la cámara se ha gastado 197.000 euros en obras

Cisma en la Cámara de Madrid por el destino de 403.000€ en época de Arturo Fernández

Un grupo de vocales del pleno ha enviado una dura carta amenazando con acciones legales si no se aclara el uso del dinero. La institución alega un error en el nombre de la partida

Foto: Cristina Cifuentes, con el actual presidente de la Cámara, Juan López Belmonte, a la izquierda. (EFE)
Cristina Cifuentes, con el actual presidente de la Cámara, Juan López Belmonte, a la izquierda. (EFE)

Las aguas no bajan muy tranquilas por la Cámara de Comercio e Industria de Madrid, una corporación de derecho público tutelada por el Gobierno regional. Su expresidente, Arturo Fernández, es uno de los procesados por la Audiencia Nacional en el caso de las 'black' (cargó a Caja Madrid 37.326 euros con las tarjetas opacas durante su etapa como consejero de la entidad). Otro juzgado, el número 46 de Madrid, investiga si la cámara financió irregularmente a algunas asociaciones empresariales, un caso que también ha salpicado a otro expresidente de la institución, Salvador Santos Campano. Además, el actual director gerente, Carlos Prieto, también está siendo investigado por los tribunales por la contratación del arquitecto que realizó las obras en una de las sedes de la cámara. Sin olvidar que la oposición en la Asamblea de Madrid, PSOE, Podemos y Ciudadanos, han pedido las cuentas ante las acusaciones de opacidad e irregularidades.

A todo ello, se suma un nuevo problema interno. Varios empresarios, vocales titulares del pleno de la cámara, han enviado una dura carta al secretario general pidiendo que se active la fundación que la cámara creó en el año 2005 y sobre todo que se aclare donde está el fondo económico que tenía la misma, una suma de 403.198 euros. "Se nos ha adelantado que de la cantidad depositada en su día en la cuenta de la fundación se ha dispuesto de diversas cantidades. Unas pretenden justificarse como pagos en el inmueble de Huertas 13. Otros, como posibles gastos en las gestiones para su actual activación", reza la misiva. El Palacio de Huertas (en la calle del mismo nombre) es una de las sedes.

"Incongruentes justificaciones que rechazamos reservándonos el derecho de las actuaciones que proceda, incluso de orden penal si se demuestra que ha habido negligencia en la administración de fondos públicos o de terceros, o se han aplicado los fondos a fines distintos para los que fueron aportados en su día por la cámara". La carta está firmada por los empresarios Antonio Cebrián y Alberto Arranz, "en nombre propio y representación de un grupo de vocales del comité ejecutivo provisional de la fundación de la cámara de Madrid".

La carta, entregada a finales de octubre de este año, revela que el pleno de la cámara decidió un año antes, en octubre de 2015, activar la fundación, cuya actividad lleva tiempo paralizada. Para ello, en enero de 2016, Arturo Fernández, que seguía siendo presidente de la cámara y por tanto de la fundación (dimitió en febrero), nombró un comité ejecutivo para reactivarla mientras se constituía el patronato. "Han transcurrido nueve meses sin que la reunión para su constitución se haya producido. Para poner fin la situación de parálisis pedimos que el pleno apruebe la inmediata convocatoria de la reunión donde quede constituido el patronato", explican los empresarios.

Arturo Fernández, a su llegada a sede de la Audiencia Nacional en el juicio de las tarjetas 'black'. EFE
Arturo Fernández, a su llegada a sede de la Audiencia Nacional en el juicio de las tarjetas 'black'. EFE

"Hemos tenido finalmente conocimiento de que la demora en el cumplimiento de la orden del pleno de proceder a la constitución del patronato, que tiene que realizar los trámites necesarios para el inicio de sus actividades, está motivada por considerar que la situación de investigado de Arturo Fernández le hace incompatible para el cargo [de presidente de la fundación]. Sorprendente conclusión ya que la fecha en la que [Fernández] propuso el nombramiento del comité ejecutivo las causas alegadas ya eran conocidas, al igual que la situación jurídica del señor Fernández", señala la carta.

En conversación con El Confidencial, Alberto Arranz, uno de los firmantes de misiva, asegura que no entiende por qué la cámara no quiere activar la fundación si ya está aprobado desde hace meses. "Parece que hay una mano negra detrás", señala. Los firmantes también revelan que aunque Arturo Fernández dimitió como presidente de la cámara en febrero, no ha renunciado al cargo, sino que "ha cedido sus funciones temporalmente".

Plan de viabilidad económico

Según este grupo de empresarios, la Comunidad de Madrid impone que antes de su activación "la fundación presente un plan de viabilidad financiera y especifique un proyecto de actividades. Obviamente dicho trámite no puede ser confeccionado por otro órgano que el propio patronato". En este punto entra en juego la partida de 403.198 euros. "Queremos que nos explique dónde está ese dinero", señala Arranz.

Un portavoz de la cámara asegura que la fundación se creó en abril de 2005 y que actualmente se encuentra inactiva. "No cabe iniciar la actividad propiamente fundacional sin la presentación a la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid de un presupuesto realista y ajustado, y una memoria de actuaciones que garantice el principio de autofinanciación". La fundación se dotó con 30.000 euros en 2005 y con 70.000 euros en 2006. Según la cámara, el fondo económico de 403.198 euros "al que se hace alusión es el importe de una partida presupuestaria denominada Gastos institucionales-Fundación Cámara' que se había incluido en los presupuestos de la propia cámara del años 2005 para poder hacer frente a los gastos de mantenimiento del edificio de la calle Huertas, donde se estaba barajando la posible ubicación de la fundación".

Según el mismo portavoz, lo que ha llevado a confusión es la "denominación de la partida presupuestaria, ya que debería haberse llamado Gastos institucionales-Huertas 13, ya que se trata de una partida para el mantenimiento de ese edificio, la sede institucional de la cámara". De ese presupuesto la cámara ya ha gastado 197.025 euros "en concepto de gastos generales de mantenimiento del edificio de la Calle Huertas, 13, como seguridad, luz, limpieza, mantenimiento... Según los principios contables, una vez cerrado el presupuesto, las cantidades pendientes no gastadas dejan de estar disponibles, habiendo sido aprobada dicha liquidación presupuestaria por el comité ejecutivo, pleno y Comunidad de Madrid".

Un portavoz de la Cámara asegura que el nombre de la partida de 403.000 euros lleva a error, ya que ponía fundación cuando era para obras de su futura sede

Los empresarios relatan en su carta que "la efectiva cesión del edificio [de la calle Huertas]" a la fundación "nunca fue llevada a cabo. Sin entrar en razones que lo impidieron o lo demoraron, no se puede atribuir gastos de obras y reparaciones a la cuenta de la fundación por un edificio que sigue siendo propiedad de la cámara [...] si la fundación no tiene propiedades, ni ha llegado a activarse, ninguna imputación de gastos cabe realizar con cargo a sus cuentas".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios