También le han rayado el coche

"Deja de mirar y joder, chivato": amenazas a un edil que denuncia que faltan 2,2 millones

Fernando Tejero es concejal independiente en Griñón. Su partido, que gobierna la alcaldía, ha puesto ya 13 denuncias por irregularidades en la gestión del anterior equipo municipal, del PP

Foto: Ayuntamiento de Griñón
Ayuntamiento de Griñón

"Primer aviso: deja de mirar y joder, chivato hijo de puta". Fue la gota que colmó el vaso. Ya le habían manchado con pintura el tejado de su casa y rayado con saña su vehículo. Fernando Tejero, concejal en el Ayuntamiento de Griñón (10.000 habitantes), ha decidido poner una denuncia en la Guardia Civil tras las amenazas que alguien pasó por debajo de la puerta de su restaurante. Teme por su integridad y la de los suyos, su familia y sus trabajadores. Ya que quien le está intentando amedrentar sabe perfectamente dónde vive, dónde trabaja y qué coche conduce.

Una de las notas amenazantes que ha recibido el edil Fernando Tejero
Una de las notas amenazantes que ha recibido el edil Fernando Tejero

Tejero pertenece a Ciudadanos Independientes de Griñón (CIG), un partido que llegó a la alcaldía de este municipio del sur de Madrid en septiembre de 2011 tras desalojar al PP en una moción de censura con el apoyo de otros grupos, que volvió a ganar las elecciones en 2015 y que desde el año pasado ha llegado a un pacto de gobierno con el PP. Como la localidad es pequeña, Tejero se encarga de varias áreas: Urbanismo, Medio Ambiente, Formación, Empleo, Comercio, Industria y Transportes. La política de esta formación independiente es denunciar ante los tribunales todas las irregularidades que están detectando cuando el pueblo estaba en manos del PP, entre 2003 y 2011.

El concejal, ante la llamada de El Confidencial, prefiere no hacer muchos comentarios y dejar que la Guardia Civil actúe. Confirma que ha puesto la denuncia y cree que los actos vandálicos que han sufrido sus bienes y las amenazas que ha recibido están motivados por el trabajo de investigación que está haciendo el actual Gobierno local sobre la gestión de equipos anteriores. "Ante la gravedad de los hechos, cambié los horarios de apertura del negocio familiar, dada la situación de miedo y desconcierto que está creando sobre mi persona, siguiendo además las recomendaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", reza su denuncia. En total, Tejero ya ha puesto 13 denuncias.

Estado en que quedó el coche del concejal tras ser rayado.
Estado en que quedó el coche del concejal tras ser rayado.

Tras el primer aviso, en junio llegó el segundo, con el mismo mensaje: "Segundo aviso: deja de mirar y joder, chivato hijo de puta". Y es que, entre otros temas, Tejero ha denunciado que faltan 2,2 millones de la caja municipal, en una denuncia que puso ante la Fiscalía Provincial de Madrid por los delitos de administración desleal y prevaricación continuada. El ayuntamiento está realizando un registro del patrimonio del suelo municipal y un balance del dinero que deberían tener las arcas públicas tras vender nueve parcelas. En teoría, el consistorio ingresó 1.081.770 euros, dinero que se iba a usar para ampliar la sede municipal, una obra que finalmente no se ejecutó.

Tampoco está claro el destino de 1.219.205 euros, que corresponden a la monetización del 10% de aprovechamiento urbanístico que por ley obtiene una Administración pública cuando permite el desarrollo de nuevos desarrollos urbanísticos de iniciativa privada, lo que ocurrió en Griñón en los años 2005 y 2007 en los sectores 1 y 4. Lo que también ha acabado en la Fiscalía es el vertido ilegal que ha deteriorado el arroyo del Prado (más conocido como 'el arroyo de las Suertes'). El riachuelo lleva 16 años acumulando aguas fecales, unos 169 metros cúbicos diarios, porque el anterior equipo municipal, del PP, 'olvidó' construir 217 metros de un colector que debería haber llevado los residuos que generan algunos ámbitos de la localidad a una depuradora.

En lugar de eso, las aguas fecales desembocan directamente en el arroyo. La Fiscalía de Medio Ambiente investiga varios delitos, entre ellos si se cometió falsedad en documento público y malversación, ya que los certificados de la obra firmados por el entonces arquitecto municipal avalaban que se habían hecho los 217 metros que faltan. Además, la Comunidad de Madrid financió la totalidad del proyecto. Ahora, el ayuntamiento ha tenido que afrontar multas que han llegado desde la Confederación Hidrográfica del Tajo y completar el colector, que nunca se hizo, y que costará unos 979.000 euros.

El CIG también ha denunciado ante la Fiscalía al exalcalde del municipio y expresidente del PP local José Ramón Navarro Blanco, porque cuando era regidor no legalizó las obras que se hicieron en la sede del partido, un local que era de su mujer, y porque esta sede estuvo robando la luz a Iberdrola durante ocho meses. El propio Navarro reconoció en un pleno municipal que el partido tuvo que dar de baja el contrato eléctrico porque los pocos militantes que había no pagaban su cuota y solucionó el problema tirando un cable al piso de su cuñado, que vivía encima de la sede, para que esta tuviera fluido eléctrico.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios