Es noticia
Menú
Diferencias con Fornesa provocan la salida de Vilarasau de la Fundación La Caixa
  1. Mercados

Diferencias con Fornesa provocan la salida de Vilarasau de la Fundación La Caixa

Nacieron el mismo año, 1931, en la misma ciudad, Barcelona, y fueron al mismo instituto, el La Salle Bonanova, donde hicieron buenas migas. Luego coincidieron en

Foto: Diferencias con Fornesa provocan la salida de Vilarasau de la Fundación La Caixa
Diferencias con Fornesa provocan la salida de Vilarasau de la Fundación La Caixa

Nacieron el mismo año, 1931, en la misma ciudad, Barcelona, y fueron al mismo instituto, el La Salle Bonanova, donde hicieron buenas migas. Luego coincidieron en La Caixa, entidad financiera insignia de Cataluña, donde uno, Ricardo Fornesa, sustituyó en la presidencia al otro, Josep Vilarasau, en marzo de 2003. Pero ahora todo eso se ha acabado.

Según ha podido saber este periódico, Vilarasau saldrá el próximo mes de enero de la presidencia de la Fundación La Caixa, el que se presumía iba a ser su retiro dorado tras dejar la primera línea de la entidad. Se va por discrepancias con Fornesa en la gestión de la fundación. Su puesto será ocupado por este último. “Vilarasau era más partidario de dedicar la obra social de la caja a la cultura y la ciencia, pero Fornesa quería que la fundación se dedicara principalmente a los programas sociales”, aseguran fuentes bien informadas.

La Fundación La Caixa ha negado diferencias en la filosofía de la gestión y señala como causa del relevo la necesidad de reformar los estatutos internos para adecuarlos a la nueva ley catalana. En realidad, según la Fundación, se trataría de volver al funcionamiento normal desde que ésta se creó en 1991: la presidencia de la caja y la de la fundación recaen en la misma persona. Precisamente, eso cambió sólo en 2003 cuando Vilarasau dejó la caja.

Pérdida progresiva de poder

En diciembre de 2004, sin embargo, casi dos años después de la llegada de Vilarasau a la fundación, Fornesa decidió nombrar a José Francisco Conrado de Villalonga director de la Obra Social, una figura nueva que pasó a ser el número dos del ex presidente. Según la nota de prensa remitida por la entidad, “la designación de Conrado de Villalonga se produce en el contexto de replanteamiento de objetivos de la Obra Social de la Caixa”.

Según esa nota, “los objetivos establecen un mayor crecimiento de las actividades socio-asistenciales, con el acento puesto en problemas como la marginación, exclusión social y dependencia”.

Precisamente, el Plan Estratégico 2004-2006 aprobado por Fornesa a finales de 2004 incidió en esa dirección: para 2007, el presupuesto que la fundación destinará a programas sociales será del 71,6% del total frente al 22% que se dedicará a programas culturales y medio ambiente. Porcentajes que nada tienen que ver con los de 2003 y 2004, con Vilarasau pleno de poder: más del 55% a cultura y medio ambiente, menos del 37% a labores sociales. Ahí residen las diferencias y la razón de su salida.

Nacieron el mismo año, 1931, en la misma ciudad, Barcelona, y fueron al mismo instituto, el La Salle Bonanova, donde hicieron buenas migas. Luego coincidieron en La Caixa, entidad financiera insignia de Cataluña, donde uno, Ricardo Fornesa, sustituyó en la presidencia al otro, Josep Vilarasau, en marzo de 2003. Pero ahora todo eso se ha acabado.