Idiomas: La polémica reforma de las Escuelas de Idiomas: menos horas, más niveles. Noticias de Madrid
nuevo decreto

La polémica reforma de las Escuelas de Idiomas: menos horas, más niveles

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha presentado un borrador de un decreto que tiene que entrar en vigor este año. Profesores y alumnos están en contra

Foto: Escuela Oficial de Idiomas de Alcorcón.
Escuela Oficial de Idiomas de Alcorcón.

"Estamos entre decepcionados, perplejos y enfadados. No entendemos a qué obedece este decreto y tememos por el futuro de las enseñanzas". La presidenta de la Asociación de Profesores de las Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI), Caridad Baena, no entiende el objetivo de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, a pesar de haber mantenido varias reuniones con todas las partes durante las últimas semanas. Tampoco lo comprende el colectivo de profesores a los que representa, quienes consideran que se ha presentado un proyecto "sin tener en cuenta toda la información" proporcionada por los docentes.

En virtud de un Real Decreto aprobado por el Ministerio de Educación el pasado mes de diciembre, cada comunidad autónoma debe legislar el nuevo modelo de enseñanza de las EOI. Ahora, el borrador presentado por Madrid propone entre otros aspectos reducir todos los cursos —salvo los de catalán, gallego, español como lengua extranjera, árabe, chino y japonés—: pasarían de los seis años que se imparten actualmente para alcanzar el nivel B2 a solo cuatro años, lo que implica una caída sustantiva en el número de horas para adquirir cada uno de los niveles.

Así, en el caso del alemán, que para adquirir el nivel básico (A2) el Marco Común establece que se necesitan hasta 225 horas lectivas, la Comunidad plantea alcanzar este nivel en un solo año, con un total de 180 horas. Esta es una queja que ya ha presentado Comisiones Obreras, que considera preocupante reducir tan drásticamente el nivel básico, "un nivel fundamental para todos los idiomas y que supone hasta el 60% del alumnado". Así, las horas que se exigen actualmente para alcanzar un nivel avanzado —que en Madrid, desde 2006, era casi exclusivamente el nivel B2— descienden para adquirir el C1, que quedaría regulado con el decreto.

Esto plantea, además, otro problema: que un mismo curso, en lugar de sumar de 120 a 135 horas, como se ha venido haciendo hasta ahora en las escuelas de idiomas, se extendería hasta un total de 180 horas. "Es algo disparatado", sostiene Baena a El Confidencial. "Han decidido acortar el itinerario pero inflar las horas necesarias para alcanzar cada curso y nivel, dejando entrar a los cursos semipresenciales: lo que quieren es que lo que no dé tiempo a dar en el aula se imparta de manera semipresencial", lamenta. Desde la Consejería de Educación, no obstante, aseguran a este diario que se trata de una medida que se exige para satisfacer la "necesidad" de adaptar el modelo al Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER), y que por esa misma necesidad se plantea la "posible reducción". Aun así, matizan que la distribución final todavía está siendo estudiada.

Lo cierto es que el profesorado no está en contra de que exista una formación semipresencial. "Es un tipo de enseñanza del futuro, nos abre muchos campos y un nuevo abanico de alumnado, pero tiene que estar bien organizado, de forma racional y con unas plataformas que, por un lado ayuden al profesorado, y por el otro, no alejen al alumnado que no sabe utilizarlas", explica.

Aunque otra de las críticas más duras llega con las fechas: el decreto tiene que entrar en vigor necesariamente el 1 de septiembre de 2018, lo que deja un periodo de seis meses para crear un aula virtual útil y eficaz, y para formar tanto a los profesores como a los alumnos a utilizarla. Y esto, para la Consejería, es innegociable: "El Real Decreto obliga a todas las comunidades autónomas a implantar las nuevas enseñanzas en el curso 2018/2019, sin posibilidad de implementarlas de manera progresiva". Esto, para Armando de León-Sotelo, director de la EOI Jesús Maestro, una institución con más de cien años de antigüedad y la única de la comunidad que imparte todos los idiomas, "empieza a ser un problema". "La Comunidad de Madrid no ha hechos los deberes".

Hay que subrayar, por otro lado, que a pesar de lo que sugiere el borrador del decreto, la Consejería ha señalado que la modalidad semipresencial "no será obligatoria". "Aunque somos conscientes de que en muchas EOI los profesores trabajan ya con sus alumnos a través de plataformas virtuales", matizan. Aun así, para aquellas que no tienen aula virtual, tienen "previsto" organizar "cursos de formación dirigida al profesorado que se quiera formar en esta modalidad".

Que el decreto tenía que ser aprobado para el próximo curso era algo que los profesores sabían que ocurriría. "Los profesores sabíamos que estaba en ciernes la elaboración del Real Decreto —y por ende, del decreto por comunidad autónoma— y nos adelantamos. Desde 2015 hemos estado elaborando estudios, propuestas, seminarios y le hemos presentado resultados a la Administración, que los admitió y dijo que trataría de tener en cuenta todo lo que habíamos propuesto", relata Baena. "En 2017, cuando sabíamos que era inminente, les ofrecimos tres modelos alternativos, pero el borrador de Madrid no recoge nada de toda la información que ofrecimos, que está muy pensada y reflexionada por el colectivo".

Problemas en la organización

La "asimetría" en el número de horas que se impartirían con este decreto por cada curso y nivel es otra de las preocupaciones de los profesores. "No nos parece una buena propuesta alargar las horas por curso: esto complica muchísimo la organización de los centros. A la hora de confeccionar los horarios, hay que tener en cuenta que los profesores dan clase a cuatro grupos, con un número de horas razonablemente asequible. Pero organizar las clases teniendo grupos con tanta variedad horaria va a ser una locura", explica el director de la escuela Jesús Maestro.

Sin embargo, no es solo una intranquilidad desde el punto de vista organizativo: "Tenemos serias dudas de que desde el punto de vista pedagógico sea adecuado para los alumnos cambiar el número de horas porque hay que lograr un objetivo matemático. No por exponer a los alumnos a más horas a una lengua éstos van a aprender más rápido". Por su parte, el equipo de Educación de la comunidad que preside Cristina Cifuentes insiste en que es una medida que exige el MCER, aunque todavía vacila sobre las horas y años que se acordarán por nivel. "El MCER dice que para alcanzar un nivel A son necesarias 180 horas. El que se puedan impartir en uno o dos cursos no estará predeterminado, aunque dependerá de los idiomas y de la oferta educativa que hagan las escuelas atendiendo a la demanda de su alumnado", explican desde la Consejería.

Además, el borrador del decreto, en su anexo VI, señala cómo se incorporaría al nuevo modelo de enseñanza el alumno que se encuentra en el actual, en caso de aprobarse: esta es una de las principales preocupaciones de los alumnos.

Anexo VI - Decreto de la CM de las Escuelas Oficiales de Idiomas (Borrador)
Anexo VI - Decreto de la CM de las Escuelas Oficiales de Idiomas (Borrador)

Esto supone, tal y como ha explicado el director de la escuela Jesús Maestro, que en el curso 2018/2019 en, por ejemplo, el curso de nivel básico van a coincidir en el mismo grupo "principiantes absolutos, repetidores del actual nivel Básico 1, alumnos aprobados del actual nivel Básico 1 —porque como ahora crean un nivel básico más grande se obliga a volver al principio—, alumnos de nuevo acceso con algunos conocimientos del idioma y repetidores del nivel Básico 2". Es decir, alumnos sin horas de aprendizaje, con otros con 120 horas de enseñanza y otros que tienen 240 horas. "Esto es un problema".

Los alumnos, también en contra

Rosa, alumna y delegada de uno de los cursos avanzados de inglés en la citada escuela, es muy crítica con el borrador. "Si es una escuela para todos, esto suena a que va a haber muchas clases semipresenciales. Parece que nos están diciendo que tendremos que aprender los idiomas en casa, pero el que no tenga conexión a Internet, ¿cómo lo hace? Y también parece que quieren acortar el trabajo de los profesores. Yo me niego rotundamente". La Consejería de Educación ha garantizado que no habrá recorte de profesorado, aunque los docentes no tienen tan claro que a medio plazo esto se mantenga. "Evidentemente, si hay un itinerario que antes era de seis años y ahora dura cuatro, existe una reducción de niveles y también podría haber reducción de profesorado", señala la presidenta de la APEOIM, aunque "en principio", asegura, no tienen por qué dudar de lo que se dice desde la Comunidad.

"Demencial" y "poco sentido común" son algunas las expresiones que verbalizaron los alumnos en una de las reuniones informativas entre profesorado y alumnado para explicar el nuevo borrador, en la que surgió una duda entre los asistentes: ¿por qué no se aplica de forma gradual? No hay una explicación por parte de Educación, pero sí una aseveración clara: que no habrá transición. "Con las modificaciones anteriores hubo una entrada escalonada, y esto lo estamos pidiendo", matizó la jefa de estudios de Jesús Maestro, Virginia Ron: "Para que una persona que ha hecho un nivel 1 no tenga que volver al punto de partida. Los alumnos estarían perdiendo el tiempo, y habrían pagado para nada".

Todo tiene solución cuando hay voluntad política y deseo de colaboración. Ahora nos oyen pero no nos escuchan

Ninguno de los puntos del borrador pasa desapercibido para los alumnos. Una de las estudiantes, delegada de ruso, lo deja claro con indignación: "Es imposible, totalmente inviable alcanzar un nivel Básico de ruso en un solo año. De verdad, completamente imposible". Muchos de los estudiantes, indignados, creen que la Consejería podría aprobar el borrador del decreto en verano, aprovechando que profesores y alumnos están de vacaciones, y la pregunta que resuena entre las paredes del salón de actos es siempre la misma: "¿Qué hacemos? Pero hagamos lo que hagamos, tiene que ser ya".

Caridad Baena todavía tiene alguna esperanza. "Todo tiene solución cuando hay voluntad política y deseo de colaboración", asegura. "Los profesores de las EOI somos los que más sabemos de esto, y podemos llegar a un punto de convergencia, pero necesitamos que nos escuchen. Ya hemos recibido muchos reveses de la Administración, aunque ahora sí vemos que hay voluntad de colaboración, pero no se sustenta. Nos oyen, pero no nos escuchan", lamenta. Lo único que buscan los profesores, asegura Baena, es que el nuevo modelo esté bien organizado porque "lo que se pretende es atraer alumnado y lo que pueden hacer es fomentar una fuga de alumnos" que, por otro lado, ya está experimentando el sistema de Escuelas Oficiales de Idiomas de Madrid, que de los 60.000 alumnos que había en 2011, solo matntiene unos 37.500 en 2018. Ahora, la Consejería "está estudiando las alternativas" que han presentado desde el colectivo de profesores, pero "esperan" que el decreto se pueda publicar antes de que finalice el curso actual, por lo que las negociaciones tienen poco margen: solo quedan cuatro meses hasta que se cierre el periodo lectivo.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios