costó 3,8 millones

Cifuentes abrirá en junio un parque de bomberos que Granados inauguró en 2011

El de Valdemoro lleva cinco años en el dique seco. La Comunidad quiere que esté operativo en junio con 60 efectivos. El Ayuntamiento negocia compensar la tasa de bomberos por el coste de las obras

Foto: Un bombero, frente al parque de Valdemoro.
Un bombero, frente al parque de Valdemoro.

Si las previsiones se cumplen, Valdemoro, municipio del sur de Madrid de 72.000 habitantes, tendrá por fin este año su parque de bomberos, el número 19 de toda la comunidad de Madrid. No hace falta construirlo. La instalación se levanta en la calle Gaspar Bravo de Sobremonte, en el polígono industrial Rompecubas, desde que Francisco Granados lo inaugurara con pompa el 28 de marzo de 2011. Fue solo una ilusión. El recinto, construido sobre una parcela de 11.300 metros cuadrados que cedió el Ayuntamiento, nunca fue abierto. Ahora, cinco años después, el Ejecutivo de Cristina Cifuentes espera ponerlo operativo en junio de este año, ya que está ultimando con el Consistorio, ahora gobernado por Ciudadanos, los últimos flecos de un convenio.

Granados, en 2011 consejero de Presidencia, Justicia e Interior, que antes había sido alcalde de Valdemoro, destacó el día de su inauguración que el parque nacía fruto de un acuerdo entre la Comunidad y el Ayuntamiento. Este último había cedido el suelo y pagado las obras, unos 3,8 millones de euros, mientras que el Gobierno regional ponía los bomberos, los camiones y todos los recursos materiales necesarios. Fue solo un espejismo. Las promesas se incumplieron y el edificio, de 2.360 metros cuadrados, empezó a languidecer fruto del desuso y el abandono. De hecho, en abril de 2014 se produjo un robo dentro del parque que obligó al Consistorio, del PP, a contratar vigilancia privada las 24 horas del día los 365 días del año.

El parque de bomberos de Valdemoro.
El parque de bomberos de Valdemoro.

"A razón de 6.000 euros mensuales más impuestos", explica el nuevo equipo de Gobierno local, de Ciudadanos. Han pasado 20 meses desde que los ladrones se llevaron el cableado y algunos materiales, por lo que las arcas públicas han tenido que desembolsar en todo este tiempo 120.000 euros extra para proteger unas instalaciones que deberían llevar abiertas cinco años. El actual consejero de Presidencia y Justicia, Ángel Garrido, explica a El Confidencial que el objetivo es poner en marcha el parque este junio, con una plantilla de 60 bomberos.

Guillermo Gross, alcalde de Valdemoro por Ciudadanos, espera también que se pueda abrir en junio, "aunque vamos un poco justos de plazos". El Ayuntamiento está negociando con la Comunidad la cesión del parque, de nuevo, a cambio de una dispensa de la tasa de bomberos que deben pagar todos los municipios de más de 20.000 habitantes. Esa tasa es de 30,92 euros por habitante. Los Ayuntamientos la pagan a cambio de que la Comunidad les ofrezca este servicio. En Madrid solo cinco localidades tienen bomberos propios (Madrid, Móstoles, Alcorcón, Fuenlabrada y Leganés). El resto lo 'alquilan' a la Comunidad a cambio de esa tasa. Los municipios de menos de 20.000 habitantes no están obligados a tener bomberos.

2,2 millones al año

"Esa tasa de bomberos es semestral y su cuantía es proporcional al número de habitantes. A Valdemoro, con 72.265 habitantes, le correspondía pagar  1.117.909,05 euros en el primer semestre de 2015 y la misma cuantía en el segundo semestre, lo que hace un total de 2.235.818,10 euros anuales", explica el regidor Gross. "Estamos negociando compensar lo que ya pagó el Consistorio por la construcción del parque con lo que debe pagar por la tasa de bomberos. Se está negociando con la Comunidad de Madrid compensar una cantidad de algo más de 3,8 millones de euros", lo que haría que Valdemoro estuviera exenta de pagar la tasa durante dos o tres años. Todas las cuentas son importantes en un municipio que cerró 2014 (últimos datos) con una deuda de 91,7 millones de euros, según Hacienda.

Gross asegura que todo lo que ha rodeado a este parque ha sido "un despropósito". La idea nace en 1996, aunque no es hasta enero de 2007 cuando se firma un acuerdo de intenciones. Luego vino la cesión de suelo, el anteproyecto y las obras hasta que finalmente fue inaugurado en 2011. "Ahora estamos en 2015 y es necesario un parque que dé cobertura no solo a Valdemoro, sino también a municipios del entorno como Ciempozuelos, San Martín de la Vega...".

Francisco Granados, en la inauguración del parque de bomberos de Valdemoro, en marzo de 2011.
Francisco Granados, en la inauguración del parque de bomberos de Valdemoro, en marzo de 2011.

El parque, que deberá sufrir algunos trabajos de mantenimiento antes de su apertura, está distribuido en tres cuerpos principales: una nave para vehículos (741 metros cuadrados con capacidad para 12 camiones), la residencia para los bomberos (1.272 metros divididos en dos plantas dotadas con gimnasio, dormitorios, aseos, cocina, botiquín y despachos) y un edificio anexo para servicios (346 metros para talleres de mantenimiento y almacenes).

El parque de bomberos se inauguró cuando era alcalde José Miguel Moreno Torres, imputado en la trama Púnica. Moreno Torres fue expulsado del PP después de que se revelasen unas grabaciones suyas en las que aseguraba que se metió en política "para tocarse los huevos". Su sucesor en el cargo, José Carlos Boza Lechuga, también está imputado, como Francisco Granados. Boza ha alegado ante la Audiencia Nacional que la construcción del parque de bomberos es una de las 20 obras del municipio que el juez debería investigar y que no se aprobaron bajo su mandato, sino el de su antecesor Moreno.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios