más de 300 ECONOMISTAS apoyan su elección

"Querido presidente Obama: Janet Yellen es la mejor candidata para presidir Fed"

Más de 300 economistas firman una carta para respaldar que el presidente estadounidense elija a Yellen para sustituir a Bernanke al frente de la Fed

Foto: El aún presidente de la Fed, Ben Bernanke
El aún presidente de la Fed, Ben Bernanke

"Querido presidente Obama...". Así comienza una carta en la que un grupo cada vez más nutrido de economistas "urge" al presidente estadounidense Barack Obama que se decante por Janet Yellen para sustituir a Ben Bernanke en la presidencia de la Reserva Federal (Fed), el banco central de Estados Unidos, a partir de febrero de 2014.

El número de partidarios supera ya los 300, entre los que figuran nombres tan relevantes como Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía en 2001; Robert Shiller, profesor de la Universidad de Yale; Jeffrey Sachs, de Columbia; o Christina Romer, de la Universidad de Berkeley y principal asesora económica de Obama en sus primeros años como presidente. Con este apoyo, respaldan a Yellen, que en las últimas semanas parece haberse quedado rezagada en la carrera por relevar a Bernanke en beneficio de su principal competidor, Larry Summers

En su alegato en favor de la actual vicepresidenta de la Fed, que en caso de ser elegida finalmente se convertirá en la primera presidenta de la entidad desde su fundación en 1913, los firmantes subrayan tres cualidades principales. La primera, que está "magníficamente cualificada". En este sentido, destacan que "fue uno de los primeros miembros del Comité Federal del Mercado Abierto -el órgano de la Fed que define la política monetaria estadounidense- en darse cuenta de que las dificultades del sector financiero en 2007 podrían causar una importante recesión". 

La segunda, que "se preocupa por escuchar múltiples puntos de vista y traer distintas voces a la arena de las decisiones políticas". En esta característica late una crítica encubierta hacia Summers, del que suele alabarse su brillantez intelectual, pero al que se le la critica por su poca capacidad de diálogo y para generar consensos, unos atributos imprescindibles para gobernar la Fed. 

Y la tercera, que posee "una clara y matizada comprensión de los mercados de trabajo, incluso de los motivos por los que no tiene siempre generan suficientes empleos". Este comentario entronca con la preocupación que genera en Estados Unidos la lenta recuperación del mercado laboral. La tasa de paro se encuentra en el 7,4%, un nivel elevado para los estándares habituales en la mayor economía, cuya media de desempleo en el último medio siglo se limita al 6,1%. 

Por todos estos motivos, concluyen que no hay mejor candidata que ella para suceder a Bernanke. "Es la mejor líder posible para la Reserva Federal en este tiempo tan crítico para nuestra nación", enfatizan. 

Si la elección de un nuevo presidente para la Fed, el banco central más importante e influyente del mundo, siempre constituye una decisión relevante, el paso del tiempo y la proximidad de la marcha de Bernanke amenazan con impacientar más a los inversores. Sobre todo, porque en las próximas semanas Obama también tendrá que proponer y defender un aumento del techo de la deuda pública, puesto que Estados Unidos está a punto de alcanzar el tope actual, situado en 16,7 billones de dólares. La tensión que, con toda probabilidad, envolverá al debate que demócratas y republicanos mantendrán para ampliar ese limite podría contagiarse a la elección del sucesor de Bernanke, que debe ser propuesto por Obama para que luego el Senado ratifique su nombramiento. 

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios