PARA GARANTIZAR EL ACCESO A LA VIVIENDA

Ni más licencias ni más zonas de ocio: así pretende frenar Carmena la turistificación

El eje de trabajo se centra en “seguir manteniendo el carácter residencial del centro de la ciudad”, distribuyendo la masa de turistas hacia otros barrios y regulando los pisos vacacionales

Foto: Dos turistas extranjeros toman el sol en la Puerta del Sol de Madrid tumbados en hamacas, antes de ser expulsados por la Policía. (Henar Ortega)
Dos turistas extranjeros toman el sol en la Puerta del Sol de Madrid tumbados en hamacas, antes de ser expulsados por la Policía. (Henar Ortega)

El Ayuntamiento de Madrid no es ajeno al debate sobre las repercusiones del turismo y su derivada política de la "turismofobia", si bien lo centra en las consecuencias inmobiliarias en lugar de en el turista. La preocupación por las causas de la denominada turistificación o masificación turística crece en lo referente al acceso a la vivienda y el equipo de Gobierno de Manuela Carmena articula ya medidas para contener sus efectos negativos. No se trata de una alarma de verano, sino de un fenómeno que el Ayuntamiento de Madrid viene monitorizando desde hace meses, debido al “desplazamiento” de los residentes en determinados barrios del centro de la ciudad por la subida de los precios del alquiler.

Las quejas de las asociaciones de vecinos se han multiplicado en este sentido, según reconocen desde el Ayuntamiento, así como de plataformas creadas 'ex profeso' para combatir esta problemática, como 'Lavapiés, ¿donde vas?' o el Sindicato de Inquilinas de Madrid e, incluso, del sector hotelero por el auge de pisos turísticos no regulados y comercializados a través de plataformas como Airbnb.

El eje de trabajo del Ayuntamiento de Madrid se centra en “seguir manteniendo el carácter residencial del centro de la ciudad”, que actualmente cuenta con 133.000 vecinos, pero que han perdido peso en los últimos años por la reconversión de una parte de la oferta de vivienda residencial a turística y su elitización. Como explica Jorge Castaño, el concejal del distrito donde se concentra esta problemática, el enfoque del ejecutivo municipal de Ahora Madrid tiene que ver “con regular la ciudad turística, más allá de los debates maniqueos”, añade, “de turismo sí o turismo no”. No se trata de combatir el turismo, por tanto, sino de distribuirlo y evitar la saturación, ya sea de zonas de ocio nocturno o viviendas de uso turístico. De lo contrario, advierte, “los problemas empeorarán”.

No se trata de combatir el turismo, sino de distribuirlo y evitar la saturación en el centro, ya sea de zonas de ocio o viviendas de uso turístico

La protección de los barrios del centro es consustancial a las medidas que intensificará el Ayuntamiento, junto con desplazar el foco de atracción turística a otras zonas de la ciudad y, de esta manera, también los ingresos derivados de dicha actividad. A nivel urbanístico se realizará una interpretación más intransigente del plan general de ordenación urbana, se evitará el cambio de los usos residenciales en terciarios. Una contención que ya se recoge en el plan especial sobre ruidos (zonas de protección especial acústica) por el que se cierra la puerta a la nueva implantación, ampliación o modificación de actividades recreativas y se procede de oficio a la caducidad de las licencias.

La política de equipamientos culturales también entra en la ecuación. No se construirán nuevos espacios atrayentes de turismo en el centro, sino que se priorizarán dotaciones orientadas a los habitantes del distrito. Más escuelas infantiles, centros para mayores y espacios vecinales y menos espacios de atracción turística, resume Castaño. El ocio nocturno también está en la diana como causa de los problemas de convivencia, para lo se están llevando a cabo mediciones durante los últimos meses con el objetivo de hacer un nuevo mapa del ruido y comenzar a desarrollar una nueva regulación. Unos trabajos que se iniciarán a partir del próximo mes de septiembre con la intención de evitar zonas de sobresaturación turística. Las medidas concretas prevén someter a la participación de hosteleros y vecinos.

E. SanzE. Sanz

Las actuaciones se dirigirán asimismo a la regulación de los pisos turísticos, una de las principales causas de los problemas de acceso a la vivienda, pero sobre lo que el Ayuntamiento argumenta tener las manos atadas por la falta de competencias. “Podemos vigilar las actividades con características de ser hoteleras sin licencia para ello, pero para hacer una regulación las competencias básicas son de la Comunidad de Madrid, explica el edil de Centro, quien pide que se deleguen al municipio “si no quieren afrontar el problema” desde el Gobierno autonómico que lidera Cristina Cifuentes.

Jorge Castaño, concejal del distrito Centro: "Ningún indicador nos hace pensar que sin intervención se vaya a frenar esta tendencia"

Entre las medidas inmediatas que se contemplan desde la concejalía de urbanismo que dirige José Manuel Calvo destaca la limitación de un máximo de días por año en los que se puedan alquilar los pisos turísticos, garantizar que quien lo alquila es su residente habitual, puesto que cada vez más multipropietarios se dedican a este negocio, y que las plataformas destinen parte de sus ingresos al consistorio para contribuir en tareas de limpieza o inspección. Medidas que se están negociando directamente con las plataformas y que ya han sido implantadas en otras grandes ciudades europeas. Para Castaño, esta problemática está experimentando un crecimiento geométrico y argumentan que “ningún indicador nos hace pensar que sin intervención se vaya a frenar esta tendencia”.

Víctor Romero. ValenciaVíctor Romero. Valencia

Dentro del equipo de Gobierno el sector vinculado a Ganemos ha criticado la falta de determinación para atajarlo. Los ediles críticos reclaman una modificación de la normativa urbanística y se han ausentado en varias ocasiones de los plenos municipales cuando se han aprobado planes especiales para convertir pisos de uso residencial en apartamentos turísticos, precisamente en el distrito Centro. Su pretensión es que el Ayuntamiento de Madrid no sitúe solo el foco sólo el alquiler turístico que comercializan plataformas digitales, sino que también se limite el número de licencias hoteleras y se “encare de manera clara” la terciarización del centro.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios