entrevista al consejero delegado de everis

"Si el trabajo se viera como una obligación, no como un derecho, se terminaría el paro"

Benito Vázquez, consejero delegado de Everis, defiende que una compañía de talento sólo crece si la gente es líder y responsable con su trabajo

Foto: Benito Vázquez, consejero delegado de Everis
Benito Vázquez, consejero delegado de Everis

Su comprador tiene menos glamour que Microsoft y Bill Gates, pero también se trata de una multinacional tecnológica. Y su cúpula puede no relacionarse con la nobleza empresarial que tan bien representa el apellido Koplowitz, pero cuenta con algunos de los profesionales más reconocidos del país.

Se trata de Everis, consultora que acaba de ser adquirida por la japonesa NTT Data en otra historia de interés de inversores extranjeros por España. Tras año y medio de negociaciones, la operación se cerró la semana pasada por un importe que no ha sido desvelado, pero que necesita ascender al entorno de los 600 millones para que todos los anteriores accionistas -la firma de capital riesgo 3i (18,33%), el grupo Landon (6,34%), el fondo de inversión Hutton Collins (10,44%), y los propios profesionales y ex profesionales (64,9%) de la plantilla- ganen dinero con la operación.

Y aquí todos han ganado dinero, según afirma el consejero delegado de Everis, Benito Vázquez, para quien la clave que permitió llegar a un acuerdo con los japoneses fue que les garantizaron preservar su ADN. "No estamos dispuestos a que venga alguien y nos fagocite el proyecto", afirma rotundo. Pero no por soberbia, sino por algo que él considera pura lógica, y consiste en que si algo es bueno, ¿por qué cambiarlo? "Es como si compras Coca-Cola para cambiarle la fórmula. Para eso compra La Casera, pero no Coca-Cola", dice con un gráfico ejemplo.

El frustrado sueño de salir a bolsa

Aunque ahora asegura "estar feliz" por el acuerdo con NTT Data, también es cierto que hasta llegar aquí, Everis ha tenido que cambiar muchos de sus sueños del pasado, entre otros, salir a bolsa. De hecho, desde que se separaron de Fujitsu, cuando todavía eran DMR Consulting, hace casi una década, siempre vieron el mercado de valores como su destino natural, ya que permitía recuperar la inversión a las firmas de capital riesgo que les acompañaron en la aventura de comprar la empresa y lanzarse en solitario, al tiempo que les garantizaba mantener su ansiada independencia.

Pero llegó la crisis, el mercado de valores cayó, los números no salían como se esperaba, los bancos colocadores les veían como una firma con menos peso del que ellos creen merecerse... "En aquella época (año 2004, cuando se independizaron de Fujitsu) ser bueno era suficiente para estrenarse en el parqué dentro de nuestro negocio; ahora es necesario, pero no suficiente, ya que también se necesita tener la tecnología, una marca global y músculo financiero, y todo eso nos lo aporta NTT Data", señala Vázquez.

El consejero delegado de Everis, lejos de lamerse las heridas por cómo se han tenido que ir adaptando a los tiempos, se enorgullece de lo conseguido por su compañía e incluso asegura alegrarse de no haber salido a bolsa, ya que está convencido de que su acuerdo con NTT les garantiza la independencia que buscaban en el parqué y la fortaleza que da pertenecer a una gran multinacional.

"No tiene sentido comprar Coca-Cola para cambiarle la fórmula. Para eso compra La Casera, pero no Coca-Cola¿Por qué esa obsesión por seguir avanzando libres?, porque para Everis, la filosofía de los valores es tan importante como la cuenta de resultados. O, mejor dicho, consideran que nunca podrán tener la cuenta de resultados que se marcan sin los valores que les identifican, ya que éstos imbrican toda una forma de ser, pensar y actuar.

"Por ejemplo, ser libre, si lo ves como un derecho, empresarialmente es complicado de gestionar, porque cada uno se centra sólo en su derecho, pero si lo ves como una obligación, entonces debes añadir la palabra responsable, y esto ya es totalmente diferente, porque te estás exigiendo responsabilidad para disfrutar de esa libertad", afirma Vázquez. "Nosotros siempre decimos: gente buena, buena gente", añade, al tiempo que se señala primero la cabeza, y después el corazón.

La aplicación de estos valores a la sociedad sería todo un revulsivo para la crisis, ya que "si el trabajo se viera como una obligación, no como un derecho, se acabaría con el paro", señala el consejero delegado de Everis, cuya Fundación, una de las más prestigiosas del país, trata de ser un catalizador de la sociedad española, con proyectos como la reciente iniciativa Transforma Talento.

La independencia tiene un precio

Además de las obligaciones y responsabilidades que se exigen a sí mismos los profesionales de Everis, el nuevo dueño de la consultora, NTT Data, también ha marcado unas líneas rojas para respetarles su ADN. Algo que, por otra parte, parece lógico, ya que si esos valores les hacen ser tan buenos, deberá dar frutos. Vázquez lo resume con las siguiente afirmación: "Ahora no tenemos ninguna excusa para no ser los mejores".

Y ese liderazgo deberá reflejarse en unos ingresos de 1.000 millones de euros en 2016, con un ebitda -beneficio antes de impuestos, tasas y amortizaciones- de 100 millones, frente a los 40 millones de beneficio bruto operativo actual y los 590 millones de facturación. "Es un objetivo ambicioso, pero el trabajo no lo veo como un derecho, sino como una obligación, y tenemos la obligación de ser los mejores", afirma Vázquez como máxima para los 10.000 profesionales del grupo.

Junto a los consejeros dominicales que tendrá en el máximo órgano de administración de Everis, NTT Data contará de manera permanente con una persona en España para favorecer la integración, pero carecerá de carácter ejecutivo. Ese poder lo tienen sólo los profesionales de la compañía española. Es su derecho, y su obligación.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios