Tras despedir a la anterior dirección

Levy coloca a una exdirectora de los Teatros del Canal al frente del Conde Duque

Con este nuevo nombramiento, el Consistorio pretende dar "un giro a situación del centro y encontrar un proyecto cultural que encaje mejor en el nuevo mapa escénico de la ciudad"

Foto: Andrea Levy. (EFE)
Andrea Levy. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid, en concreto el Área de Cultura que encabeza Andrea Levy, ha puesto al frente de la dirección del Centro Cultural Conde Duque a la que fuera directora de los Teatros del Canal desde 2016, Natalia Álvarez Simó, después de despedir este sábado a la dirección artística liderada por Miguel Oyarzun e Isla Aguilar.

Según han informado fuentes del área de Cultura, Turismo y Deporte del Consistorio, Álvarez Simo, ex directora artística del Centro de Danza Canal, se encargará de liderar este nuevo proyecto.

Así, el Ayuntamiento despidió a la anterior dirección artística porque desde que llegaron al centro en diciembre de 2017 ha estado con "enfrentamientos con los trabajadores de este espacio", informaron desde esta área.

Con este nuevo nombramiento, el Consistorio pretende dar "un giro a situación del centro y encontrar un proyecto cultural que encaje mejor en el nuevo mapa escénico de la ciudad". Según el Ayuntamiento, en octubre de 2018, con Manuela Carmena aún en el Consistorio, el Comité de Empresa de Madrid Destino "activó el protocolo de actuación frente al acoso en el entorno laboral por los problemas entre los trabajadores y Oyarzun y Aguilar".

En los primeros siete meses al frente de la institución, de los 12 trabajadores del espacio, 5 pidieron una baja

"Era la primera vez que se daba un problema de esta magnitud en la empresa. En los primeros siete meses al frente de la institución, de los 12 trabajadores del espacio, 5 pidieron una baja. Un informe de octubre de 2018 del Departamento de Prevención de Riesgos Laborales de Madrid Destino determinaba que el 90% de los trabajadores percibían 'en mayor o menor medida violencia psicológica en el trabajo", expusieron.

Esos enfrentamientos, según estas mismas fuentes, "se han debido a la mala praxis en la gestión y a la sobreprogramación que da lugar constantemente a situaciones de tensión laboral por el incumplimiento de protocolos de trabajo fundamentales, además de la responsabilidad asumida sin querer por el trabajador ante esas situaciones".

Además, el equipo aseguró estar "agotado, desanimado y desmotivado". La sobreprogramación ha llevado a un "estado general de ansiedad y alteración del ritmo de vida que el equipo lleva aguantando casi dos años", según relataron los trabajadores y recogió el Ayuntamiento.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios