Por las caídas bursátiles durante la pandemia

BBVA, Telefónica, Santander... Las españolas salen de los grandes índices europeos

El gestor de los índice bursátiles anunció Euro Stoxx 50 (zona euro) y Stoxx Europe (Europa) anunció ayer noche su revisión de miembros. Los valores españoles no salen bien parados

Foto: Un 'trader' de la Bolsa de Nueva York
Un 'trader' de la Bolsa de Nueva York

La pandemia ha causado estragos en la economía española y, por extensión, en los valores del Ibex 35. Qontigo, el gestor de la familia de índices Stoxx, anunció ayer los cambios en la composición de sus indicadores y España no sale bien parada. Telefónica y BBVA saldrán del índice de referencia de la zona euro, el Euro Stoxx 50; mientras que Santander lo hará del Stoxx Europe 50, que incluye valores de toda Europa, no solo a los países que comparten moneda única.

El banco presidido por Ana Botín se mantiene en el Euro Stoxx 50, junto con Iberdrola, Inditex y Amadeus. Telefónica y BBVA abandonaron hace un año el Stoxx Europe 50, en la revisión de septiembre de 2019. La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez-Galán queda ya como el único miembro español de este indicador paneuropeo.

El principal criterio para la elaboración de los índices Stoxx es la capitalización bursátil de libre circulación ('free float'), que tiene en cuenta el valor de mercado de la compañía y le resta el de aquellas acciones que no cotizan o no están disponibles para la venta por estar en manos de fundadores o gobiernos. Este criterio (en lugar del de capitalización bursátil total) penaliza, por ejemplo, a Inditex. Amancio Ortega controla casi el 60% del valor a través de su patrimonial Pontegadea. Pero es poco relevante en el resto de valores españoles afectados por los cambios de ayer.

En el caso de Telefónica, BBVA y Santander el motivo son las pronunciadas caídas bursátiles que llevan acumuladas desde el comienzo de la pandemia. Telefónica se ha dejado más de un 50% de su valor desde mediados de febrero y se ha quedado con una capitalización bursátil de 17.300 millones de euros, a cierre del 1 de septiembre. Los descensos del BBVA desde su máximo anual del 12 de febrero roza el 54%, lo que deja su valor de mercado en poco más de 15.200 millones de euros. En el caso del Santander, el retroceso desde esa misma fecha alcanza el 53% hasta una capitalización a cierre de ayer de 30.900 millones.

Salir del indicador no solo tiene un coste estético y reputacional. Al fin y al cabo, se trata de una selección de los principales valores de una región, equivalente a estar o no en el Ibex 35. También tiene un impacto en la base de inversores potenciales de la compañía, ya que muchos fondos de inversión se dedican a replicar la composición de estos indicadores de referencia.

Además de las españolas, también han abandonado el Euro Stoxx 50 compañías históricas como la operadora de telecomunicaciones Orange y el banco Société Générale, ambas francesas, y el fabricante alemán de material sanitario Fresenius. En su lugar han entrado dos empresas con sede en Holanda, la firma de servicios de pago Adyens (que usan compañías como Uber, Spotify o eBay) y Prosus la filial internacional de la empresa sudafricana de medios e inversiones tecnológicas que cuenta con un 31% del gigante chino Tencent (solo esa participación tiene un valor de mercado de casi 200.000 millones de euros). También se incorporan la inmobiliaria alemana Vonovia, la compañía francesa de distribución de bebidas alcohólicas Pernod Ricard y la empresa finlandesa de ascensores y escaleras mecánicas Kone. En el Stoxx Europe, el sustituto de Santander ha sido la propia Adyens.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios