Es noticia
Menú
El Arroyo de la Arroyada: un problema de Ayuntamiento, Comunidad y Gobierno
  1. España
  2. Madrid
desprendimientos

El Arroyo de la Arroyada: un problema de Ayuntamiento, Comunidad y Gobierno

El cauce del Arroyo de la Arroyada se vio gravemente damnificado causando inundaciones y daños en las parcelas colindantes. Pero la reacción de los vecinos de Arroyomolinos no se hizo esperar

Foto: Terreno desprendido por la erosión en Arroyomolinos.
Terreno desprendido por la erosión en Arroyomolinos.

A menudo, las lluvias torrenciales suelen ser perjudiciales para los territorios que las sufren tanto por la cantidad de agua que cae en pocos días por metro cuadrado como por la violencia con la que lo hace. Ese es uno de los principales problemas de una parte de los vecinos de Arroyomolinos desde hace varios años y, al no existir punto de encuentro entre los (hasta tres) organismos competentes en la materia de la zona, la problemática se repite tormenta tras tormenta provocando la consiguiente indignación y desesperación de los propietarios cuyas viviendas se encuentran cerca del cauce del Arroyo de la Arroyada y que corren riesgo de desprenderse cuando el temporal arrecia.

Durante el fin de semana de Todos los Santos muchas zonas de España sufrieron fuertes tormentas por el llamado ‘río atmosférico’, lo que desencadenó el primer gran temporal del otoño de 2021. Y el cauce del Arroyo de la Arroyada se vio gravemente damnificado causando inundaciones y daños en las parcelas colindantes. Pero la reacción de los vecinos de Arroyomolinos no se hizo esperar, en especial de los que residen en las calles Álamo y Alameda, que rápidamente alertaron al Ayuntamiento del municipio reclamando una solución de una vez por todas.

Foto: Terreno desprendido por la erosión en Arroyomolinos.

El Consistorio, plenamente consciente de los perjuicios ocasionados por el fenómeno atmosférico y del malestar subyacente entre los propietarios, no tardó en ponerse manos a la obra con varias acciones dirigidas a acabar con dicha cuestión. Solicitó de urgencia una reunión con las otras dos instituciones con competencias en el asunto: el Canal de Isabel II (perteneciente a la Comunidad de Madrid) y la Confederación Hidrográfica del Tajo (dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico). El Gobierno local pidió la implicación necesaria de todos para atajar el problema y las autorizaciones pertinentes para llevar a cabo las actuaciones precisas con el fin de evitar futuras crecidas del caudal que pueden erosionar más aún el territorio ya de por sí dañado tras cada tormenta.

En previsión, el Ayuntamiento se ha puesto en contacto con varias empresas especializadas para pedir presupuestos aunque las tareas de limpieza, reparación y saneamiento de la zona no podrán comenzar hasta que la Comunidad de Madrid y el Ministerio den luz verde a la operación. Precisamente es la compleja ubicación de las parcelas y del arroyo lo que provoca que las tres instituciones tengan competencias en el territorio.

El Consistorio encargó un peritaje de la zona en el que, tras una primera inspección, no se apreció riesgo de desprendimiento

No obstante, el equipo de Gobierno del Consistorio de Arroyomolinos ya se ha reunido con los vecinos afectados (única parte implicada que aún no había recibido explicaciones presenciales) con el fin de hacerles llegar las conclusiones extraídas y las decisiones tomadas en torno a las medidas concretas adoptadas para atajar definitivamente esta incómoda situación. Una de ellas ha sido solicitar al Canal de Isabel II el estudio de la retirada del colector situado debajo del puente peatonal que cruza el arroyo para evitar que pueda crearse un “efecto presa”.

Esta petición aún no ha obtenido respuesta por parte de la empresa de la Comunidad de Madrid aunque sí fue puesta en conocimiento de los vecinos a través de una carta dirigida a los propietarios de las viviendas y parcelas afectadas el pasado 4 de noviembre. Asimismo, el Consistorio encargó un peritaje de la zona a sus técnicos en el que, tras una primera inspección, no se apreció riesgo ni peligro inminente de desprendimiento que conllevara la evacuación o el desalojo de los vecinos. Eso sí, -detallan en el informe- queda pendiente una observación más detallada de los daños ocasionados. Según aclararon los técnicos, “las edificaciones se encuentran muy por encima del nivel del río por lo que existe gran distancia entre las viviendas y el límite del cauce”. Lo que sí concluyen es que pueden producirse más caídas de las vallas traseras o de alguna pequeña edificación complementaria por lo que se aconsejó, como medida general, que los propietarios de las parcelas no se acercasen a menos de diez metros del final de sus terrenos.

Por tanto, según ha anunciado el propio Ayuntamiento, ellos están liderando la coordinación entre instituciones para poder solventar uno de los problemas principales de Arroyomolinos, un municipio perteneciente a la Comunidad de Madrid que cuenta con más de 30.000 habitantes y que, tras cada inclemencia meteorológica, tiene que lamentar daños en los terrenos cercanos al Arroyo de la Arroyada debido al crecimiento de su caudal.

A menudo, las lluvias torrenciales suelen ser perjudiciales para los territorios que las sufren tanto por la cantidad de agua que cae en pocos días por metro cuadrado como por la violencia con la que lo hace. Ese es uno de los principales problemas de una parte de los vecinos de Arroyomolinos desde hace varios años y, al no existir punto de encuentro entre los (hasta tres) organismos competentes en la materia de la zona, la problemática se repite tormenta tras tormenta provocando la consiguiente indignación y desesperación de los propietarios cuyas viviendas se encuentran cerca del cauce del Arroyo de la Arroyada y que corren riesgo de desprenderse cuando el temporal arrecia.

Confederación Hidrográfica del Tajo Inundaciones
El redactor recomienda