inversión

¿Si un activo tiene un potencial infinito, invertiría? Be Water, my friend...

El maná de la inversión está en su propia cocina, en el cuarto de baño, en cada alimento, en su coche, en su libreta monoblock, en la tinta de su pluma… Sí, estamos hablando del agua

Foto: iStockphoto
iStockphoto

¿Qué pasa cuando la demanda es ilimitada y la oferta es limitada? Pues que el objeto en cuestión tiene un potencial de revalorización infinito. Y el sueño de cualquier inversor sería identificar precisamente qué activos cumplen con estas características. Pues bien, ese maná está más cerca de lo que se piensan, tanto como en su propia cocina, en el cuarto de baño, en cada alimento, en su coche, en su libreta monoblock, en la tinta de su pluma… Sí, estamos hablando del agua.

Aunque el líquido elemento cubre el 70% de la superficie terrestre, lo cierto es que dos terceras partes de las precipitaciones anuales que se producen se evaporan, otro 20-25% fluye por distintos cursos y no es apta para el uso humano, con lo que sólo un 10% del agua de lluvia es lo que queda a disposición para el consumo, agricultura y el uso industrial.

Pero mientras que el volumen de agua renovable per cápita a escala mundial ha caído de 28,377 metros cúbicos en 1992 a 19,804 en 2014 -un 40% en 22 años-, el crecimiento demográfico, la urbanización y las necesidades de producción industrial aumentan la demanda y, por ejemplo, se espera que la cantidad de agua necesaria para la producción de energía se incremente entre un 20% y un 35% para 2035.

Fuente: Robeco
Fuente: Robeco

Estas son las principales conclusiones extraídas del último informe de Robeco sobre el agua y las oportunidades de inversión en un mercado que esperan que alcance el billón de dólares en 2025. No en vano, el cambio demográfico, el envejecimiento de las infraestructuras, los mayores estándares de calidad y el cambio climático son argumentos más que suficientes para apoyar ese potencial de revalorización. 

Por eso se hace necesario localizar a aquellas empresas que sepan anticiparse y capitalizar los retos que supone el mercado del agua y apostar por la cadena de valor de esta materia prima. En este sentido, Robeco ha identificado cuatro bloques que pueden jugar un papel importante en la cartera de los inversores.

El mercado del agua tiene todo a su favor para alcanzar el billón de dólares en 2025

En primer lugar, el referente a servicios. Es decir, las infraestructuras que abastecen de agua y proporcionan servicios de aguas residuales a los sectores residenciales, comerciales e industriales; en segundo lugar, todas las empresas relacionadas con la fabricación de equipos, desde válvulas y bombas, hasta sistemas de tratamientos, productos químicos o riesgos; por otro lado están también las compañías que construyen infraestructuras, desde redes y tuberías, hasta proyectos vinculados con la construcción comercial o municipal. Y finalmente, las firmas que desarrollan y venden productos vinculados a la monitorización de la calidad del agua y a la protección de los recursos hídricos.

Así, algunos ejemplos de lo que venimos hablando son compañías como United Envirotech, dedicada al tratamiento de agua; Coway Co, especializada en filtración y purificación; o Pennon Group, proveedor de infraestructuras.

Principales ETFs del agua

Sin embargo, la manera más sencilla de invertir en el potencial del líquido elemento es a través de fondos cotizados (ETFs) especializados en agua. Actualmente en el mercado se pueden encontrar varios de estos fondos ligados al comportamiento de las empresas relacionadas con el sector, que a su vez se dividen en dos categorías: servicios de agua e infraestructuras y equipamientos y materiales.

Los tres mayores ETFs del agua que se pueden encontrar en el mercado son PowerShares Water Resources Portfolio, que invierte en compañías estadounidenses destinadas a la conservación y purificación de agua; el Firts Trust ISE Water Index Fund, que invierte en empresas de la industria de la potabilización y gestión de aguas residuales; y el Guggenheim S&P Global Water ETF, que apuesta principalmente por empresas públicas de gestión de agua en Europa, Norte América y Asia.

También existen ETFs como los gestionados por iShares y Luxor, que replican el comportamiento de índices especializados en agua como es el caso del S&P Global Water Index, que desde su creación en 2001 se ha revalorizado más de un 200%, y el World Water Index.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios