Es noticia
Menú
"O te vas de aquí, o te mato". El ex del Sevilla Mbia, acusado de malos tratos por su mujer
  1. Jurídico
Jugó en el Fuenlabrada hasta enero

"O te vas de aquí, o te mato". El ex del Sevilla Mbia, acusado de malos tratos por su mujer

La todavía esposa del futbolista franco-camerunés ha iniciado acciones legales contra él tras un episodio violento sucedido hace unos meses en su domicilio en Boadilla del Monte

Foto: En primer plano, el futbolista Mbia celebrando un gol con el Sevilla. (EFE/José Manuel Vidal)
En primer plano, el futbolista Mbia celebrando un gol con el Sevilla. (EFE/José Manuel Vidal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El pasado 9 de diciembre, la mujer del futbolista franco-camerunés Mbia, ex del Sevilla y del Fuenlabrada, se presentó ante la Policía Municipal de Boadilla del Monte para denunciar el presunto episodio de violencia de género sufrido en la madrugada del día anterior. Los hechos sucedieron en el domicilio que ambos compartían en la localidad madrileña. Según consta en el atestado policial, y tras una fuerte discusión, él le gritó diciéndole que debía abandonar la vivienda, procediendo, acto seguido, a tirar su ropa y pertenencias fuera de los armarios. Ella respondió que dejaría la casa, pero que lo haría llevándose consigo a sus hijos, de 11 y nueve años. Los niños se quedan, le advirtió Mbia, según el relato recogido en el documento que redactaron los agentes.

*Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí

En ese momento, según la denunciante, el futbolista la agarró del cuello y retorció su brazo derecho. Después, la arrastró hasta el dormitorio común, la tiró sobre la cama y la amenazó de muerte. "O te vas de aquí, o te mato. Vas a salir sí o sí. Ya verás. Voy a hacer algo que voy a lamentar, a lo mejor voy a la cárcel", le dijo su esposo, según declaró la mujer ante los agentes. "¿Teme por su vida?", le preguntó uno de los policías mientras le tomaba declaración. "Manifiesta que sí", se recoge en el atestado. Junto con la descripción de los hechos, la denunciante aportó un parte de lesiones y solicitó una orden de protección.

Los hechos sucedieron cuando Mbia era jugador del Fuenlabrada, equipo por el que fichó el pasado verano, cuando aún militaba en la segunda división del fútbol español —la próxima temporada lo hará en 2ª B tras descender de categoría—. Semanas después del episodio, ya en enero, el club hacía público que el futbolista había solicitado rescindir su contrato por "un tema personal grave", petición a la que la entidad madrileña accedió sin que trascendieran los motivos. Días después, en Turquía se anunciaba la incorporación del franco-camerunés al Tuzlaspor, equipo de la primera categoría del país.

placeholder Mbia, durante un partido con Camerún ante Costa de Marfil. (EFE)
Mbia, durante un partido con Camerún ante Costa de Marfil. (EFE)

En su denuncia policial, la mujer de Mbia aseguró que lo ocurrido en su domicilio de Boadilla del Monte no había sido el primer episodio de violencia machista. Según su relato, llevaba sufriendo agresiones por parte de su marido desde 2012, con una especialmente grave en 2019, cuando él militaba en el Wuhan Zall chino. En dicha ocasión no le denunció.

Desde que saliera del Stade Rennes francés en 2009 rumbo al Olympique de Marsella (2009-2012), los cambios de club del jugador han sido constantes. Tras una temporada en el Queens Park Rangers inglés (2012-2013), Mbia jugó en el Sevilla las dos siguientes temporadas, en donde ganó dos Europa League. A partir de ahí, inició un lento declive, pasando por ligas y clubes cada vez de menor entidad. En 2015, inició su primera andadura en Turquía en el Trabzonspor. Al año siguiente, fichó por el Hebei China Fortune chino, en donde permaneció dos años antes de volver a Francia, al Toulouse, en el que solo jugó cinco partidos. Tras ello, retornó a China para militar el Wuhan Zall, el Shanghái Shenhua y el Wuhan F.C., antes de fichar por el Fuenlabrada.

Medidas de protección

Tras su denuncia ante la Policía de Boadilla del Monte, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer n.º 1 de Móstoles dictó un auto, fechado el 10 de diciembre de 2021, en el que apreciaba indicios de la comisión de un delito de lesiones y calificaba la situación de la mujer de "riesgo medio" (valoración que implica, entre otras medidas, la vigilancia ocasional del domicilio de la víctima o la posibilidad de comprobar periódicamente el cumplimiento de las medidas por parte del presunto agresor). Asimismo, dictaba una orden de protección con una serie de medidas civiles consistentes en otorgar la custodia de los dos hijos a la madre, así como el uso de la vivienda familiar; la suspensión del régimen de visitas respecto de Mbia y la imposición de una pensión de alimentos de 1.000 euros por cada menor.

Foto: Carteles contra la violencia de género. (EFE/Sáshenka Gutiérrez)

Al no presentar demanda de divorcio en los 30 días siguientes a la adopción de medidas civiles, tal y como fija la ley, estas caducaron (salvo la orden de alejamiento). En ese momento, según señala la defensa de la mujer de Mbia en la demanda presentada el pasado 5 de julio en el juzgado de Móstoles, el futbolista dejó de pagar la pensión de alimentos de los dos hijos y el alquiler de la vivienda, y realizó una serie de acciones que han provocado que la madre tema que esté intentando sacarlos del país.

El escrito describe cómo Mbia, durante la última semana de clases, se presentó en el colegio en el que están matriculados los niños y trató de llevárselos consigo, aunque los profesionales del centro rechazaron que pudieran irse con él. Además, solicitó una copia de las notas del último curso de los menores, documentación que serviría para matricularlos en Camerún.

La mujer teme que quiera llevarse a los niños a Camerún, país con el que no hay instrumentos para evitar la sustracción de menores

El escrito, firmado por la letrada Carmen Varela y al que ha tenido acceso El Confidencial, solicita al juez que, "con carácter urgente e inaudita parte" (esto es, sin escuchar previamente a Mbia, dada la gravedad de la situación), le entregue la custodia de los niños a la madre y suspenda el régimen de visitas del padre. Además, pide que se le vuelva a imponer una pensión de alimentos en favor de los hijos y se le conceda a ella el uso de la vivienda familiar. Y, por último, reclama que no se permita sacar a los niños del país y se le exija al padre que, si tiene algún pasaporte de sus hijos, lo deposite en el juzgado.

La defensa de la mujer de Mbia teme que la intención del futbolista sea llevarse a los menores a Camerún, país en el que él es una estrella (milita en la selección nacional) y que no ha suscrito el Convenio de La Haya sobre Sustracción de Menores, por lo que no existe ningún instrumento legal con el que reclamar el retorno de los mismos si este se declarara ilegal. Además, relata que, en las últimas semanas, ella ha tenido que llamar a la Policía de Boadilla del Monte al comprobar que había un hombre merodeando en el entorno de su domicilio.

El pasado 9 de diciembre, la mujer del futbolista franco-camerunés Mbia, ex del Sevilla y del Fuenlabrada, se presentó ante la Policía Municipal de Boadilla del Monte para denunciar el presunto episodio de violencia de género sufrido en la madrugada del día anterior. Los hechos sucedieron en el domicilio que ambos compartían en la localidad madrileña. Según consta en el atestado policial, y tras una fuerte discusión, él le gritó diciéndole que debía abandonar la vivienda, procediendo, acto seguido, a tirar su ropa y pertenencias fuera de los armarios. Ella respondió que dejaría la casa, pero que lo haría llevándose consigo a sus hijos, de 11 y nueve años. Los niños se quedan, le advirtió Mbia, según el relato recogido en el documento que redactaron los agentes.

Violencia de género Sevilla Fuenlabrada Boadilla del Monte HIjos
El redactor recomienda