Es noticia
Menú
La operación defensiva de Galán con Scottish Power le cuesta a Florentino Pérez más de 4.000 millones de euros
  1. Mercados

La operación defensiva de Galán con Scottish Power le cuesta a Florentino Pérez más de 4.000 millones de euros

Asegura Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, que tienen una magnífica relación, que hablan mucho, que se llaman por teléfono a menudo, más ahora con la operación

Foto: La operación defensiva de Galán con Scottish Power le cuesta a Florentino Pérez más de 4.000 millones de euros
La operación defensiva de Galán con Scottish Power le cuesta a Florentino Pérez más de 4.000 millones de euros

Asegura Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, que tienen una magnífica relación, que hablan mucho, que se llaman por teléfono a menudo, más ahora con la operación de Scottish Power… Pero lo cierto es que Florentino Pérez, primer espada de ACS, dueño del 10% de la eléctrica, no las tiene todas consigo y uno y otro no terminan de fiarse. De hecho, la compra de Scottish no beneficia en nada al ex presidente del Real Madrid. Ahora, hacerse con un paquete relevante de Iberdrola (24,9%), como era la intención del de ACS, resulta mucho más caro.

Porque las intenciones de Florentino estaban claras: fusionar Unión Fenosa con la eléctrica vasca y ser el accionista de referencia. Pero eso dejaría a Galán en una situación secundaria, simple empleado del ex presidente del Madrid, bastante poco para la ambición que ha demostrado el salmantino en más de una ocasión.

Por eso, Galán, salvo sorpresa final, se ha asegurado la compra de Scottish Power al pagar casi el doble de lo que ofreció E.ON hace un año por la misma empresa. “Cicateros los alemanes”, dijo ayer. El caso es que los escoceses recomiendan a sus accionistas vender y se han comprometido a no buscar una oferta alternativa, como hizo Endesa con la de Gas Natural. Y si al final la operación no se hace, Scottish deberá pagar 74 millones de euros a la española. ¿Y la fusión con Unión Fenosa? No se cierran las puertas, pero “si uno más uno no suman dos, no nos interesa”, dijo Galán.

La participación de los accionistas se diluye un 21%

Así, Florentino queda en fuera de juego. En breve la Comisión Nacional de la Energía (CNE) debe notificar si autoriza a ACS ampliar su participación en Iberdrola del 10% actual hasta el 24,9%. Ese es su deseo. Para ello, tendría que poner encima de la mesa, a precios de cierre de mercado de ayer, 4.335 millones de euros.

Pero esa es la vieja Iberdrola. La nueva Iberdrola, que si toda va bien en abril de 2007 sumará Scottish Power, será más cara porque la participación de ACS -y la de todos los accionistas- se diluiría un 21% -porcentaje que caerá en manos de los actuales socios de la escocesa-. Por lo tanto, a Florentino Pérez le costaría alcanzar el 25% de la nueva empresa fusionada otros 4.300 millones de euros más. El movimiento defensivo de Galán, por tanto, les costaría a Pérez y a los accionistas de ACS, los hermanos Juan y Carlos March y los Albertos, Alberto Cortina y Alberto Alcocer, más de 4.000 millones de euros adicionales.

Eso sí, la nueva eléctrica será un auténtico gigante mundial. Tercera eléctrica europea por capitalización bursátil, tras EdF y E.ON, líder mundial en energías renovables y con más de 21 millones de clientes en todo el mundo. Según Galán, sumarían un Ebitda de 8.000 o 9.000 millones de euros. “Con esas cifras, las posibilidades son enormes”.

Asegura Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, que tienen una magnífica relación, que hablan mucho, que se llaman por teléfono a menudo, más ahora con la operación de Scottish Power… Pero lo cierto es que Florentino Pérez, primer espada de ACS, dueño del 10% de la eléctrica, no las tiene todas consigo y uno y otro no terminan de fiarse. De hecho, la compra de Scottish no beneficia en nada al ex presidente del Real Madrid. Ahora, hacerse con un paquete relevante de Iberdrola (24,9%), como era la intención del de ACS, resulta mucho más caro.