se recupera favorablemente en la paz

Los médicos luchan por salvar una de las piernas al menor atropellado en el metro

La entidad confirma que el muchacho no estaba jugando: fue una imprudencia al ver que el tren se marchaba. Ahora, en La Paz, intentan reconstruir una de sus extremidades

Foto: Metro de Madrid. (EFE)
Metro de Madrid. (EFE)

Los médicos del hospital madrileño La Paz luchan desde la noche del pasado domingo por recuperar una de las piernas del niño de 13 años que fue arrollado por un tren de la línea 1 del metro de Madridpoco después de las 20:00. El personal sanitario ha instalado fijadores en la extremidad izquierda con el fin de mantener la fractura y que el pie pueda recomponerse. Por el momento, la zona está aguantando, a pesar de haber sufrido el impacto de las ruedas del tren, una colisión que sí hizo que el joven perdiera el pie derecho a la altura de la mitad de la tibia.

[En esto consiste el 'juego' de viajar entre vagones]

El menor, que acababa de perder el tren que salía de la estación de Sierra de Guadalupe, decidió correr detrás y subirse entre dos vagones cuando el ferrocarril se disponía a meterse en el túnel, según las primeras investigaciones emprendidas por la entidad Metro de Madrid, que ha abierto un expediente con el fin de descubrir cómo sucedieron los hechos. Una vez dentro de la gruta, apenas a 30 metros de la estación, el chico debió resbalar y cayó al suelo, momento en el que fue arrollado por el tren sin que el conductor se percatara de lo ocurrido.

Los médicos luchan por salvar una de las piernas al menor atropellado en el metro

Prácticamente amputado y desangrándose, el niño —de nacionalidad marroquí— consiguió reptar para salir de la vía y evitar que otro tren le volviera a atropellar. Logró alcanzar un hueco de ventilación que estaba cinco metros más arriba y desde allí pidió ayuda a voz en grito hasta que un ciudadano le escuchó, se asomó por la rejilla y llamó a Emergencias. Los bomberos y los profesionales del 112 se personaron en la zona y consiguieron sacarle del suburbano y llevarle al Hospital La Paz. Los especialistas, además de tratar de estabilizar el pie izquierdo, curan también los fuertes hematomas y fracturas que el chico presenta en la cabeza y en otras partes del cuerpo.

Fuentes de Metro de Madrid confirman que lo que ocurrió el pasado domingo, desde lugo no tuvo nada que ver con un supuesto juego. En concreto, con el que practicaban dos chicos el mismo día también en la línea 1. Los dos chavales aparecen en un vídeo divulgado por las redes subidos entre dos vagones. El suceso que provocó el atropello del menor de 13 años era una cuestión muy distinta. La policía, sin embargo, sí considera que el chico pudiera estar jugando y argumenta que en otras ocasiones había sido detectado por las cámaras de seguridad haciendo cosas parecidas.

Desde Metro aseguran, por otro lado, no tener por el momento datos que demuestren que el vídeo de los dos chavales representa una práctica habitual en la instalación subterránea o que este juego sea algo común entre los adolescentes. Recuerdan que tanto eso como lo que hizo el niño el pasado domingo en la estación Sierra de Guadalupe son ejercicios que están prohibidos por la normativa del suburbano.

David FernándezDavid Fernández
De hecho, Metro tiene previsto poner en marcha tras el suceso un plan de comunicación a través de las redes sociales para concienciar a los usuarios del peligro que representa para la integridad de los ciudadanos saltarse la norma, subirse a los trenes en marcha, viajar entre vagones, cruzar las vías u otras prácticas similares. "Uno se juega la vida cuando hace esto", recuerdan desde el ente público, que está también recopilando datos relativos a estas actuaciones ocurridos en los últimos años.

La entidad hará una valoración cuando tenga las mencionadas estadísticas, aunque por el momento entienden desde Metro que son prácticas aisladas en una instalación por la que pasan 2,3 millones de personas todos los días. "Es una auténtica ciudad subterránea con 300 kilómetros de red y 290 estaciones, por lo que lo accidentes que hay son casos aislados", valoran las fuentes consultadas.

Fuentes policiales han explicado a 'El País' que el joven herido estaba jugando, que se había agarrado al lateral de un vagón y que ya lo había hecho en otras ocasiones en que fue detectado por las cámaras de seguridad. Estas fuentes consideran que era habitual este tipo de juegos en el grupo de chavales con el que estaba.
Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios