RIESGOS DE LIQUIDEZ

El fondo más famoso de UK aplica un 'corralito' y hace saltar las alarmas

Neil Woodford ha publicado un mensaje en Youtube disculpándose. Esta semana ha cerrado el vehículo a los reembolsos tras bajar de 11.000 a 4.000 millones en dos años

Foto: Caídas. (istock)
Caídas. (istock)

Tormenta en la industria británica de fondos. El gestor más famoso y legendario, Neil Woodford, cerró esta semana su vehículo a los reembolsos tras salidas masivas de dinero durante los dos últimos años, en los que el patrimonio se ha desplomado desde más de 10.000 millones de libras en 2017 hasta menos de 4.000 millones en 2019.

La fuga de inversores se ha producido al calor de los malos resultados cosechados por el fondo, el LF Woodford Equity Income Fund, que acumula pérdidas del 7% este año, tras una caída del valor liquidativo del 17% en 2018 y cerrar plano en 2016, mientras que en 2015 sumó un 2,4%. El resultado anualizado posterior a 2015 es del -5,8%.

El problema surgido es que Woodford estaba teniendo problemas para vender sus posiciones y dar el dinero a los partícipes del vehículo, ya que sus elevadas inversiones pueden afectar al valor al tumbar el precio, y estaba teniendo problemas para hacerlas líquidas en los casos de las cotizadas menos negociadas. Con este ‘corralito’ tendrá más tiempo para ir deshaciendo sus posiciones.

Hay que tener en cuenta que hay gestores alertando sobre los riesgos de liquidez en el mercado, como hizo recientemente Beltrán de la Lastra en la conferencia de inversores de Bestinver. De hecho, el informe anual de 2017 del Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés), ya apuntó a que el riesgo sistémico del sector financiero podría haber rotado de la banca tradicional hacia las aseguradoras, los fondos de pensiones y otros inversores institucionales por potenciales problemas de liquidez.

En 2007, antes de la crisis financiera que se hizo evidente en 2008, BNP Paribas suspendió las aportaciones y los reembolsos en tres fondos por la imposibilidad de calcular el valor liquidativo ante el frenazo de emisiones de titulizaciones sobre el mercado hipotecario en Estados Unidos.

El gestor se labró su reputación durante 26 años en Invesco, donde llegó a gestionar 25.000 millones de libras en el fondo Invesco Perpetual. En 2013 dejó la compañía para lanzar su propia gestora, Woodford Funds. Pero los resultados han ido de más a menos y cuenta con una estrella Morningstar -el ranking va de una a cinco-, que lo categoriza en renta variable británica. Esto es, está entre el 10% peor de la categoría por rentabilidad y riesgo en los últimos años.

Además de ser un signo de alarma por los riesgos de liquidez que retumban en la industria, se han sucedido las críticas al gestor y los análisis sobre lo difícil que es mantener el éxito como gestor activo de forma sostenida en el tiempo. El gestor ha perdido perdón en Youtube y se ha limitado a señalar que lo reabrirá cuando lo vea “apropiado”.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios