La central nuclear de Ascó vuelve a parar por una emergencia
  1. Medioambiente
  2. Energía
la licencia expira en 2025

La central nuclear de Ascó vuelve a parar por una emergencia

La instalación, operativa desde 1984, vuelve a dar problemas menos de un año después de que el segundo reactor tuviera que detenerse por un problema en junio

Foto: Vista de Ascó desde Mayals. (EFE)
Vista de Ascó desde Mayals. (EFE)

Un fallo en el sistema de protección del reactor ha obligado a parar a la central nuclear Ascó 1 (Tarragona) esta semana, según informa el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). La causa de esta actuación del sistema de protección del reactor ha sido el fallo de una tarjeta electrónica que ha provocado el cierre inmediato de las tres válvulas del control de agua de la alimentación principal.

El cierre de estas válvulas ha originado una alta presión en la descarga de las turbobombas de agua de alimentación principal, lo que ha causado su parada y a su vez la de la turbina, y, al estar la potencia por encima del 34 %, también la del reactor. También ha provocado el arranque automático del sistema de agua de alimentación auxiliar -que consta de dos bombas motorizadas y una turbombomba-, aunque la turbobomba se ha disparado y ha sido declarada inoperable.

Durante el verano de 2020 Ascó II notificó una parada de emergencia tras detectar un fallo en el motor de una bomba

La central nuclear estaba operando al cien por cien, en el llamado modo 1, cuando ha ocurrido este suceso y ahora se halla en modo 3, estable. Según el CSN, el suceso no ha tenido impacto en los trabajadores, el público ni en el medioambiente.

Todavía no se ha clasificado en la escala INES (Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos que consta de siete niveles) porque se está analizando qué ha ocurrido.

placeholder Central nuclear de Ascó I.
Central nuclear de Ascó I.

No es la primera vez que la central nuclear tarraconense tiene problemas. Hace menos de un año, durante el verano de 2020, el segundo reactor de la central, Ascó II, notificó una parada de emergencia tras detectar un fallo en el motor de una bomba. De hecho, el problema fue tan severo que la central tuvo que disminuir su producción y llegar a desconectarse de la red eléctrica para poder llevar a cabo las reparaciones necesarias.

Foto: Reducir las emisiones es prioritario. Foto: Unsplash/@shaikhulud

El primer reactor de la central nuclear de Ascó empezó a funcionar en el año 1984, seguido por el segundo que lo hizo en 1986. En total, su producción energética está situada en los 16.207 Gigavatios/hora al año, lo que supone, aproximadamente, el 6,4% del total de la electricidad consumida en nuestro país. Las licencias para cada uno de los reactores que tienen los operadores (Endesa e Iberdrola) expiran en le año 2023 (para el primer reactor) y en 2025 (para el segundo), aunque podrían ser prorrogables hasta el año 2030.

Energía nuclear Centrales nucleares
El redactor recomienda