Es noticia
Menú
Almeida ha eliminado cinco veces más sitios para aparcar que Carmena
  1. España
  2. Madrid
NO SOLO POR LAS TERRAZAS

Almeida ha eliminado cinco veces más sitios para aparcar que Carmena

El popular ha acabado con casi 5.000 plazas de aparcamiento, de las cuales menos de 2.000 tienen carácter reversible por la ampliación de las terrazas de los hosteleros

Foto: Un clásico atasco madrileño. (EFE)
Un clásico atasco madrileño. (EFE)

A veces los datos no concuerdan con las percepciones, especialmente en política. Manuela Carmena, la alcaldesa que diseñó Madrid Central y le planteó la guerra al tráfico rodado, eliminó menos de mil plazas de aparcamiento durante sus cuatro años de mandato, mientras que Martínez Almeida, que llegó a Cibeles prometiendo el final de las restricciones en el centro de la ciudad, no solo no cumplió su promesa electoral, sino que ha suprimido cerca de 5.000 zonas verdes y azules en sus dos años de mandato.

Eliminar plazas de aparcamiento en la calle es una de las medidas que más desincentivan el uso del transporte privado, ya que los conductores terminan por abandonar el coche ante la imposibilidad de estacionarlo. Al respecto, el ritmo de eliminación de plazas que lleva el actual alcalde no tiene parangón: 4.903 aparcamientos han desaparecido en dos años de mandato, siendo los distritos de Chamberí, Tetuán, Retiro y Centro los más beneficiados (o perjudicados, depende de su postura).

El distrito Centro destaca por encima de todos, ya que ha perdido 1.400 espacios para aparcar en los últimos seis años, lo que significa el 14% de las sitios para dejar el coche que tenía en 2015. Esto se debe, principalmente a las zonas que se han ido peatonalizando, pero también a la implantación de bolardos para evitar que se aparque sobre las aceras. Le sigue Tetuán, donde se han practicado múltiples intervenciones para ampliar las aceras, y Salamanca, afectado por los carriles bici y taxi en sus principales vías.

Más allá de las terrazas

Parte de la desaparición de plazas de aparcamiento se explica por su reconversión tras la pandemia en terrazas improvisadas de los bares. Sin embargo, los cálculos municipales estiman en 1.900 las plazas que se están ocupando actualmente, menos de la mitad de las que han desaparecido.

Foto: Manifestación en Madrid contra el crecimiento exponencial de las terrazas. (EFE)

Precisamente la devolución de estos espacios para aparcar está siendo uno de los focos de conflictos en los últimos meses. Los hosteleros piden que se mantengan para paliar las pérdidas durante el confinamiento mientras que los vecinos se quejan del ruido que producen estas instalaciones por las noches. En el borrador de la ordenanza se postula aprobar una moratoria de dos años, aunque se siguen haciendo reclamaciones. Desde Más Madrid se apuesta porque esas bandas de estacionamiento no regresen para los coches, pero tampoco en su totalidad a los hosteleros, quedando una parte dedicada a explorar otros usos para el ciudadano. El PSOE, por su parte, exige una mayor participación de la federación de vecinos, que a su vez pide la eliminación de estas terrazas definitivamente.

A veces los datos no concuerdan con las percepciones, especialmente en política. Manuela Carmena, la alcaldesa que diseñó Madrid Central y le planteó la guerra al tráfico rodado, eliminó menos de mil plazas de aparcamiento durante sus cuatro años de mandato, mientras que Martínez Almeida, que llegó a Cibeles prometiendo el final de las restricciones en el centro de la ciudad, no solo no cumplió su promesa electoral, sino que ha suprimido cerca de 5.000 zonas verdes y azules en sus dos años de mandato.

José Luis Martínez-Almeida Ayuntamiento de Madrid