Es noticia
Menú
El ascenso de Le Pen en las encuestas hunde el bono francés y amenaza al español
  1. Mercados
la prima francesa supera a la de irlanda

El ascenso de Le Pen en las encuestas hunde el bono francés y amenaza al español

El mercado empieza a tomarse en serio la posibilidad de que Marine Le Pen gane las elecciones en Francia. La prima de riesgo del país ya está por encima de la de Irlanda

Foto: Marine Le Pen durante un mitin en Lyon. (Reuters)
Marine Le Pen durante un mitin en Lyon. (Reuters)

En un mundo en el que los eventos electorales teóricamente imposibles se hacen realidad (Brexit, Trump), una victoria de Marine Le Pen en las presidenciales francesas empieza a considerarse como una posibilidad real en los mercados. Y los inversores empiezan a incluirlo en las valoraciones. La primera víctima ha sido la deuda pública francesa, que ha disparado su rentabilidad (que se mueve a la inversa del precio) hasta su nivel más alto desde septiembre de 2012. De hecho, la prima de riesgo de Francia respecto a Alemania ha superado a la de la rescatada Irlanda.

Así, el bono francés a 10 años cotiza con una rentabilidad del 1,08%y el diferencial con el alemán ha escalado por encima de 78 puntos básicos. Como s epuede observar en el gráfico, en diciembre se encontraba en niveles de 40 puntos básicos, y en noviembre andaba por los 30. La comparación con Irlanda es muy significativa porque Francia tiene un 'rating' de Aa2 según Moody's, mientras que la isla británica está calificada cuatro escalones por debajo, en A3. De hecho, en 2011 la rentabilidad de su deuda era 10 puntos porcentuales (no básicos; un punto básico es 0,01 puntos porcentuales) superior a la francesa.

Es la respuesta al ascenso en las encuestas de la candidata del Frente Nacional, que ganaría la primera vuelta electoral con un 27% del voto. Más difícil sería una victoria en la segunda, pero los sondeos le otorgan un 44% de apoyo, el porcentaje más alto de la historia del partido. Nicola Mai, jefe de análisis de deuda europea en Pimco, recuerda que en la segunda vuelta los votantes moderados suelen coaligarse en contra de la formación populista. Ahora bien, "tampoco descartaríamos del todo la posibilidad de su victoria". Y da varias razones para ello.

La primera es que su principal rival (y hoy por hoy el favorito) es el centrista Emmanuel Macron, que ha creado un nuevo partido llamado En Marche! y que es un recién llegado a la política, por lo que la estabilidad de su apoyo es cuestionable (algo parecido a lo ocurrido aquí con Ciudadanos). La segunda es que, si finalmente el rival en la segunda vuelta no es Macron, está mucho menos claro que el conservador Fillon o el socialista Hamon vayan a ganarla. Y la tercera es precisamente los precedentes de resultados electorales inesperados.

La deuda española empieza a tensarse

Markus Allenspach, jefe de análisis de renta fija en Julius Baer, es más optimista: aunque Le Pen ganase los comicios, cree muy improbable que pueda llevar a cabo sus dos promesas más preocupantes: una salida del euro, que requeriría un cambio constitucional -y es muy improbable que el Frente Nacional tenga mayoría en el parlamento-, y la redenominación de la deuda pública a una nueva moneda, con las consiguientes pérdidas para sus tenedores, ya que valdría menos que el euro.

En todo caso, Pimco aconseja una estrategia defensiva, ya que cree que la deuda francesa puede seguir bajando de precio y arrastrar a la italiana, presa de la incertidumbre política en ese país. ¿Y la deuda española? Aunque ahora mismo no está en el foco, nuestra prima de riesgo ha vuelto a subir de debajo de 100 puntos básicos en octubre a la zona de 140 en la actualidad. Nada preocupante de momento, pero los expertos coinciden en que, si finalmente se produce el triunfo de Le Pen, la deuda de todos los países periféricos sufrirá mucho.

En un mundo en el que los eventos electorales teóricamente imposibles se hacen realidad (Brexit, Trump), una victoria de Marine Le Pen en las presidenciales francesas empieza a considerarse como una posibilidad real en los mercados. Y los inversores empiezan a incluirlo en las valoraciones. La primera víctima ha sido la deuda pública francesa, que ha disparado su rentabilidad (que se mueve a la inversa del precio) hasta su nivel más alto desde septiembre de 2012. De hecho, la prima de riesgo de Francia respecto a Alemania ha superado a la de la rescatada Irlanda.

Marine Le Pen Prima de riesgo Irlanda Inversores Rentabilidad
El redactor recomienda