El Brent baja a 64 dólares

El crudo cae un 7% ante la posibilidad de que Riad recupere la normalidad "en semanas"

En su cuenta ha asegurado que "hay razones para pensar que sabemos quién es el culpable" y que están "listos y cargados a la espera de verificación" por parte de Arabia Saudí

Foto: Pozo de petróleo
Pozo de petróleo

El barril de petróleo Brent, referencia para el crudo del Mar del Norte, caía esta noche un 7%, hasta los 64,19 dólares, después de que la agencia de noticias Reuters haya citado a varias fuentes saudís diciendo que el país recuperará la normalidad en la producción de petróleo en cuestión de "semanas, después del ataque del pasado sábado a las instalaciones de Aramco, la petrolera estatal, que sacó del mercado el 5,6% de la producción mundial de crudo (5,7 millones de barriles).

Esta mañana el mundo entero contenía la respiración a la espera de ver por dónde se desarrollan los siguientes acontecimientos en la crisis desatada en Oriente Medio. Tras la apertura de mercado del lunes, el precio del barril llegó a dispararse hasta un 20% por el miedo a un recorte en el suministro del primer productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). El miedo inversor no solo se basaba en una disrupción de la oferta, sino también en la posibilidad del estallido de un conflicto armado una vez que Estados Unidos ha apuntado que Irán está detrás de los ataques.

Por su parte Arabia Saudí ya habría estimado cuanto tiempo falta para que vuelva a la misma producción de crudo que antes. Según la agencia británica, dos fuentes oficiales (entre las que se encontrarían altos cargos del Gobierno del país) afirman que entre 2 y 3 semanas "toda la producción estará otra vez en circulación". De confirmarse se trataría de una buena noticia, las estimaciones más optimistas apuntaban a más tiempo.

Pero paliar los daños en el mercado ahora mismo, el presidente de EEUU, Donald Trump, autorizó la liberación de las reservas de su país para garantizar el suministro mundial si fuera necesario. Un total de 630 millones de barriles que tiene guardados en la costa del Golfo de México desde la crisis del petróleo de 1973.

Y es que para EEUU la situación se ha vuelto muy delicada por varios motivos. Por un lado, sumido en una guerra comercial como se encuentra, no se puede permitir un fuerte repunte de los precios del petróleo que acabe derivando en un aumento de las presiones inflacionistas, toda vez que las presiones de Trump a la Reserva Federal están encaminadas a que ponga en marcha más políticas expansivas y baje los tipos de interés.

Por otro, el año que viene se enfrenta a la reelección y no le interesa que estalle una guerra que aumente el riesgo de recesión en EEUU en un momento en el que el final del ciclo económico parece cada vez más cercano y se está empezando a producir una ralentización de la economía global.


Así, el mercado del petróleo se encuentra este martes en modo 'stand by' y mantiene la prima de riesgo sobre el barril ante un eventual conflicto armado. De hecho, aunque los hutíes se atribuyeron la responsabilidad de los ataques, desde la administración Trump apuntan directamente a Irán. "Los hutíes están reclamando crédito por algo que no hicieron", al tiempo que Trump desde su cuenta de ha lanzado una clara amenaza tras asegurar que "hay razones para pensar que sabemos quién es el culpable" y anunciar que "estamos listos y cargados a la espera de verificación" por parte de Arabia Saudí.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios