SERÁ EL PRÓXIMO 27 DE NOVIEMBRE

La sanidad privada de Madrid se va a la huelga: "Queremos un convenio digno"

La falta de acuerdo entre los sindicatos y ACPM, la patronal, ha provocado que los trabajadores de la sanidad privada hayan decidido hacer un paro general para reivindicarse

Foto: La sanidad privada madrileña se va a la huelga el próximo 27 de noviembre. (EFE)
La sanidad privada madrileña se va a la huelga el próximo 27 de noviembre. (EFE)

Conflicto a la vista en la sanidad madrileña. Si los sindicatos y la Asociación de Clínicas Privadas de la Comunidad de Madrid (ACPM) no llegan a un acuerdo de última hora, los trabajadores de la sanidad privada madrileña se irán a la huelga indefinida a partir del próximo 27 de noviembre. Tras casi dos años de reuniones que no han llegado a buen puerto, los sindicatos que negocian el convenio colectivo de Establecimientos Sanitarios han llevado a cabo esta drástica decisión.

UGT, CCOO y FSES-SATSE ya han anunciado que será el próximo día 27 de este mes cuando la sanidad privada madrileña inicie una huelga general indefinida, que afectará a los más de 600.000 usuarios de la capital que acuden a este tipo de servicios. Esta situación implicará a todos los centros estrictamente privados, a los centros concertados y a los centros adscritos a la red pública de hospitales de la Comunidad de Madrid pero que cuentan con gestión privada.

"El motivo principal de que vayamos a la huelga es que llevamos dos años negociando con la patronal, pero esta no quiere cambiar su postura con respecto a puntos fundamentales como los salarios, los turnos o determinados permisos", asegura Miguel Ángel Sierra, responsable de sanidad privada de UGT, a El Confidencial. Y tiene claro que la huelga va a tener una repercusión, cuanto menos, importante: "La harán desde el cirujano jefe hasta los encargados de limpieza".

Sierra explicó este diario que los trabajadores de la sanidad privada "llevan 5 años con los salarios congelados y el nuevo convenio busca que esta situación se prolongue hasta 2020". Una situación que es aún más grave cuando se pretende "que determinados permisos en el trabajo por enfermedad de familiares no se permitan" y que se concedan jornada reducidas "sólo si a la empresa le viene bien". Y, además, "tampoco habrá límite máximo de jornada" para los trabajadores. "Solo queremos un convenio digno", afirma Sierra.

Antes de llegar a la huelga, hay dos fechas marcadas en rojo en el calendario. La primera de ellas,durante la próxima semana, es una medación previa, tal y como marca la ley, donde ambas partes tratarán de llegar a un acuerdo 'in extremis' para evitar que quede paralizada la atención médica, cubierta solo por los servicios mínimos; la segunda, una concentración de los trabajadores en la Puerta de Sol -que será el día 18 o el 19- para protestar por la situación que atraviesan.

"Nos importa sobre todo la calidad del trabajo y la seguridad con la que lo desarrollamos", confiesa Juan Antonio Hervás, secretario de SATSE para la sanidad privada. Se refiere, especialmente, a la falta de condiciones en algunos servicios, como ocurre en algunos hospitales donde "una misma enfermera tiene que encargarse de más de 25 pacientes en un turno" y, por tanto, no se pueden ofrecer las garantías necesarias ni en el bienestar del enfermo ni del propio trabajador.

"Nos separan pocas cosas"

Sin embargo, la patronal no entiende que se tome una medida tan extrema como es una huelga. Fuentes oficiales de la ACPM afirman a este periódico que la situación no es tan drástica y que hay "muchas más cosas que nos unen de las que nos separan". En opinión de la patronal, la intención de los sindicatos no es otra más que ir realizar un paro general "para presionar y ver si así se puede conseguir alguna cosa más" de las que se han negociado en el convenio.

Fuentes oficiales de la ACPM aseguran que la mediación que tienen que llevar ambas partes "es una muy buena oportunidad para poner limar las pocas diferencias que tenemos", aunque también consideran que es difícil que pueda haber más esfuerzos por su parte: "Son tres sindicatos, cada uno piensa como cree conveniente y nosotros ya lo hemos puesto todo encima de la mesa". Si no hay acuerdo, la sanidad privada madrileña irá a la huelga el 27-N. Y, el que lo sufrirá, es el paciente.

Madrid
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios