El oro toca máximos de 2012 y se planta en los 1.700 dólares por el coronavirus
  1. Mercados
Covid-19

El oro toca máximos de 2012 y se planta en los 1.700 dólares por el coronavirus

A pesar de la remontada que viven los mercados en los últimos días el oro marca máximos desde 2012 tras unos meses críticos para la renta

placeholder Foto: istock economía
istock economía

A pesar de la remontada que viven los mercados en los últimos días el oro marca máximos desde 2012 tras unos meses críticos para la renta variable, donde se han vivido repetidamente sesiones con caídas a doble dígito. Actualmente el oro, que ha subido más de un 6% en los últimos 5 días, cotiza a más de 1.696 dólares por onza.

Esta materia prima es el activo refugio por excelencia por ello, en jornadas en rojo (o negras) en el mercado los inversores suelen mirar a este activo como un lugar seguro donde proteger su inversión.

Foto: Foto: Reuters

Sin embargo, los analistas mostraron su confusión los primeros días de crack en el mercado, cuando el precio del oro caía de forma drástica alieando con los mercados, llegando a perder los 1.500 dólares por onza. Desde Linksecurities explican que “ha habido días en los que los inversores vendían todo tipo de activos, sin discriminar entre activos de riesgo y defensivos”. Los inversores realizaron esta estrategia porque “el objetivo era hacer liquidez y compensar pérdidas con plusvalías.”

Los analistas de singularbank comentan que "Las razones de estos vaivenes han podido ser varias, si bien la explicación que más nos concuerda fue la necesidad de los inversores de tener liquidez para poder hacer frente a los margin call sobre activos de renta variable, ante las significativos retrocesos de los mercados bursátiles" . Los inversores necesitaban liquidez para "mantener las posiciones abiertas en diferentes mercados como los futuros".

Además explica que también hay otros motivos como que Rusia comunicó recientemente, que tras haber adquirido 40.000 millones de dólares en oro en los últimos 5 años, dejaba de comprar oro para sus reservas a partir del 1 de abril. Por otro lado, ante las restricciones al transporte por las medidas de confinamiento, "la imposibilidad de trasladar grandes cantidades de oro de Nueva York a Londres ha podido tener efecto en la evolución del precio de la onza de oro".

La nomalía se acabó hace un tiempo y el precio del oro remontó a espaldas del mercado llevando su cotización máximos que no se veían desde algunos de los peores momento de la crisis financiera, en el año 2012, donde las economías del mundo aun estaban en uno de sus peores momentos.

Inversores Renta variable Coronavirus