Las orcas vuelven a la costa de Galicia: cinco ataques a yates en dos semanas
  1. España
  2. Galicia
alimentan su fama de animales violentos

Las orcas vuelven a la costa de Galicia: cinco ataques a yates en dos semanas

Salvamento Marítimo recomienda precaución, mientras los científicos atribuyen los incidentes a una proliferación de embarcaciones de recreo

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Delfines, ballenas y, ahora, orcas. La costa de Galicia está demostrando su riqueza de una forma poco habitual: mediante la proliferación de mamíferos marinos. Si en agosto se registró el mayor avistamiento documentado de ballenas comunes en el litoral gallego, y en los últimos años es habitual la aparición de ballenas azules, el protagonismo en las últimas semanas se lo llevan las orcas, con ataques a embarcaciones que han alimentado la leyenda que acompaña a esta especie. Los científicos no le restan importancia a tanta orca como ha sido vista últimamente, pero advierten que, más que a un incremento del número de ejemplares, los sucesos pueden deberse a un único grupo en su ruta hacia el norte.

Ya a finales de agosto, Salvamento Marítimo emitió un radio aviso en las Rías Baixas por el avistamiento en la zona de orcas, que embistieron a dos embarcaciones. En concreto, acometieron primero contra un velero francés y más tarde contra un barco de la Armada, aunque sin daños de importancia. Días más tarde, fue el velero Beautiful Dream el que resultó dañado a seis millas de Cabo Prior, y esta misma semana Cruz Roja remolcó de madrugada a otros dos, que sufrieron los ataques a la altura del municipio coruñés de Cedeira. Uno de ellos fue el Amadeus, con dos tripulantes de nacionalidad francesa y procedente de Santander con destino A Coruña, que se encontraba a siete millas de la costa. Apenas tres horas más tarde, un poco más al norte, el Urki I, con dos tripulantes españoles, solicitó ayuda a Salvamento Marítimo de A Coruña por un segundo ataque con desperfectos en el timón.

Foto: Una orca arranca un trozo de timón a un velero de la Armada en las Rías Baixas

“No se puede descartar que todos los ataques los haya realizado el mismo grupo de cuatro o cinco orcas”, opina el biólogo marino Bruno Díaz, director del centro de investigación Bottlenose Dolphin Research Institute (BDRI), en O Grove. “Lo que hace singular esta sucesión de incidentes es el hecho de que hayan interaccionado y provocado desperfectos en los timones. Puede ser porque se trate de un grupo con algún ejemplar juvenil que trata de jugar con el timón, que es la parte exterior del barco que se mueve y la que llama la atención de un animal que nada en paralelo o a rebufo”.

Los científicos tienen una teoría sobre esta cadena de sucesos: la coincidencia del período en el que las orcas surcan la costa de Galicia con la proliferación de embarcaciones de recreo, motivada por el buen tiempo de las últimas semanas. “En septiembre las orcas se desplazan hacia el norte detrás de especies como el atún rojo: si los atunes se acercan a la costa, ellas también”. Es decir, no se trata necesariamente de que haya más, sino que transitan más cerca. Si a eso se le añade que hay más barcos de lo habitual en la misma zona, la explicación está servida.

Una orca arranca un trozo de timón a un velero de la Armada

Eso no significa que a las orcas en Galicia se las vea todos los años. En primavera hacen el recorrido inverso, hacia el sur, pero es difícil encontrar testimonios de avistamientos. Es más habitual en esta época del año, aunque desde 2015 no se habían producido tantos encuentros con ejemplares de esta especie, la de mayor tamaño de la familia de los delfínidos. Para los biólogos, es una circunstancia que no debería atraer como lo está haciendo la atención de los medios de comunicación, con reportajes en periódicos como The Guardian que se han hecho eco de un supuesto “desconcierto de los científicos” y del “acoso” a embarcaciones “desde el Estrecho hasta Galicia”.

La gran novedad de este mes de septiembre son los encontronazos con los barcos, que alimentan su fama de animales violentos, aunque los biólogos marinos creen que hay demasiada leyenda detrás de esa creencia. “Ocurre como con el lobo o con otros grandes depredadores, a los que el hombre les ha dado la peor fama posible. Compiten directamente con el hombre por los recursos, pero en el caso de las orcas nunca ha habido ataques a personas”, afirma Bruno Díaz.

Pero el riesgo existe. Al tratarse de animales de hasta nueve metros que llegan a pesar otras tantas toneladas, el peligro consiste en que provoque daños en el casco de las embarcaciones que las dejen a la deriva, o incluso que salten y caigan encima de la cubierta y provoquen un hundimiento, como le ocurrió recientemente a un velero británico en aguas del Pacífico. Salvamento Marítimo ha emitido un aviso a los barcos de recreo para que, si ven a estos animales, no intenten aproximarse, se mantengan a distancia e informen a las autoridades. De hecho, un real decreto de 2007 establece una distancia de seguridad e 60 metros con este tipo de animales.

Los tripulantes confiesan que han pasado miedo. En la mayoría de los casos, los veleros se quedaron sin timón y tuvieron que ser remolcados a la costa

El director de BDRI también recomienda a las embarcaciones que se encuentran con grupos de orcas frenar la marcha y, si es posible, detenerse por completo. “Al hacerlo, por lo general la orca se aparta, ya que desaparece la atracción que supone el movimiento del barco y del timón”. “Hay que esperar, tener paciencia, y los animales seguirán su ruta”, aconseja.

Los tripulantes de embarcaciones que se han cruzado con orcas confiesan que han pasado miedo. En la mayoría de los casos, los veleros se quedaron sin timón y tuvieron que ser remolcados a la costa. Los vídeos en los que quedaron registrados esos encuentros reflejan esa tensión, con golpes al casco o al timón y grupos de cuatro o cinco animales merodeando alrededor de los barcos. Para los biólogos, el hecho de que esos llamativos vídeos se hayan viralizado en redes sociales ha contribuido al interés repentino de los medios, pero Bruno Díaz insiste: “Lo único excepcional es que coincidan con los yates, porque siempre ha habido orcas en esta época del año”.

Animales Noticias de Galicia
El redactor recomienda