REPROCHES A PADRES POR ALGUNAS AGLOMERACIONES

La salida de los niños crea alarma y destapa un pique soterrado: "Qué irresponsables"

La bronca en las redes sociales provoca la reacción de algunos ayuntamientos, que han anunciado que mañana empezarán a multar

Foto: Una niña lanza a canasta en el parque de la Dehesa de la Villa, en Madrid. (Carmen Castellón)
Una niña lanza a canasta en el parque de la Dehesa de la Villa, en Madrid. (Carmen Castellón)
Autor
Tiempo de lectura5 min

Durante esta cuarentena, los españoles están librando varias batallas en paralelo. La más importante, contra el virus, la estamos venciendo unidos. Las demás son enfrentamientos internos entre facciones, normalmente alineados en el eje izquierda-derecha, pero otros desbordan el marco y dividen longitudinalmente la sociedad. Una de ellas, soterrada pero muy presente desde que empezó el encierro, enfrenta al "lobby antiniños" contra el "lobby de los padres", según define cada uno al rival.

Los primeros llevan semanas acusando a los padres de presionar al Gobierno, sin justificación pediátrica o científica, para que los niños fueran los primeros en salir a la calle. Los padres, por su parte, consideran que la medida se ha tomado tarde y que los que se oponen a ella es porque no tienen hijos. Ganaron los padres, y los antiniños se la tenían guardada. El conflicto estalló ayer.

A última hora del domingo, las etiquetas más recurridas en redes sociales eran 'irresponsables', 'subnormales', 'país de pandereta' y 'niños en la calle'. Sumadas, suponen más de medio millón de reproches e insultos contra una presunta imprudencia de los padres durante la jornada de ayer. "Si no sabéis someteros a las reglas que ha impuesto el Gobierno, si sois gilipollas, no salgáis, que algunos llevamos dos meses encerrados", afirmó el cantante y actor Adrián Lastra, con 130.000 seguidores, uno de los primeros en levantar la voz. Después, una amalgama de ciudadanos se ha lanzado a por los padres, exigiendo multas o lamentando que tengamos que regresar a las medidas duras del confinamiento. "Hay imágenes en la prensa de padres irresponsables. Son la excepción, pero así no", escribió el periodista Jesús Cintora, otro de los pesos pesados de Twitter.

El origen de la indignación está en unas imágenes que han circulado por la red en las que se puede ver a personas que no respetan la distancia de seguridad, un clima que contrasta con la tranquilidad con la que se ha desarrollado la jornada en las calles de todo el país. "Las familias han cumplido 'con carácter general' las medidas para pasear con niños. La información que teníamos esta mañana por parte del Ministerio de Interior es que se estaban cumpliendo con carácter general todas las recomendaciones bajo las cuales se pueden efectuar estos paseos, vamos a ir viendo cómo evolucionan las cosas y si hiciera falta ajustar los criterios, lo haríamos" explicó a primera hora de la tarde Salvador Illa, ministro de Sanidad.

No obstante, este periódico ha podido comprobar que, si bien los casos de Twitter resultan excepcionales y se han respetado en líneas generales la distancia de seguridad entre personas, el resto de prohibiciones no se han cumplido tan a rajatabla. Se han visto familias enteras salir a pasear, cuando se exigía un solo progenitor por cada tres hijos, niños jugando en lugares sin casas alrededor o personas que, con la excusa de la relajación, han salido a pasear sin hijos ni intención de ir a la compra.

La opinión de Twitter no siempre va en sintonía con la calle, pero desde luego tiene impacto político. Si la semana pasada Twitter fue capaz de hacer rectificar al Gobierno en horas, hoy ha provocado la reacción de varios ayuntamientos. En Madrid, Valencia o Huelva, han respondido a la alarma social avisando a la población e incluso desplegando las policías municipales por los parques. En la capital, la policía municipal ha utilizado drones para controlar la situación en zonas de gran afluencia, como Madrid Río o el Parque del Oeste, y ha pasado la jornada disolviendo concentraciones humanas. Además, los agentes han multado a varios ciudadanos, informa Europa Press, en su mayoría por la presencia de familias enteras sin necesidad y por alejarse demasiado del domicilio. El alcalde Martínez-Almeida ha salido al paso en Twitter, pidiendo "mucha prudencia" y recordando a sus ciudadanos que no pueden alejarse más de un kilómetro de sus casas.

Más serios se han puesto en Valencia, donde el vídeo de varios niños jugando al fútbol ha provocado la reacción de la vicealcaldesa, Sandra Gómez: "Responsabilidad. Abrimos los jardines para pasear por entornos agradables no para jugar a fútbol. Pensad en qué piensan cuando ven esto los restaurantes y comercios cerrados, con el enorme esfuerzo económico que están haciendo. Advertencia: lo que no funcione se dará marcha atrás", escribió en Twitter. Por su parte, Aaron Cano, concejal de Protección Ciudadana de Valencia, en un tono más agresivo, ha anunciado que "la pedagogía se acaba hoy a las nueve de la noche" y que mañana empezarán las sanciones.

En Huelva, las autoridades han tenido que llamar al orden por el "numeroso grupo de personas detectado que está incumpliendo las normas del confinamiento" y han puesto a toda la policía municipal a patrullar la ciudad. En un comunicado, el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Luis Albillo, ha manifestado su preocupación al ponerse en riesgo "todo lo avanzado con tanto sacrificio".

A las críticas se ha sumado el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que a última hora del día daba las gracias a las familias que habían cumplido las medidas marcadas por Sanidad, si bien reconocía que "se han dado imágenes inaceptables. Solo saldremos si somos conscientes del peligro extremo que supone el covid-19. La salud de todos depende de todos. Solidaridad".

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
138 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios