esperar, la tendencia a una mayor digitalización de muchos sectores”, opinan desde GVC Gaesco, donde tienen un consejo de ‘comprar’. “Pensamos que la acción ha seguido sufriendo en volatilidad debido a la posibilidad de estar en el proceso de compra de ITP, pero la empresa ha reiterado que no está participando en ese proceso”.

La compañía vasca ha sido una cuestión recurrente en los análisis de este miércoles. “Esto ayudaría a disipar las preocupaciones del mercado a que se esté utilizando a Indra para consolidar el sector aeroespacial y de defensa”, prosiguen desde Mirabaud. “El nuevo equipo gestor necesita ponerse manos a la obra para continuar consolidando las ganancias de eficiencia, pero somos constructivos en la cotización en base de unos prospectos mejores de cara al futuro y unas valoraciones atractivas”.

Desde Alantra, mantienen su calificación ‘neutral’ “pese a los sólidos resultados y estimaciones a futuro”. Son dos las razones de su cautela: “la potencial adquisición de ITP y el mayor riesgo de que haya una intervención por parte del gobierno en la empresa, lo cual podría afectar tanto el acuerdo de ITP y la potencial venta de Minsait (una operación que creemos que tendría sentido) en algún momento del futuro”.

En resumen, solo porque Indra haya superado el coronavirus y la sucesión de su presidente, no quiere decir que la empresa no siga enfrentando incógnitas que ponen en riesgo su ‘rally’ bursátil. No obstante, los desafíos (que al final siempre están presentes) se sobrellevan mucho mejor si es con unas buenas cuentas y ‘guidance’ a cuestas. Y el mercado lo valora este miércoles.

Los resultados hablan por sí solos. Este miércoles, Indra da carpetazo a la crisis de gobierno que sufrió en mayo y demuestra que el cambio de liderazgo no ha truncado su rumbo a nivel operativo (al menos de momento). Y es que, además de superar (a nivel bursátil) el escollo de la salida del presidente Fernando Abril-Martorell, Indra ya se ha sacudido también la crisis del coronavirus, como quedó patente en los resultados del primer trimestre y se ha reiterado ahora con la mejora del ‘guidance’.

El redactor recomienda