DENUNCIAN ABUSOS CON EL REINICIO DEL CURSO

Botellones, novatadas y basura: los vecinos de Ciudad Universitaria, en pie de guerra

Los vecinos de Ciudad Universitaria y Metropolitano llevan días levantándose entre basura y trozos de cristal. Y aseguran que esto no ha hecho más que empezar. Llega el inicio del curso

Foto: Los vecinos de la zona de Metropolitano, junto a colegios mayores, amanecen estos días rodeados de botellas, copas y basura. (EC)
Los vecinos de la zona de Metropolitano, junto a colegios mayores, amanecen estos días rodeados de botellas, copas y basura. (EC)

"Esto es la guerra y solo es el principio. Lo fuerte vendrá este fin de semana, cuando lleguen todos los estudiantes y empiecen las clases". Alberto, un vecino de la zona de Metropolitano, junto a la Ciudad Universitaria, lleva días esquivando botellas de cristal, restos de cubatas y mucha basura al pasear a su perro a primera hora de la mañana, antes de irse a trabajar. La misma sensación que tienen Alberto y Luis, otros dos residentes que alertan de que septiembre es un mes negro para todo el vecindario que cruza Moncloa hasta Guzmán el Bueno. "Es insorportable. Las fiestas, los macrobotellones, los parques arrasados de botellas y los desechos generados por las novatadas", insisten a este diario cuando solo se cumplen los primeros cuatro días de septiembre.

Aseguran que lo peor llegará el próximo fin de semana, cuando está prevista la llegada de la inmensidad de estudiantes que vivirán en la zona y en los colegios mayores colindantes durante el curso, y que pasarán el resto de este mes y hasta bien avanzado octubre entrando en contacto con la vida universitaria nocturna. Las imágenes, la mayoría tomadas el lunes y el martes de esta semana, hablan por sí solas: botellas, plásticos, restos de alcohol y basura acumulada en zonas verdes, plazas y a las puertas de bloques de viviendas.

Los vecinos consideran que esta situación es "insostenible", porque cada septiembre se prolonga durante semanas. Aunque reconocen que en esta ocasión se temen lo peor, porque la fiesta ha comenzado antes de lo que suele hacerlo. Culpan en parte a las universidades Complutense y Politécnica y, en parte, al ayuntamiento. Sobre todo por la falta de recursos de limpieza y de agentes cortando el paso a los botellones. Los vecinos aseguran que la Policía Municipal de Moncloa conoce la situación, no solo porque cada año es la misma sino porque han cursado decenas de denuncias y llamadas telefónicas. Pero no encuentran solución.

Plazas y espacios de Moncloa a Guzmán el Bueno sufren las novatas y macrobotellones. (EC)
Plazas y espacios de Moncloa a Guzmán el Bueno sufren las novatas y macrobotellones. (EC)

Como explica el consistorio, el entorno de Ciudad Universitaria sí corresponde a la institución municipal, que presta servicio de limpieza en calles, aceras, jardines y el resto de paseos (sus viales de acceso sí son competencia de los centros). Fuentes municipales insisten en que cuando hay un macrobotellón, se presta además apoyo del Selur en situaciones urgentes.

Pero los vecinos tienen clara su posición. "Nosotros creemos que debería ir la policía y desalojar las fiestas en la calle. El desalojo y la identificación son la única vía de parar esto", insisten vecinos a este diario. La cuestión es que cuando amananecen cada mañana y bajan al portal, "el desastre ya está hecho", lamentando que tampoco haya suficiente personal de limpieza. El ayuntamiento, por su parte, asegura que la limpieza en la zona “ha mejorado en los últimos años” y ya no se producen situaciones como las que había con anterioridad. El consistorio, explican los vecinos, reforzó el servicio de limpieza con 800 barrenderos y un mayor número de contenedores, aunque sin el resultado esperado.

En ese sentido, la Policía Municipal insiste en la necesidad de hacer un llamamiento a los estudiantes a tener una actitud más cívica, anima a denunciar este tipo de ptrácticas y recuerda que muchas de las conductas en las llamadas novatadas son en muchos casos sancionables. Además, la concejalía de Seguridad que dirige Javier Barbero afirma que existe un dispositivo habitual para los botellones, vigente también en el caso de Ciudad Universitaria.

Los residentes afirman que en el caso de las zonas que se encuentran dentro del recinto universitario, como el parque Virgen Blanca, que linda con la calle Manuel Bartolomé Cossío, "la situación es deplorable desde el pasado fin de semana". La explanada junto al camino abaldosado que conduce al Instituto Anatómico Forense empieza los días repleta de basura y los vecinos aseguran que durante el año las labores de cuidado son "casi nulas".

Aspecto del parque Virgen Blanca, en el recinto de la Universidad Complutense. (EC)
Aspecto del parque Virgen Blanca, en el recinto de la Universidad Complutense. (EC)

En cuanto a otros 'puntos calientes' de botellón, el parque Almansa y el parque Juan XXIII —otras zonas de referencia para quedadas universitarias—, la situación no es mucho mejor. Los vecinos entienden que debe actuar el Gobierno municipal que dirige Manuela Carmena. "La degradación del barrio en estas épocas y otras de fiestas universitarias es absoluta", insisten los residentes. Las imágenes hablan por sí solas y, por eso, los vecinos pretenden actuar en los próximos días. Según manifiestan a este diario, planean aumentar la difusión de la situación para que las autoridades universitarias y municipales tomen cartas en el asunto.

El grupo municipal de Ciudadanos ha trasladado el asunto hasta en tres ocasiones al pleno de la Junta Municipal del distrito de Moncloa, y aseguran que la concejal presidenta, Montserrat Galcerán, niega el problema. Ya el pasado año, algunos vecinos lo llevaron al pleno del distrito. Y no era la primera vez. Lo fue en octubre de 2014, cuando todavía gobernaba el PP y el problema ya existía. Entonces, la denuncia en el pleno fue clara: el aspecto de abandono y degradación que presentaba, entre otros, el parque Virgen Blanca no podía continuar. Sin embargo, el concejal perteneciente al equipo de gobierno, entonces popular, insistió en que al ser titularidad de la Complutense y estar incluidas esas labores en el contrato de mantenimiento y limpieza de zonas verdes de la universidad, la competencia no era municipal. Alegó que "los medios materiales y humanos" correspondían al presupuesto del centro universitario y que el ayuntamiento lo que podría hacer no era otra cosa sino instar a la Complutense a dar un buen mantenimiento a la zona, según consta en el acta.

Restos de basura y botellón en una plaza junto a una zona residencial. (EC)
Restos de basura y botellón en una plaza junto a una zona residencial. (EC)

Sin embargo, en estos momentos el problema se ha extendido a parques y plazas que están fuera de la Complutense y sí pueden requerir de la intervención municipal. Además, los vecinos recuerdan que el consistorio no debe hacer dejación de lo que ocurre en su territorio, en tanto que la zona pertenece al territorio de la ciudad, y, además, insisten en que el consorcio de la Complutense está formado por la universidad, el ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, entendiendo que el buen uso y mantenimiento de los espacios comunes deben estar garantizados siempre por todas las partes, sobre todo si afecta a la calidad de vida de los vecinos.

En esto precisamente se basan los residentes de la zona para reclamar una mayor atención y solicitar al consistorio ahora dirigido por Ahora Madrid que actúe lo antes posible. "Esto va a ir a más, y de verdad que la situación es insostenible. No podemos levantarnos todos los días bajando a la calle entre plásticos, copas, botellas y cristales", insisten, asegurando que los recursos destinados a limpieza son insuficientes. "No dan abasto. Empiezan desde bien pronto pero se acumula demasiada basura y son muy pocos", insisten.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios