CX INVERSIÓ DISUELVE ‘CX PROPIETAT’

Fondos de inversión inmobiliarios: atrapados en las redes de la crisis

Los fondos de inversión inmobiliarios son muestra elocuente de la escabechina que ha provocado la crisis en todos los segmentos vinculados al ladrillo

Foto: Fondos de inversión inmobiliarios: atrapados en las redes de la crisis

Antes y después. Los fondos de inversión inmobiliarios, aquellos que destinan el dinero de los partícipes para invertir en inmuebles, son un testimonio elocuente de la escabechina que ha provocado la crisis en todos los segmentos vinculados al ladrillo. Aún hoy se observan sus secuelas. Lo acaba de demostrar CatalunyaCaixa Inversió, la gestora de Catalunya Banc, que esta semana ha anunciado la disolución y liquidación de su fondo CX Propietat.

Esta decisión, que da paso a un proceso de liquidación en el que los partícipes no podrán hacer ni suscripciones ni reembolsos –es decir, ni meter ni sacar dinero-, certifica el ocaso de una categoría de productos de inversión colectiva que antes del estallido de la crisis ofrecía un semblante bien diferente al actual.

Las comparaciones, siempre odiosas, así lo confirman. A finales de 2007, con los problemas financieros asomando su figura, existían en España nueve fondos de inversión inmobiliaria. Actualmente, sólo hay seis, aunque dos de ellos, CX Propietat y Segurfondo Inversión, se encuentran en proceso de disolución y liquidación. Los otros cuatro son Sabadell BS Inmobiliario,Santander Banif InmobiliarioAC Patrimonio Inmobiliario y Bankia Inmobiliario.

Al cierre de 2007, el patrimonio conjunto de los productos existentes ascendía a 8.612 millones de euros, más del doble que los 3.926 millones que tenían a finales de agosto de este año, según los datos de Inverco. Es decir, por cada euro que hay ahora, hace seis años había 2,2 euros.

Y lo mismo ocurre con el número de partícipes, es decir, de ahorradores que invierten en estos fondos. Los 165.781 partícipes de finales de 2007 han menguado hasta 21.579 en agosto de 2013. O lo que es lo mismo, por cada partícipe actual había 7,7 en 2007.

La puntilla corresponde a los rendimientos. En 2007, la rentabilidad media ponderada de la categoría se situó en el 5,4%. Y las rentabilidades medias anuales a cinco y diez años superaban en ese momento el 6%. Actualmente, esos retornos positivos han dejado paso a las pérdidas. En 2013, los números rojos –en medias ponderadas- alcanzan el 5,8%. A tres años, las caídas son del 5,2% anual y a cinco años, del 5,6%.   

Los problemas de estos fondos arrancaron en 2008. Ante la irrupción de los problemas en el sector inmobiliario, los partícipes aceleraron la petición de reembolsos para recuperar su dinero, pero las gestoras no contaban con liquidez suficiente para hacer frente a esas peticiones. Como consecuencia, productos como Santander Banif Inmobiliario o BBVA Propiedad suspendieron los reembolsos de forma temporal para dar tiempo a liquidar inversiones y conseguir así el dinero para satisfacer el pago de los reembolsos. Cinco años después, continúa la purga en estos fondos. 

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios