Un 'espía' chino lleva ocho meses tratando de comprar el astillero de yates Rodman
  1. España
la operación podría cerrarse en unos días

Un 'espía' chino lleva ocho meses tratando de comprar el astillero de yates Rodman

El representante de China Sonangol, figura que pone en duda una investigación del 'Financial Times', pretende adquirir el 80% del fabricante y hacer barcos por encargo para sus 'amigos' de África

placeholder Foto: Foto: Rodman
Foto: Rodman

Las negociaciones entre la compañía asiática China Sonangol y los responsables del fabricante de yates de lujo Rodman se eternizan. Los contactos van camino de cumplir los ocho meses de duración desde que el pasado septiembre el representante de la multinacional, Sam Pa, visitara Galicia y mostrara un enormeinterés por el astillero vigués que hoy por hoy necesita urgentemente pedidos para seguir subsistiendo. Yo tengo gente que puede hacer encargos, pero quiero formar parte de este proyecto, llegó a decir el hombre visible de la multinacional asiática.

Fuentes conocedoras de la negociaciónaseguran a El Confidencial que "en los próximos días" los tres astilleros deRodman –Poliships, Metalships y Lusitania– pasarán a formar parte de la compañía asiática China Sonangol. En concreto, las mismas fuentes aseguran que las negociaciones están “muy avanzadas” y que el grupo liderado por Sam Pa se hará con la participación de entre el 65 y el 80% de la compañía viguesa por unos 100 millones de eurosen cuanto se cierren los últimos flecos, aunque aún no existe fecha concreta para que se ejecute un acuerdo que lleva meses fraguándose.

La adquisición, según estasfuentes, habría contado con el visto bueno en la sombra del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien considera positivo para el mercado laboral autonómico que el futuro dueño se haya comprometido adotar de mayorvolumen de trabajo a los astilleros. No en vano elmayor astillero de Rodman, Metalships, lleva meses sin recibir encargos, con lo que necesitaurgentementela llegada de nuevos pedidos que estimulen su actividad.Los contactos que el representante de China Sonangol tiene en África, en teoría, argumentan las mismasfuentes, serían claves para impulsar el negocio del fabricante de yates, que ya hatocado fondo en España.

De hecho, el pasado noviembre Sam Pa hizo un pedido a Rodman que superaba la veintena de barcos y queel magnate asiático ya habría abonado parcialmente. En concreto, explican desde la compañía viguesa,China Sonangol ha pagado yael 25% del coste total que supone la solicitud, lo que sería una muestra de que detrás del magnate chino no hay mera palabrería.

Pero no era la primera vez que Sam Pa visitaba Galicia. Ni tampoco la última.Durante los últimos meses ha mantenido reuniones más o menos públicas con el fundador y actual presidente de Rodman, Manuel Rodríguez, quien según las mismas fuentes ya habría amarrado que, tras la compra del astillero por parte de China Sonangol, se mantendría como máximo responsable ejecutivo y consejero delegado de la compañía viguesa.

La figura de Sam Pa, sin embargo, está rodeada de un halo de misterio y polémica. Una investigación de Financial Times(FT) publicada el pasado agosto relacionaba al representante de China Sonangol con el Gobierno de Pekín y le situaba como una suerte de intermediario conseguidor de negocios entre grandes compañías asiáticas y gobiernos africanos para pegar pelotazos.

La información aseguraba que tiene importantes contactos con la inteligencia china y que es uno de los principales intermediarios entre el país asiático y los gobiernos africanos marcados por una corrupción política “que condena a millones de personas a la pobreza mientras sus gobernantes acumulan extraordinarias riquezas”.

El reportaje de FT nombraba losejemplos de Zimbabue, Guinea, Angola o Nigeria, con los que Sam Pa ha cerrado distintos convenios. Según Fitch Ratings –aseguraba el mismo documento–, en la presente década, los préstamos del banco estatal de China a los países africanos han superado a los préstamos concedidos al continente por el Banco Mundial.

FT también poníade relieve el interés del Gobierno americanopor Sam Pa, sobre todo desde que su compañía adquirió una de las propiedades inmobiliarias con más solera de Manhattan, la antigua sede de JP Morgan en el 23 de Wall Street. Y el hecho de que el Tesoro de los Estados Unidos añadiera los distintos alias con los que se conoce a Sam Pa a la lista de nombres sancionables por su apoyo al régimen de Robert Mugabe en Zimbabue.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Alberto Núñez Feijóo
El redactor recomienda