Es noticia
Menú
El grupo gallego Rodman se desmarca de su magnate chino tras ser detenido en Pekín
  1. España
  2. Galicia
operación anticorrupción del Partido Comunista

El grupo gallego Rodman se desmarca de su magnate chino tras ser detenido en Pekín

Sam Pa, tachado de mafioso por Washington y con intereses en Galicia, fue arrestado en una operación liderada por la unidad de anticorrupción del Partido Comunista Chino

Foto: Astilleros Rodman en Vigo.
Astilleros Rodman en Vigo.

Por si le faltaba algún capítulo al novelesco desembarco del misterioso Sam Pa en Galicia, la policía china lo acaba de escribir. El hombre que ha liderado la entrada de China Sonangol en los astilleros Rodman de Vigo, tachado oficialmente de mafioso por Estados Unidos, fue detenido el pasado 8 de octubre en Pekín, involucrado en una operación de presunta corrupción tan enigmática como todo lo que rodea a este inversor que se maneja por el mundo con al menos otros siete nombres. Rodman, al que Sonangol compró este verano el 66% de dos de sus tres astilleros, no ha tardado en desmarcarse de Pa, al que ha reducido a la condición de mero intermediario de la venta del grupo.

La detención de Sam Pa, avanzada por el periódico local 'Caixin' y confirmada por el 'Financial Times', fue realizada por la unidad de anticorrupción del Partido Comunista de China, a pesar de la estrecha vinculación que se le atribuye con el régimen de Pekín. La operación está vinculada a “faltas disciplinarias y sospechas graves” de corrupción en las que también está involucrado el gobernador de la provincia de Fujian, Su Shulin, expresidente del grupo petrolero Sinopec -controlado por el Gobierno chino-, socio de Sonangol en operaciones como la entrada en el accionariado de Shell. Shulin venía siendo investigado por la Comisión Central de Control Disciplinario, la mayor institución de control interno del Partido Comunista de China, por “graves violaciones de las normas”.

Comunicado de Rodman, la Xunta calla

Rodman se apresuró a desmarcarse de Sam Pa en un comunicado. “No ostenta ninguna posición, ni como accionista, ni administrador, ni ejecutivo, ni consultor, ni ningún otro cargo en Metalships, ni en ninguna empresa del grupo Rodman”, afirmó. El grupo sostiene que el papel del inversor fue el de mero 'advisor' o consultor en la venta de un paquete accionarial. En concreto, como representante de la compañía CS Europe Investiment Ltd de Singapur, propiedad al 100% de China Sonangol International. La Xunta, que ha dado su beneplácito a las operaciones de Sam Pa en territorio gallego bajo el argumento de que todo lo que derive en una mayor carga de trabajo será bien recibido, guarda silencio. “No es una operación que nos incumba”, ha afirmado un portavoz de la Consellería de Economía.

El auténtico papel de Sam Pa en Rodman se difumina a través de un complejo entramado empresarial. Según una investigación realizada por el 'Financial Times' en 2014, Sonangol es uno de los grandes brazos inversores de Queensway, el grupo al que pertenece Pa. El periódico británico también detalló en su información que las empresas de Queensway son socias preferentes de regímenes represivos que controlan muchos de los estados de África ricos en recursos naturales y pobres en transparencia, con clientes preferentes como el régimen zimbabuense de Robert Mugabe y los “petroestados corruptos” de Nigeria y Angola. Esos negocios fueron precisamente la razón por la que Washington hipotecó todos los bienes del empresario en Estados Unidos.

Elena Espinosa, destituida como vicepresidenta

Al margen de los cargos que pueda detentar Pa en Rodman, lo cierto es que su influencia en el grupo ya se hace notar. Como una de las primeras demostraciones de su toma de poder, Sonangol acaba de nombrar vicepresidente al chino Soo Chee Chan, hombre de confianza de Sam Pa, en sustitución de la exministra Elena Espinosa. El cese aparecía recogido esta semana en el Boletín Oficial de Registro Mercantil, solo cinco meses después de la toma de posesión de Espinosa, una mujer que gozaba de la plena confianza del fundador y aún presidente de Rodman, Manuel Rodríguez. La exministra de Zapatero todavía conserva el cargo de vicepresidenta de la empresa naval Rodman Polyships, en la que no ha desembarcado China Sonangol.

Sam Pa -también conocido como Sampa, Samo, Sam King, Sa Muxu, Xu Songhua, Xu Jinghua o Ghui Ka Leung, según un informe del departamento del Tesoro de Estados Unidos- es un habitual del aeropuerto vigués de Peinador, en el que su avión privado ha aterrizado en numerosas ocasiones para cerrar la operación de Rodman. Pero los intereses que defiende van más allá del grupo que preside Manuel Rodríguez. En los últimos meses, Pa ha presentado propuestas por otros astilleros, los de Hijos de J. Barreras, y ha mantenido entrevistas con entidades financieras y empresarios de referencia en sectores como los de la alimentación, la hostelería y la sanidad para ampliar su cartera de negocios, siempre con el beneplácito de las autoridades autonómicas.

Su entrada en Rodman sirvió para revitalizar sus astilleros. Ya antes de que se concretara el desembarco accionarial de China Sonangol, Pa ejerció de intermediario para el encargo de 40 patrulleras para el ejército de Angola, un cliente que desanimó a algunos de los empresarios que entonces mantenían conversaciones para llevar a cabo otros negocios con el ahora detenido. En el grupo con sede en Vigo aseguran que las noticias del arresto les han llegado por la prensa. Puestos en contacto con sus representantes en España, les confirmaron tanto la detención como la “rápida” puesta en libertad. “No afecta en absoluto a la actividad del grupo”, aseguró un portavoz, que insistió en desvincular a Pa de Rodman.

La misma maraña de sociedades cruzadas que ha dificultado las investigaciones realizadas por el Gobierno de Estados Unidos difumina ahora su relevancia en el grupo del sector naval, aunque todo converja finalmente en el número 88 de la avenida Queensway de Hong Kong, donde radica el entramado empresarial del que surge el empresario ahora perseguido por la policía del Partido Comunista de China.

Por si le faltaba algún capítulo al novelesco desembarco del misterioso Sam Pa en Galicia, la policía china lo acaba de escribir. El hombre que ha liderado la entrada de China Sonangol en los astilleros Rodman de Vigo, tachado oficialmente de mafioso por Estados Unidos, fue detenido el pasado 8 de octubre en Pekín, involucrado en una operación de presunta corrupción tan enigmática como todo lo que rodea a este inversor que se maneja por el mundo con al menos otros siete nombres. Rodman, al que Sonangol compró este verano el 66% de dos de sus tres astilleros, no ha tardado en desmarcarse de Pa, al que ha reducido a la condición de mero intermediario de la venta del grupo.

Partido Comunista
El redactor recomienda