Es noticia
Menú
La bolsa de China sufre tras ponerse de perfil Xi Jinping con Rusia por la guerra en Ucrania
  1. Mercados
La que más sufre desde el conflicto

La bolsa de China sufre tras ponerse de perfil Xi Jinping con Rusia por la guerra en Ucrania

Las consecuencias de la guerra de Rusia en Ucrania han provocado correcciones en las principales bolsas del mundo y muchas se han pasado al terreno negativo

Foto: Caidas en la bolsa de China.
Caidas en la bolsa de China.

Las consecuencias de la guerra de Rusia en Ucrania han provocado correcciones en las principales bolsas del mundo y muchas se han pasado al terreno negativo durante este año. La gran perjudicada es, obviamente, la Bolsa de Moscú (-35% y dos semanas suspendida), pero hay otra que sufre también una fuerte caída y se sitúa como una de las peores desde el estallido del conflicto: la de China. Su presidente, Xi Jinping, se ha puesto de perfil con Rusia e incluso podrá acudir al rescate de muchas compañías rusas, puesto que contempla tomar posiciones en Gazprom y en otros gigantes rusos con empresas estatales, lo que alimenta los temores de duras sanciones en caso de que decida invertir en productos rusos de energía y materias primas.

La decisión de Xi Jinping tiene un claro sentido estratégico, puesto que China es el mayor importador a nivel mundial. No obstante, los inversores han puesto la cruz a los índices emergentes como consecuencia del castigo a Rusia y el país asiático representa casi un tercio del índice MSCI de Mercados Emergentes, frente a menos del 4% que suponía el país presidido por Vladímir Putin antes del conflicto bélico.

Por si fuera poco, este posicionamiento por parte de China ha provocado que Estados Unidos recrudezca su presión sobre las compañías chinas que cotizan en Wall Street, por lo que cada vez está más encima de la mesa la posibilidad de que el país presidido por Joe Biden plantee su exclusión. La SEC ha identificado esta semana cinco empresas chinas que podrían estar sujetas a su exclusión si no cumplen con ciertos requisitos de auditoría, lo que desconcierta a los tenedores de ADR chinos.

Foto: Plenario del Partido Comunista de China en Pekín, el pasado día 8. (Reuters/Carlos García Rawlins) Opinión

Esta situación de incertidumbre en la renta variable también se traslada a la renta fija. La rentabilidad del bono a 10 años de China ha repuntado con fuerza desde que estallara la guerra en Ucrania y ha alcanzado el 2,833%, su nivel más alto desde el mes de diciembre. De hecho, los inversores extranjeros vendieron 5.500 millones de dólares netos en bonos en febrero, la mayor cantidad registrada y la primera salida en 11 meses.

Para muchas empresas occidentales, el atractivo de China se está desvaneciendo. Las empresas estadounidenses tienen una gran incertidumbre sobre aumentar la inversión en el país debido a las crecientes incertidumbres regulatorias, el pesimismo sobre el acceso al mercado y las preocupaciones sobre el crecimiento económico, según una encuesta de la Cámara de Comercio de Estados Unidos publicada este mes que recoge Bloomberg. Además, los inversores globales tienen aún menos convicción y vendieron más de 5.600 millones de dólares en acciones en Hong Kong esta semana, la mayor cantidad desde marzo de 2020.

Con este escenario, el índice Hang Seng China Enterprises cotiza en mínimos desde 2009, mientras que el indicador de acciones chinas cotizadas en Wall Street ha caído casi un 70% desde que marcara máximos el año pasado. Esta semana, el fondo soberano de Noruega señaló que estaba vendiendo la firma china de ropa Li Ning debido, principalmente, a la preocupación de que el fabricante contribuya a graves violaciones de los derechos humanos en Xinjiang.

Las consecuencias de la guerra de Rusia en Ucrania han provocado correcciones en las principales bolsas del mundo y muchas se han pasado al terreno negativo durante este año. La gran perjudicada es, obviamente, la Bolsa de Moscú (-35% y dos semanas suspendida), pero hay otra que sufre también una fuerte caída y se sitúa como una de las peores desde el estallido del conflicto: la de China. Su presidente, Xi Jinping, se ha puesto de perfil con Rusia e incluso podrá acudir al rescate de muchas compañías rusas, puesto que contempla tomar posiciones en Gazprom y en otros gigantes rusos con empresas estatales, lo que alimenta los temores de duras sanciones en caso de que decida invertir en productos rusos de energía y materias primas.

Conflicto de Ucrania Xi Jinping Wall Street
El redactor recomienda