La incertidumbre al futuro lastra el dato de confianza de los inversores de la eurozona
  1. Mercados
SEGÚN SENTIX

La incertidumbre al futuro lastra el dato de confianza de los inversores de la eurozona

El dato de agosto es bueno: 30,8 puntos. Sin embargo, se ha visto lastrado por el temor de los inversores al futuro económico de la eurozona, ¿cuál es la lectura?

Foto: Comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni. (Reuters)
Comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni. (Reuters)

La confianza de los inversores de la eurozona ha descendido en el mes de agosto hasta un 22,2, casi siete puntos por debajo de los 29 previstos, según los últimos datos del índice de confianza del inversor elaborado por Sentix.

Desde julio de 2020 no se veía una diferencia tan grande entre los puntos previstos y los finales (-10,9 vs. -18,2), pese a que en febrero de 2021 se dio una diferencia de casi dos puntos hasta dejar el índice en negativo (-0,2%).

Esta lectura a la baja se traduce en un descenso del optimismo entre los inversores, sobre todo a futuro, lo que es negativo tanto para el euro como para el mercado. Panorama que, como telón de fondo, tiene a unos inversores preocupados por la incertidumbre derivada de las nuevas variantes del coronavirus, su posible influencia sobre una recuperación económica que avanza más lento en Europa que en Estados Unidos y, también, del fantasma de una inflación que podría no ser transitoria.

Foto: Una fábrica en Alemania. (Reuters)

Asimismo, la agencia alemana ha informado de que las expectativas, que miden la confianza económica de los inversores de aquí a seis meses, son de 14 puntos en agosto. A estos datos se suman los que miden la situación actual, que manifiestan que la valoración de los inversores es de 30,8 en agosto, un punto más que la media del mes pasado: 29,8. Por tanto, pese a que el dato actual es bueno, el de futuro ha lastrado la media mensual.

Por otra parte, Bloomberg recoge el rango de previsión sugerido por 12 economistas que subrayan que este pasará de 25 a 32,6 puntos.

Y los inversores no son los únicos preocupados por el futuro. Precisamente, a finales de julio, se conocía el índice de confianza de los empresarios elaborado por el Instituto de Investigación Económica de Múnich (IFO). Uno que también registraba caídas de hasta un punto desde los 101,7 de junio. El descenso, además, llegaba hasta mínimos de tres meses, pese a las buenas expectativas de los economistas de Bloomberg, que auguraban su crecimiento. En este caso, la crisis de los semiconductores, el alza de los precios de las materias primas y la energía o los cuellos de botella en las cadenas de producción son solo algunos de los posibles detonantes de la preocupación de empresarios e inversores.

Eurozona Inversores Recuperación económica