Es noticia
Menú
Fuente de litigios vs. oportunidad de negocio: las ETT, divididas ante la reforma laboral
  1. Jurídico
La incertidumbre sigue presente

Fuente de litigios vs. oportunidad de negocio: las ETT, divididas ante la reforma laboral

Las dudas sobre el nuevo contrato fijo discontinuo siguen inundando a las empresas de trabajo temporal, que planean sentarse a renegociar próximamente sus convenios

Foto: La hostelería se ha visto tradicionalmente afectada por la piratería. (Unsplash)
La hostelería se ha visto tradicionalmente afectada por la piratería. (Unsplash)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Tras dos semanas desde la plena entrada en vigor de la reforma laboral, las dudas sobre las nuevas medidas siguen muy presentes entre las empresas de trabajo temporal (ETT). Y no es para menos: uno de los grandes cambios que introdujo la norma, y que está vigente desde el pasado 1 de abril, es la eliminación del contrato por obra y servicio, habitual en estas compañías. En 2021, cerca del 37% de los empleados de ETT estaba sujeto a esta modalidad, según datos del Ministerio de Trabajo. Ahora, sin embargo, estas organizaciones deberán decantarse por el contrato fijo discontinuo, la figura estrella del departamento de Yolanda Díaz que, sin embargo, todavía genera mucha confusión.

"Está siendo un cambio grande para las ETT. Hasta ahora, la jurisprudencia no les permitía utilizar este tipo de contrato y, ahora, la reforma apenas les deja otra opción", comenta Silvia Martín, abogada experta en derecho laboral en Ceca Magán. Una opinión que comparte Antonio Pedrajas, socio director de Abdón Pedrajas Littler, que agrega que desde el despacho están recibiendo muchas consultas sobre los contratos fijos discontinuos de empresas en general, "pero específicamente por parte de las ETT", asegura.

Foto: La hostelería es uno de los sectores más afectados por la eliminación del contrato de obra y servicio. (EFE/Javier Zorrilla)

Los interrogantes se deben principalmente a la falta de concreción del texto legal, que permite expresamente a estas compañías la contratación por medio de esta figura, pero que no hace ningún desarrollo posterior, dejando muchas cuestiones en el aire. Entre ellas, enumera el socio, cómo se realizará el cálculo de la antigüedad de estos empleados, cómo se gestionarán los llamamientos o cómo computarán los periodos de actividad e inactividad a efectos de vacaciones o indemnizaciones por despido. Asimismo, otra duda frecuente y crítica para las ETT, agrega Pedrajas, es si los fijos discontinuos podrán ser trabajadores a tiempo parcial. "Lo natural es pensar que sí, pero el artículo 16 [donde se introduce el nuevo contrato] no lo especifica", lamenta.

Una incertidumbre que, para Xavier Pallarés, socio de laboral de Deloitte Legal, se podrá resolver de dos maneras. La primera, en los juzgados. "Muchas de estas dudas acabarán ante los tribunales. En dos o tres años, tranquilamente, tendremos sentencias sobre esta materia", augura el abogado. Una opinión que comparte Enrique Duarte, director comercial de Workout, una ETT especializada en el sector media y eventos. "La jurisprudencia va a solucionar muchas de las dudas que se nos están presentando", opina.

Foto: Playa de Las Canteras en Las Palmas de Gran Canaria. (EFE/Elvira Urquijo A.)

La segunda, por negociación colectiva. Esta solución, de hecho, está siendo barajada por muchas compañías, que ya planean sentarse con los representantes legales de los trabajadores para adaptar sus normativas específicas a las nuevas reglas de contratación temporal y aclarar las cuestiones más polémicas. Buen ejemplo de ello es Asempleo. Su presidente, Andreu Cruañas, asegura estar en contacto con las organizaciones sindicales para llevar a cabo estas adaptaciones.

Muchas compañías planean sentarse con los sindicatos para adaptar los convenios colectivos

Algo necesario teniendo en cuenta la reciente modificación legislativa que incrementó la cuantía de las multas por infracciones en materia laboral. "Si hay una contratación indebida, las sanciones son ahora muchos más graves que antes. Se penaliza mucho más", recuerda Pallarés.

Oportunidad de negocio

Ahora bien, a pesar de la confusión generalizada, muchas ETT ven con buenos ojos los cambios normativos y consideran que puede suponer una oportunidad de negocio. "Hay incertidumbre, pero también optimismo", resume Martín, de Ceca Magán. E indica que el contrato de fijo discontinuo específico para estas organizaciones no será temporal, "pero sí más flexible que otros", por lo que podrá suponer un valor añadido para los sectores muy acostumbrados a la contratación de obra y servicio que, sin embargo, ya no pueden recurrir a ella, pero siguen teniendo necesidades puntuales de servicio y de especialización que no pueden cubrir con un indefinido.

Foto: Pleno del Congreso tras aprobarse la reforma laboral. Kiko Huesca (EFE) Opinión

En la misma línea se pronuncia Duarte, que considera que los nuevos cambios exigirán una mayor especialización en las áreas de actividad de los clientes. "Esto nos obliga a diferenciarnos, a hacer un estudio previo de cada sector, estudiar sus tiempos de temporalidad y qué perfiles necesitan para ver qué tipo de contrato se ajusta mejor en cada caso. Puede haber empresas que tengan necesidades puntuales que sean periódicas o esporádicas", relata.

Por su parte, Cruañas celebra la novedad de que las ETT puedan hacer uso del fijo-discontinuo para cubrir puestos de trabajo temporales. "Va a suponer un primer avance cualitativo en la consolidación de esta figura. Por un lado, las personas trabajadoras van a ver reforzada su estabilidad mediante un contrato de naturaleza indefinida que puede multiplicar sus oportunidades y mejorar su empleabilidad. Por otra parte, las empresas dispondrán de una excelente herramienta de flexibilidad, acorde con sus necesidades, con candidatos idóneos y, sobre todo, con seguridad jurídica", comenta.

Tras dos semanas desde la plena entrada en vigor de la reforma laboral, las dudas sobre las nuevas medidas siguen muy presentes entre las empresas de trabajo temporal (ETT). Y no es para menos: uno de los grandes cambios que introdujo la norma, y que está vigente desde el pasado 1 de abril, es la eliminación del contrato por obra y servicio, habitual en estas compañías. En 2021, cerca del 37% de los empleados de ETT estaba sujeto a esta modalidad, según datos del Ministerio de Trabajo. Ahora, sin embargo, estas organizaciones deberán decantarse por el contrato fijo discontinuo, la figura estrella del departamento de Yolanda Díaz que, sin embargo, todavía genera mucha confusión.

Reforma laboral Trabajo temporal
El redactor recomienda