El término 'basuraleza' llama a la puerta de la RAE para pasar al diccionario
  1. Medioambiente
  2. Soy Eco
En el día internacional de la palabra

El término 'basuraleza' llama a la puerta de la RAE para pasar al diccionario

Proyecto Libera ha puesto en marcha una campaña de participación ciudadana para apoyar la candidatura de esta palabra a ingresar en el Diccionario de la Real Academia Española (RAE).

Foto: 'Basuraleza', una nueva palabra para nombrar un viejo problema (EFE/ R. Alves)
'Basuraleza', una nueva palabra para nombrar un viejo problema (EFE/ R. Alves)

Si una realidad no tiene nombre no puede darse a conocer. Eso es lo que opinan en Proyecto Libera, el movimiento creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes para luchar contra el abandono de basura en el campo desde el que, aprovechando la celebración del Día Internacional de la Palabra que se celebra hoy 23 de noviembre, quieren que el término ‘basuraleza’ sea reconocido oficialmente por la Real Academia Española y se incorpore a nuestro diccionario.

Tras consultar con expertos e investigadores especializados en biodiversidad, Proyecto Libera creó y puso en circulación la palabra “basuraleza” en marzo de 2018 como alternativa al término inglés ‘littering’, con el que hasta entonces se venía citando el grave problema medioambiental del abandono de residuos en espacios naturales.

El abandono de basura en el campo es una amenaza directa a la conservación de la naturaleza, un problema que requiere nombre

El nombre en castellano, que surgió de la unión de los términos basura y naturaleza, es ágil, directo y entendible por parte de toda la ciudadanía. Una nueva voz que llega para definir un grave problema ambiental y generar conciencia y que ya ha sido reconocido por la Fundeu.

Ahora desde Libera defienden que ha llegado el momento de dar oficialidad a una palabra que ha tenido más de 1.300 menciones espontáneas en medios de comunicación, tanto audiovisuales y escritos (como en El País, El Mundo, El Confidencial, TVE, Antena 3 o Telecinco) y ha viajado hasta todos los países hispanohablantes, apareciendo en medios como Clarín (Argentina) o El Sol (México).

Foto: Acción de la campaña '1m2 por la naturaleza' de Proyecto Libera (Ecoembes)

Además, numerosas instituciones, administraciones y grandes nombres del mundo de las letras han reconocido su necesidad. Académicos de la RAE como Antonio Muñoz Molina, el reciente ganador del Premio Nacional de las Letras, José María Merino o escritoras de reconocido éxito como Irene Vallejo (autora de 'El infinito en un junco') así como numerosos periodistas y políticos han usado el término en sus artículos y discursos, mientras que algunas editoriales escolares como Santillana o Hachette ya la han incluido en sus libros de texto.

placeholder Voluntarios recogiendo basuraleza de una playa (EFE Carlos Barba)
Voluntarios recogiendo basuraleza de una playa (EFE Carlos Barba)

Por todo ello hoy, Día Internacional de la Palabra, y bajo el lema 'Recojamos Basuraleza en el diccionario para sacarla de la naturaleza', Libera ha puesto en marcha una campaña de participación ciudadana para apoyar la candidatura de la palabra a ingresar en el diccionario de la RAE. A través de una dinámica página web ha creado un sillón virtual de la Academia para que, sin moverse de casa, los usuarios puedan mostrar su apoyo a través de Twitter mediante el uso del hashtag #RecojamosBasuraleza.

El impacto de la basuraleza sobre la vida silvestre es uno de los campos mejor analizados hasta la fecha. En 1997, una exhaustiva revisión contabilizaba 247 especies afectadas. Nueve años después, en 2016, un nuevo informe triplicaba el dato hasta las 800 especies, aunque para entonces ya se empezaban a estimar por encima de 1.400 las especies marinas y acuáticas afectadas directamente por la basuraleza.

Foto: Recogida de residuos en playas. (EFE)

La incidencia es especialmente grave en el caso de la fauna y flora amenazadas. Por el momento, se estima que un 17% de las especies afectadas por la basuraleza forma parte de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Por ello, el Proyecto Libera trabaja para concienciar y poner solución a este grave problema a través del conocimiento, la prevención y la participación.

placeholder Las colillas son el principal residuo de la basuraleza (EFE/ S.Mariscal)
Las colillas son el principal residuo de la basuraleza (EFE/ S.Mariscal)

“La mejor manera de trasladar un problema del campo a la sociedad es crear la herramienta con la que los seres humanos nos comunicamos; la palabra. Internacionalmente el término littering está totalmente reconocido. Tres años después de que lanzáramos el término basuraleza vemos que socialmente está reconocido, pero su inclusión en la RAE significaría el paso final para que este grave problema ambiental tenga nombre en la lengua española”, asegura Miguel Muñoz, coordinador del Proyecto Libera desde SEO/BirdLife.

Por su parte, Sara Güemes, coordinadora del proyecto desde Ecoembes, afirma que “no podemos ser capaces de dimensionar un problema si no tenemos una palabra que lo defina. Queremos conseguir que se reconozca la palabra ‘basuraleza’, para que los ciudadanos sean conscientes de su gravedad y se sientan parte de la solución. Cuanto antes entre en nuestro vocabulario, antes saldrá de la naturaleza.

RAE Basura Mundo sostenible
El redactor recomienda