Turismo: Un grupo francés e Ifema pujan por resucitar el Palacio de Congresos: ofrecen 40 millones. Noticias de Madrid
el grupo galo ya gestiona el de barcelona

Un grupo francés e Ifema pujan por resucitar el Palacio de Congresos: ofrecen 40 millones

GL Events ha presentado su candidatura a Turismo. Ifema podría tener ya un acuerdo cerrado para explotarlo 50 años. Madrid Foro Empresarial pide un concurso público internacional

Foto: Fachada principal del Palacio de Congresos.
Fachada principal del Palacio de Congresos.

El grupo francés GL Events (que gestiona más de 40 centros en todo el mundo especializados en eventos empresariales, ferias y congresos) y Feria de Madrid (Ifema) están pujando con fuerza para resucitar el abandonado Palacio de Exposiciones y Congresos de Madrid, situado en el número 99 del paseo de la Castellana, justo enfrente del estadio Santiago Bernabéu. El grupo galo comunicó en julio a Turespaña (dependiente del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital) que está dispuesto a invertir en una primera fase 40 millones de euros para rehabilitar el inmueble y hacerlo viable a cambio de una concesión de 30 años.

GL Events ya se ha reunido con técnicos de la Secretaría de Estado de Turismo y su presidente tiene previsto viajar desde Francia a Madrid en las próximas semanas para reunirse con la secretaria de Estado, Matilde Pastora Asían González. Sin embargo, según ha podido saber El Confidencial, Ifema (un consorcio del Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid, la Cámara de Comercio e Industria y la Fundación Obra Social y Monte Piedad de Madrid) lleva la delantera en esta carrera y ya ha firmado un preacuerdo con Turismo para invertir una cantidad superior a la que ofrecen los franceses y gestionar el palacio durante 50 años.

Madrid Foro Empresarial, que lleva tiempo pidiendo a las administraciones públicas que revitalicen el complejo ya que la capital "necesita más espacios para impulsar nuevas ferias y congresos”, solicita ahora que Turespaña "convoque un concurso público internacional para permitir la posibilidad de que el palacio sea gestionado por el mejor operador de congresos posible, un concurso abierto para que se presentan las empresas que así lo quieran". El Palacio de Exposiciones y Congresos tiene la condición de bien de dominio público del Estado, cuya titularidad corresponde a la Dirección General de Patrimonio del Estado. Aunque se encuentra adscrito a Turespaña. Para que GL Events o cualquier otra empresa privada intenten gestionarlo hace falta un concurso público.

No en el caso de Ifema, que al ser un consorcio público no necesita presentarte a un concurso. El Gobierno se lo puede adjudicar directamente. "Ya hay un acuerdo cerrado con Hacienda [de quien depende Patrimonio] para reconstruir el auditorio principal, remodelar el edificio y adecuarlo a la normativa municipal. Ifema se ha comprometido a una inversión superior a los 40 millones que ofrecen los franceses. Un acuerdo de explotación por 50 años", señalan fuentes conocedoras de esta negociación. Para Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial, hace falta un concurso "transparente y que fomente la libre competencia".

Si Ifema gana el pulso controlaría todos los grandes espacios de la capital: el recinto ferial, el palacio municipal y el palacio de congresos de la Castellana


Si Ifema se hace finalmente con la gestión del palacio del paseo de la Castellana se haría con el monopolio de los eventos, ferias y congresos de la comunidad. Aparte de los pabellones que ya gestiona en el Campo de las Naciones Ifema ya ha firmado otro acuerdo con el Ayuntamiento de la capital para explotar durante 25 años el Palacio Municipal de Congresos, situado precisamente junto a las instalaciones de Ifema. Como ya publicó El Confidencial, el Ayuntamiento recibirá a cambio un primer pago de 1,5 millones de euros y un canon fijo anual que variaría: los tres primeros años sería de 400.000 euros cada año y los 22 restantes de 100.000 euros cada ejercicio. En total, 4,9 millones. Además, Ifema tendrá que realizar una inversión de 10 millones de euros.

Ifema controlaría así todos los grandes espacios de la capital: el recinto ferial, el palacio municipal y el palacio de congresos de la Castellana. Marc Rodríguez, director general de GL Events en España y director del Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), explica a El Confidencial que su idea sigue siendo la de presentar en Turismo su candidatura para explotar el palacio madrileño si finalmente sale a concurso. "Somos un operador económico solvente y con experiencia en el sector. Tenemos un proyecto de obra que duraría 18 meses. Nuestra inversión inicial es de 40 millones de euros". El grupo francés tuvo unos ingresos de 953 millones de euros en 2016 y emplea casi a 4.000 personas. También gestiona el centro barcelonés, cuya concesión finaliza en noviembre de 2021.

Rodríguez explica, no obstante, "que hemos tenido la sensación desde el principio de que nunca ha habido voluntad de sacar un concurso público, y que priman más los intereses políticos que por ejemplo los intereses económicos que pueden beneficiar a la capital". Ifema, por su parte, maneja un plan de crecimiento y diversificación muy ambicioso que incluye no solo seguir con las ferias (su línea de negocio principal), sino empezar a organizar cada vez más congresos. En 2017 Feria de Madrid ha sido escenario de 88 ferias (la mitad de ellas internacionales) y 12 grandes congresos que han reunido entre 10.000 y 30.000 asistentes.

Importantes percances han lastrado el devenir del Palacio de Congresos, famoso por su frontispicio cerámico de la fachada principal diseñado por Joan Miró en 1980. El primero de ellos fue el incendio que sufrió el 15 de marzo de 1995, que provocó el derrumbamiento el auditorio B. La zona afectada se limpió pero nunca más se abrió al público. Hoy está tapiada. La puntilla definitiva llegó el 21 de diciembre de 2012 (estando muy reciente la tragedia del Madrid Arena), cuando un informe técnico del Ayuntamiento desveló que las medidas de seguridad no cumplían la normativa vigente y hubo que cerrar la parte que seguía abierta. Las obras necesarias eran de tal envergadura que precisaban una inversión que Turespaña no estaba en condiciones de acometer por lo que la suspensión temporal se convirtió en indefinida.

Recreación del proyecto que Turespaña diseñó en 2015.
Recreación del proyecto que Turespaña diseñó en 2015.

En 2015, Turespaña intentó resucitar el palacio, elaborando un plan especial junto con el Ayuntamiento que fue aprobado en abril de ese año (bajo la Alcaldía del PP) para que la rehabilitación se financiara con un contrato de concesión durante 40 años. El objetivo era remodelar el complejo y diseñar un nuevo palacio con cuatro plantas, otras cinco bajo tierra y una torre anexa de 17 plantas para albergar un hotel de cinco estrellas. De los 39.812 metros cuadrados disponibles se iba a pasar a 70.600, generando unos 280 puestos de trabajo. La obra estaba cifrada en 90,3 millones de euros, que asumiría la empresa ganadora del concurso, que también tendría que pagar un canon anual de 1,2 millones por explotar el palacio.

Pero todo se fue al traste cuando una comunidad de vecinos de un edificio que está justo detrás del palacio denunció en los tribunales el concurso que preparaba Turespaña. El TSJM tumbó el proyecto en octubre de 2016, ya que la reforma planteada alteraba el grado de protección que el edificio tiene desde el año 2004. Turespaña decidió no recurrir la sentencia.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios