Es noticia
Menú
Antes de elegir el tipo de pintura, comprueba que sea ecológica
  1. Medioambiente
  2. Soy Eco
Ecología en el hogar

Antes de elegir el tipo de pintura, comprueba que sea ecológica

Con la llegada del buen tiempo, son muchos los que se deciden a pintar en casa. Antes de escoger el color o la textura, piensa en tu salud y en la del medio ambiente

Foto: Llega el mejor momento del año para pintar el hogar (Fuente: iStock)
Llega el mejor momento del año para pintar el hogar (Fuente: iStock)

Coincidiendo con el avance de la primavera, y pese a que el paso constante de borrascas no deja de sucederse, los días de sol empiezan a ganar terreno en las previsiones meteorológicas, circunstancia que muchos aprovechan para desempolvar pinceles y rodillos y atreverse a pintar en casa.

Los comerciantes lo saben y por eso los escaparates de las droguerías de barrio y los centros de bricolaje se han vuelto a llenar de botes de pintura apilados con el cartel de oferta. Pero, antes de elegir el color y las texturas, hay que conocer algunos aspectos de las pinturas para eludir el riesgo de intoxicar los ambientes de nuestro propio hogar y mitigar los que causan tanto su fabricación y como su residuo.

Aunque cada vez son más las marcas que optan por compuestos de baja toxicidad, buena parte las pinturas y los barnices que encontramos en comercios siguen estando elaboradas con productos químicos derivados del petróleo que pueden generar emanaciones tóxicas para la salud, afectando no sólo a quienes pintan, sino a los habitantes del hogar, incluso mucho tiempo después de haber pintado.

Foto: Hay que tener cuidado con el uso de productos químicos en el hogar (Foto: OSU)

Aunque cada vez son menos frecuentes en el mercado, todavía siguen comercializándose pinturas sintéticas que emplean disolventes clorados tan inestables como el tricloroetileno o clorobenceno, capaces de liberar compuestos orgánicos volátiles (COVs) al simple contacto con la temperatura ambiente, provocando un serio problema de contaminación si son vertidas de manera incorrecta en el entorno.

La exposición a algunos de estos compuestos, como el xileno, el propano, el etilenglicol o la propia acetona, puede provocar reacciones alérgicas de leves a muy graves dependiendo de la sensibilidad del organismo de quien se vea expuesto a ellos, por lo que mucho antes de elegir un tipo de pintura por el color, la textura o el precio es necesario examinar con detenimiento la información de la etiqueta y asegurarnos de que no contenga ninguno de estos componentes.

placeholder Lineal de pinturas en un centro comercial (REUTERS P.Noble)
Lineal de pinturas en un centro comercial (REUTERS P.Noble)

Como nos recuerdan los propios fabricantes la exposición a las sustancias tóxicas presentes en la pintura se produce sobre todo durante su aplicación y el período de secado, pero lo que esconden algunas marcas es que pueden seguir emanando dichas sustancias durante meses e incluso años, contaminando la atmósfera del interior de la vivienda.

Por todo ello, si nos disponemos a aprovechar los días cálidos y soleados de las próximas semanas para pintar alguna habitación del hogar, es más que recomendable optar por pinturas ecológicas, como las elaboradas a partir de látex sobre base acuosa, ya que no contienen este tipo de compuestos tóxicos y la cantidad de disolvente empleada para integrar las resinas es muy pequeña, por lo que no suponen ningún riesgo para nuestra salud y la del medio ambiente.

Muchas de ellas están elaboradas principalmente a base de aceites vegetales como el lino, resinas naturales como la caseína o a partir de cítricos o silicatos cuando son para exteriores. Los pigmentos no están elaborados con metales pesados sino con tierras, minerales y diversos productos naturales mucho más inocuos para el entorno.

La exposición a las sustancias tóxicas presentes en la pintura va más allá de su aplicación, y puede extenderse durante años

Además, y al contrario que las plásticas, las pinturas ecológicas no crean una capa impermeable sobre el yeso o el cemento de la pared pintada, sino que dejan respirar los muros eludiendo así la condensación. Debido al aumento de la demanda cada vez resultan más habituales en los comercios, no son mucho más caras y actualmente permiten las mismas aplicaciones respetando el medio ambiente.

Pero si queremos ir un paso más allá y no solo evitar el riesgo de intoxicación sino aportar higiene y salubridad a nuestra vivienda, existe una alternativa tradicional a las pinturas sintéticas que está volviendo a ganar adeptos entre los pintores. Se trata de la opción más ecológica de todas: la pintura a la cal.

El uso de la cal para pintar fachadas e interiores de viviendas es una de las características fundamentales de la denominada arquitectura popular. Sin embargo, el encalado de las casas (en algunos pueblos incluso se le daba cal a las aceras) no obedece tan solo a cuestiones estéticas, sino que es una respuesta práctica y económica a la necesidad de mantener las viviendas frescas allí donde el sol cae con fuerza durante buena parte del año.

Foto: Muchos de los productos químicos de limpieza que utilizamos son perjudiciales para el medio ambiente. Foto: Unsplash

Absolutamente transpirables y cien por cien natural, la cal actúa como un poderoso reflectante solar, favoreciendo un ambiente fresco en el interior de las casas incluso en los días más caluroso de verano. Pero es que además, y gracias a su reconocido efecto antiséptico, es uno de los mejores aliados para reducir la presencia de gérmenes en el hogar, resultando muy eficaz en la lucha contra las plagas domésticas de insectos.

Si a todo ello unimos que la pintura a la cal está exenta de cualquier tipo de sustancias plásticas y no contiene disolventes ni contaminantes volátiles, podemos afirmar que la cal sigue siendo la opción más sana y ecológica. Además hoy en día esta técnica ha cambiado mucho, ofreciendo todo tipo de acabados, tanto para interior como para exterior. Una alternativa totalmente homologable a cualquier otra, pues ni mancha ni se deshace con la humedad.

Coincidiendo con el avance de la primavera, y pese a que el paso constante de borrascas no deja de sucederse, los días de sol empiezan a ganar terreno en las previsiones meteorológicas, circunstancia que muchos aprovechan para desempolvar pinceles y rodillos y atreverse a pintar en casa.

Ecología Primavera Pintura
El redactor recomienda