elecciones en cataluña

La monja Teresa Forcades irrumpe en el 21-D: quiere ir en las listas con la CUP y Fachin

Fue en 2015 cuando se confirmó la exclaustración de esta religiosa benedictina para concurrir a las elecciones del 27-S. Ahora, quiere volver a hacerlo junto a los antisistema y el exlíder de Podem

Foto: La monja Teresa Forcades. (EFE)
La monja Teresa Forcades. (EFE)

Cada vez más partidos independentistas se suman a las elecciones del 21 de diciembre. Primero fue el PDeCAT, luego ERC y, por último, la CUP. Todos ellos consideran que son "ilegítimas" por ser convocadas por Mariano Rajoy tras la aplicación del artículo 155 y no por el 'expresident' Carles Puigdemont. Sin lista unitaria posible, los acompañará en la terna la monja Teresa Forcades, que irrumpe en el 21-D con Procés Constituent.

En su asamblea general, esta formación, que apuesta por la independencia de Cataluña y el fin del capitalismo, ha propuesto a la CUP y al exlíder de Podem Albano Dante Fachin formar una candidatura conjunta de lo que denominan "la izquierda rupturista catalana". Para ello, Teresa Forcades se ha ofrecido como candidata para los puestos de salida con el fin, según fuentes de Procés Constituent, de "ejercer la desobediencia para construir una república frente a los monárquicos que encarcelan a los miembros del Parlament y de diversos movimientos sociales".

La CUP, dispuesta a incluir a Forcades

La CUP, que este domingo ha decidido presentarse a las elecciones con una candidatura propia, estaría dispuesta a incluir en sus listas a Forcades y otros miembros de Procés Constituent. De hecho, la concejala 'cupaire' Núria Gibert ha confirmado en Catalunya Ràdio que existen conversaciones con esta formación para ir juntos. Otra de las opciones es concurrir a las elecciones junto a Albano Dante Fachin, que este fin de semana presentó la platafoma Som Alternativa tras dimitir de la dirección de Podem. El objetivo, dicen en su manifiesto, es ser "una alternativa insumisa y constituyente" para romper desde abajo el régimen del 78.

Esta última opción es más complicada. Tanto Procés como la CUP son formaciones a favor de la independencia de Cataluña, mientras que Fachin ha insistido en varias ocasiones en que, aunque él no es independentista, sí está a favor de que Cataluña decida su futuro en las urnas. Aun así, la CUP ve "posible" sumar a Fachin a su candidatura. Así lo ha confirmado este lunes el diputado en el Parlament Benet Salellas en TV3, que ha desvelado la existencia de reuniones con el exlíder de Podem y de una futura integración, siempre y cuando asuma un programa "independentista, rupturista y de izquierdas".

Una monja independentista

Esta no es la primera vez que Teresa Forcades da un paso al frente para sentarse en el Parlament. Fue en abril de 2013 cuando esta monja benedictina fundó junto al economista Arcadi Oliveres Procés Constituent. Desde entonces, su activismo en pro de la independencia se multiplicó. En 2014 se sumó a la plataforma de Ada Colau Guayem Barcelona, que luego se transformó en lo que hoy conocemos como Barcelona en Comú. Con esta marca y en confluencia con varias entidades como Podemos, Equo ICV y EUiA, Procés Constituent concurrió a las elecciones municipales en Barcelona en la lista que encabezó Colau. Entre los miembros de la plataforma de Forcades que lograron puesto de concejal, se encuentran los ahora tenientes de alcaldía Gerardo Pisarello y Jaume Asens.

Otra fecha en el calendario de Forcades es el 27 de septiembre de 2015. Tras 'alcanzar' el Ayuntamiento de Barcelona, el objetivo era tener presencia en el Parlament y presentarse a las elecciones autonómicas. Pero para ello debía dejar el convento. Fue en 1997 cuando ingresó en el monasterio benedictino Sant Benet de Bages en régimen de clausura. En los años posteriores, esta licenciada en Medicina —que estudió en Estados Unidos— se doctoró en Salud Pública en 2004 y en Teología Fundamental en 2008. También ha escrito libros y viajado al extranjero para seguir ampliando su formación hasta que comenzó a 'flirtear' con el independentismo, hasta tal punto de que desde las altas instancias de la Iglesia católica se vigiló muy de cerca su actividad. Lo mismo que ocurrió con la también religiosa Lucía Caram.

La 'exclaustración' llegó en 2015

Tras viajar a Roma para abordar este tema, en junio de 2015 Teresa Forcades dejó el convento tras la 'exclaustración' autorizada por el Vaticano. Por aquel entonces, quería ir en alguna lista de las elecciones del 27-S para volver al convento en año y medio, tiempo que estableció Artur Mas para declarar la república catalana si se lograba mayoría independentista en el Parlament. Sin embargo, los militantes de Procés Constituent rechazaron acudir a los comicios tanto con Junts Pel Sí como con Catalunya Sí que es Pot. De esta manera, el movimiento se diluyó nada más comenzar.

Ese plazo de año y medio con el que contaba Forcades ya ha pasado. De hecho, el calendario se ha movido casi dos años y cuatro meses desde entonces y cada vez están más cerca los tres años de límite que la Iglesia católica le permitió para estar fuera del convento. A la espera de que las listas se conformen antes de que termine el plazo del viernes 17 de noviembre, se desconoce qué pasaría si Forcades logra un asiento en el Parlament.

Teresa Forcades, en el salón de la casa de su madre. (EFE)
Teresa Forcades, en el salón de la casa de su madre. (EFE)


A favor de la píldora y otras polémicas

Pero no solo la política le ha traído quebraderos de cabeza. En 2009 llamó a impedir que la vacuna contra la gripe A (H1N1) fuera obligatoria, criticando la gestión de la enfermedad por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En un vídeo, hizo un llamamiento a la participación ciudadana para que no se pudiera forzar a nadie en España a ser vacunado y para que aquellos que iban a ser vacunados no perdieran su derecho a exigir responsabilidades si sufrían efectos secundarios.

En 2014 volvió a ser el centro de las críticas al defender y promover el uso del MMS (suplemento mineral milagroso o dióxido de cloro) para tratar enfermedades como el ébola o la malaria. Dicho medicamento es muy peligroso y considerado ilegal por la Agencia Española del Medicamento. A esto hay que añadir también que no tiene una posición contraria al aborto y es partidaria de la píldora del día después.

Elecciones Catalanas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
74 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios