La lucha por el control de Podemos Galicia fractura la formación en tres frentes
  1. España
  2. Galicia
cartas de denuncia, acusaciones, terceras vías

La lucha por el control de Podemos Galicia fractura la formación en tres frentes

Una politóloga que dimitió en 2015 emerge entre la candidata ‘oficial’ y el aún secretario general, enfrentado con la dirección de Pablo Iglesias

Foto: El secretario general de Podemos en Galicia, Breogán Riobóo. (EFE)
El secretario general de Podemos en Galicia, Breogán Riobóo. (EFE)

Al secretario general de Podemos en Galicia le han retirado el sueldo, el teléfono y hasta el correo electrónico, pero Breogán Riobóo no se arruga y se aferra al cargo, mientras impulsa una candidatura para las primarias de abril. Todo un desafío a la dirección nacional, que, después de desmantelar la comisión de garantías y el consejo ciudadano con un goteo de dimisiones, ha dejado a Riobóo como líder sin funciones. El entorno de Pablo Iglesias apuesta por la diputada Ángela Rodríguez, pero en medio emerge una tercera vía, la de Carmen Santos, que se propone como puente entre la dependencia y el distanciamiento orgánico con Madrid.

Las supuestas injerencias de la dirección nacional son uno de los grandes debates de la carrera por la secretaría general, pero en un año electoral como es este 2016 en Galicia, la política de alianzas está también encima de la mesa. Por ahí rompió Riobóo con Pablo Iglesias y los suyos, al desmarcarse de la forma en la que se gestionó En Marea y de la propia campaña, a pesar de los excelentes resultados del 20-D. El aún secretario general no se opone a reeditar la confluencia, pero exige que no se le imponga a la organización gallega, mientras Iglesias se apresura a adelantar su “convencimiento” de que en las autonómicas de este año habrá confluencia.

Podemos se enfrenta en Galicia a la contradicción entre su condición de fuerza emergente del cambio y su peso relativo frente a las otras dos patas de En Marea, Esquerda Unida o Anova, que ya exploraron con éxito la confluencia en las autonómicas de 2012. Y para ensanchar las diferencias entre distintos sectores, la defensa de la autodeterminación de Galicia realizada por su diputada Alexandra Fernández en el debate de investidura de Pedro Sánchez ha abierto otro frente. El portavoz de la gestora de Podemos en Galicia, el senador José García Buitrón, se desmarcó de la reivindicación, al asegurar que “no es una urgencia”.

Dura carta a la militancia

Aunque nadie las menciona abiertamente, la elección de candidato a la presidencia de la Xunta y la configuración de las listas también enrarecen el ambiente entre los dirigentes gallegos de Podemos. Pero, públicamente, el debate avanza por otros derroteros, no necesariamente amistosos. “Nos quieren prohibir y robar la libertad de poder debatir y decidir entre todos cuál queremos que sea el camino de nuestra organización ahora y en el futuro. Da la sensación de que todo está ya sentenciado, no se sabe muy bien por qué ni dónde”, lamenta el aún secretario general en una carta a la militancia. Y añade: “No podemos permitir que Podemos Galicia se convierta en una estructura vertical en la que una nueva élite decida por nosotros”.

Antes incluso de que la campaña comience oficialmente, Riobóo y Carmen Santos han añadido otro elemento de confrontación en la pugna interna, como es la falta de acceso al censo de inscritos de Podemos, lo que dificulta sus campañas. Tras la disolución de la comisión de garantías y del consejo ciudadano, la organización estatal impulsó una gestora con Buitrón como portavoz, lo que ha provocado una inédita bicefalia entre el senador y el aún secretario general. A Riobóo, eso sí, le han retirado el acceso al censo, el sueldo y las competencias, hasta diluir su figura en lo que el secretario de Organización, Sergio Pascual, ha definido como un cargo “sin atribuciones”. Entre ellas, la de acceder al listado de militantes.

Ángela Rodríguez se presenta con el respaldo tácito de la dirección nacional. Su condición de diputada ha abierto el debate sobre la conveniencia de la acumulación de cargos. Sus adversarios opinan que es un serio inconveniente, si no una incompatibilidad manifiesta. Riobóo cree que esa superposición reduce a Podemos al mismo nivel que los partidos tradicionales. La candidata, mientras, sostiene que no es contradictorio, y ha citado el caso de Pablo Iglesias, que compatibiliza ambas funciones, como hacía también durante su etapa como eurodiputado.

La tercera vía

La tercera vía representada por Carmen Santos solo acepta la compatibilidad si es en la misma comunidad autónoma. Es un planteamiento que descartaría a Rodríguez, de la que Santos dijo: “Yo no sé de su capacidad para poder estar en Madrid y aquí al mismo tiempo a pocos meses de que haya unas elecciones en la Xunta. Tenemos que hacer un proyecto muy serio y creo que hay que centrarse única y exclusivamente en una tarea para poder hacerla bien”. Santos, politóloga y funcionaria del Centro de Investigaciones Científicas (CSIC), fue la militante más votada en las primarias de Podemos Galicia de febrero de 2015, pero dimitió del consejo ciudadano en desacuerdo con la falta de transparencia y de participación que, en su opinión, estaba afectando al trabajo del partido.

El proceso está abierto a que se presenten nuevas candidaturas antes de que expire el plazo el próximo 3 de abril, con la posibilidad de sorpresas como la de que Riobóo no opte al cargo de secretario general de su lista, insinuada este miércoles por el propio interesado. La campaña electoral se desarrollará la siguiente semana, entre los días 4 y 10. Los inscritos de Podemos en Galicia podrán votar entre el 8 y el 10 y la proclamación de los resultados está prevista para el día 12, fecha en que se abrirá una nueva etapa en Galicia en la corta existencia de la formación de Pablo Iglesias.

Noticias de Podemos Galicia Xunta de Galicia