La filial alemana de ACS acusada de usar información privilegiada con Leighton
  1. Mercados
HOCHTIEF LO RECONOCE EN UN COMUNICADO

La filial alemana de ACS acusada de usar información privilegiada con Leighton

ACS vuelve a estar en el punto de mira del mercado. En esta ocasión el escándalo le viene por parte de su filial alemana, Hochtief, que habría cometido un delito de uso de información privilegiada

placeholder Foto: Logo de Hochtief en una obra (Reuters)
Logo de Hochtief en una obra (Reuters)

ACS vuelve a estar en el punto de mira del mercado. En esta ocasión el escándalo le viene por parte de su filial alemana, Hochtief, que habría cometido un delito de uso de información privilegiada durante su controvertida batalla para hacerse con el control de la australiana Leighton Holdings a principios de 2014, según recoge Financial Times.

De hecho, en un comunicado remitido por la propia compañía este mismo martes, Hochtief reconoce que los reguladores del país han comenzado un proceso civil en la Corte Federal de Australia por incumplir la Ley de Sociedades Anónimas. En este punto, la filial de ACS asegura que han cooperado con la Comisión Nacional del Mercado de Valores australiana (Asic) desde agosto de 2014 y las acciones legales emprendidas son el resultado de un acuerdo entre ambas partes.

"Hochtief demostrará ante el Tribunal que esta infracción pasó inadvertida y que por ella no buscó obtener ningún beneficio comercial", afirma en la nota. La empresa se enfrenta a una multa que podría alcanzar el millón de dólares australianos si se confirman las sospechas tras la investigación abierta a petición de la Asociación Australiana de Accionistas.

Las acciones de ACS, por su parte, caían con fuerza en la bolsa española, alrededor e un 4%, hasta situarse en los 22,40 euros. Finalmente, la empresa ha cerrado con un descenso del 4,46%.

No en vano, la constructora de Florentino Pérez posee el 66,5% de la alemana. Según las autoridades australianas, Hochtief, que lanzó entre enero y febrero de ese año una OPA hostil por Leighton tras elevar su participación del 59% al 74%, compraba acciones como parte de su estrategia para tomar el control de la australiana al mismo tiempo en el que la compañía preparaba la presentación de sus resultados financieros de 2013 en los que se registraba un 30% de incremento de beneficio después de impuestos.

Por aquel entonces, la alemana tenía dos consejeros dominicales sentados en el consejo de Leighton, Peter Sassenfeld y David Robinson. La compañía había alcanzado un acuerdo para que estos no intercambiaran información delicada para el precio de la acción. Ahora Asic alega que Hochtief infringía las leyes de información privilegiada en tanto que se fijó como fecha límite el 31 de enero para la compra de acciones y en un correo de Robinson del 23 de ese mes recomienda extender el plan de compra de títulos hasta el 14 de febrero.

Hochtief Noticias Grupo ACS Resultados empresariales Florentino Pérez Información privilegiada
El redactor recomienda