Nervios a flor de piel: si no hay acuerdo en Doha, el crudo sufrirá un nuevo desplome
  1. Mercados
A PESAR DE LA VOLUNTAD DE ARABIA SAUDÍ Y RUSIA

Nervios a flor de piel: si no hay acuerdo en Doha, el crudo sufrirá un nuevo desplome

El mercado tiene puestas muchas expectativas en la próxima reunión de Doha este domingo y la falta de acuerdo puede desplomar el barril tras recuperar un 30% desde febrero

placeholder Foto: Plataformas petroleras (Efe)
Plataformas petroleras (Efe)

El petróleo está dando un pasito hacia atrás después de que la euforia de los últimos tres días haya llevado el barril a protagonizar un rebote del 13% hasta su precio más alto en el año. De hecho, el mercado tiene puestas muchas expectativas en la próxima reunión de Doha este domingo.

“A estos niveles, con el West Texas en unos 42 dólares y el Brent europeo entorno a los 43 dólares creemos que el precio está cotizando con cierto optimismo, entre otras cosas porque la Agencia Internacional de la Energía sigue mostrando un debilitamiento de la demanda”, explica a Cotizalia Javier Urones, analista de XTB.

Y es que el desconcierto en el mercado es tal que las previsiones oscilan entre los 30 dólares de los más pesimistas, a los 60 dólares para los más optimistas de cara al próximo verano, según el consenso de Bloomberg. Así, mientras una parte de los analistas creeque la espiral bajista del crudo ha tocado fondo, otros consideran que el acuerdo que anunciaron ayer Arabia Saudí y Rusia para ralentizar el ritmo de producción, que no es lo mismo que cortarla, es complicado.

“Ha sido sorprendente. Arabia no puede cortar producción si no lo hace Irán, más que nada porque los productores están en guerra y el primero que empiece a recortar será el más afectado. El mercado tiene un problema de sobre exceso y la cuota que vaya a perder el primero será absorbida por otro”, afirma el experto.

Así, desde la firma entienden que el hecho de que Arabia Saudí haya dado su brazo a torcer, cuando es el país que puede permitirse el precio más bajo durante más tiempo, tiene más que ver con la situación en Siria y en toda la zona de Oriente Medio.

Sin embargo, apuestan a que a la hora de la verdad, en la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y, por supuesto, antes en Doha, no se acordará recortar el bombeo porque para ello es necesario que todos los implicados estén a una y eso es complicado por la gran diferencia que hay entre unas economías y otras. De entrada, a parte de Irán, Libia ha dicho que no acudirá a la cumbre del domingo.

De esta manera, desde el mercado ya están avisando del riesgo que puede suponer el fracaso de la reunión. No en vano, los precios han recuperado alrededor de un 30% desde que Rusia, Arabia Saudí, Venezuela y Qatar anunciaron un principio de acuerdo el pasado 16 de febrero. Y mientras el ministro de energía ruso se muestra “optimista”, firmas como Goldman Sachs ya están avisando de que las altas expectativas que hay pueden ser un importante “catalizador bajista” en el caso de que las conversaciones fracasen.

En la misma línea se encuentra Citi, cuyo analista jefe del sector energético en Europa, Seth Kleinman, ha afirmado en declaraciones a Bloomberg que “Han mantenido esto arriba mucho tiempo. Si terminan gritándose y saliendo de la sala, el impacto negativo en el precio será muy severo. Probablemente se cuiden mucho de llegar a ese extremo”, concluye.

Petróleo Doha Brent Noticias de Rusia Arabia Saudí Irán
El redactor recomienda