Aragonès salva 'in extremis' los Presupuestos con los comunes y el Govern se resquebraja
  1. España
  2. Cataluña
A la espera de la reacción de JxCAT

Aragonès salva 'in extremis' los Presupuestos con los comunes y el Govern se resquebraja

A cambio de sacar adelante las cuentas de la Generalitat, el líder de ERC en Barcelona, Ernest Maragall, ha explicado que su grupo facilitará la aprobación de las cuentas de Colau

Foto: El presidente del Gobierno de Cataluña, Pere Aragonès. (EFE/Langsdon)
El presidente del Gobierno de Cataluña, Pere Aragonès. (EFE/Langsdon)

Nueva crisis de gobierno en la Generalitat, y van cuatro en seis meses. Esta vez, por los Presupuestos de la Administración catalana. La CUP se había caído y todos los esfuerzos que la Generalitat estuvo haciendo para que los anticapitalistas se sumasen a la votación de las cuentas para 2022 no los ha hecho con los comunes. Así que JxCAT se plantó y se negó a modificar ninguna partida. Tampoco fue a la reunión que ayer se convocó en Palau entre la Generalitat y los 'comuns'. Desde las 08:30 horas de este lunes estaba reunido un Consejo de Gobierno extraordinario, en el que Aragonès ha anunciado un acuerdo 'in extremis' con los de Ada Colau para sacar adelante las cuentas para 2022. Intenta así volver a cohesionar un Ejecutivo que se rompe.

Tras el anuncio de Aragonés, el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, y el resto de 'consellers' de Junts han manifestado que creen que este pacto "rompe la mayoría del 52%", han explicado fuentes de Vicepresidencia. Sin embargo, fuentes de Presidencia de la Generalitat han asegurado que, durante la misma, los de Junts no han manifestado "ninguna crítica" y han trasladado que no lo veían mal.

Foto: Pere Aragonès y Jaume Giró. (EFE)

JxCAT ha pasado en 24 horas de socio de Gobierno a minoría de bloqueo. Solo querían a la CUP como socio. Así que ningún miembro de este partido participó en la reunión de ERC con los comunes ayer por la tarde en Palau para acordar los Presupuestos. Aragonès había convocado la reunión esta mañana a las 8:30 horas en la que ha anunciado a los miembros del Govern que había llegado a un acuerdo para aprobar las cuentas de 2022. El tiempo era clave porque el pleno del Parlament y el límite para que los comunes retiraran su enmienda a la totalidad a las cuentas comenzaba esta la tarde.

El papel del 'conseller' de Economía, el independiente Jaume Giró, queda en una posición incómoda, si bien cada día está más cercano al partido que lo escogió para esa cartera. Cuando salió el secretario de JxCAT, Jordi Sànchez, en rueda de prensa asegurando que no se iba a permitir cambiar los Presupuestos, según la Agencia EFE, Giró y Aragonès se reunieron en secreto en Palau para intentar salvar las cuentas.

Foto: El presidente del Gobierno de Cataluña, Pere Aragonés. (EFE/Ian Langsdon)

Los comunes se vieron con la 'consellera' de Presidència, Laura Vilagrà; la secretaria de Presidencia, Núria Cuenca; el director general de Coordinación Interdepartamental, Marc Ramentol, y el director de la Oficina de Estrategia del Presidente, Sergi Sabrià. Los representantes de los comunes en este encuentro en Palau fueron los diputados Joan Carles Gallego, Lucas Ferro, Susana Segovia y Marc Parés.

A la vez, Aragonès y Giró, amigos personales, mantuvieron otra reunión para intentar salvar los Presupuestos, ya no de la CUP sino del supuesto fuego amigo de JxCAT. La postura de los de Carles Puigdemont resultaba extraña porque durante las dos semanas en que la Generalitat estuvo haciendo renuncia tras renuncia ante la CUP no abrieron la boca.

A cambio, apoyo a las cuentas de Colau

El líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, ha explicado en rueda de prensa desde el Parlament que su grupo facilitará la aprobación de las cuentas del Ayuntamiento de Barcelona elaboradas por el Gobierno de Ada Colau a cambio del aval de los comunes.

Foto: Ernest Maragall. (EFE/Toni Albir)

Maragall ha justificado el cambio de voto de ERC, que se opuso a la aprobación inicial de las cuentas barcelonesas, por "responsabilidad" y en favor del "interés general del país". "Nuestra postura (en relación con los presupuestos de Barcelona) sigue siendo la que quedó reflejada en el voto de la semana pasada. Eso es lo que pensamos y no ha cambiado", ha subrayado el también diputado, que ha acusado a los comunes de haber usado el Ayuntamiento de Barcelona como una pieza de "negociación política".

División en JxCAT

Tras la ejecutiva de JxCAT del domingo por la mañana, su secretario general, Jordi Sànchez, manifestó que "raso y corto: lo que no acordamos con la CUP no lo acordaremos ahora con los comunes. Por tanto, no habrá cambio de 180 grados, ni de 25 grados. JxCAT no aceptará que por la puerta trasera se cambien los Presupuestos presentados por el 'conseller' Giró". Como si Giró no estuviese justo en ese momento en el Palau de la Generalitat.

JxCAT se niega a cambiar los Presupuestos mientras que no abrió la boca cuando se hacía a la CUP una concesión tras otra. Los de Puigdemont se han desentendido de negociar con los comunes. Y todos se comportan como si JxCAT no fuese a apoyar las cuentas. La realidad, según fuentes de JxCAT, es que la formación está dividida. El sector de Jordi Turull, con muchos altos cargos colocados en la Generalitat, quiere los presupuestos. El aparato del partido, controlado por Jordi Sànchez, se opone.

El sector de JxCAT alineado con Jordi Turull es partidario de aprobar el presupuesto

Por tanto, la coalición de Gobierno entre ERC y JxCAT sale todavía más tocada con esta nueva crisis. JxCAT en seis meses se ha comido el sapo de que Aragonès les tumbase la ampliación del aeropuerto de El Prat, el sapo de la mesa de diálogo y ahora el sapo de que los comunes de Ada Colau sean su socio estratégico. Hasta ahora, seguir en el cargo ha sido prioridad de todos los protagonistas. A ver qué pasa ahora, cuando se perfila una mayoría alternativa al independentismo en la Cámara catalana.

La CUP critica el "intercambio de cromos"

La diputada de la CUP en el Parlament Laia Estrada ha criticado el "intercambio de cromos" para aprobar el Presupuesto de la Generalitat, después de que el Govern y los 'comuns' hayan llegado a un acuerdo.

"Ninguna sorpresa ante este intercambio de cromos que, evidentemente, hacía tiempo que estaba cocinado", ha criticado la diputada 'cupaire' en un apunte en Twitter este lunes, después de que la CUP ratificar el sábado su veto a las cuentas dejando al Govern con los comuns como única opción para sacarlas adelante -ya que el Ejecutivo rechazó la oferta del PSC-.

PSC pide un "gesto"

La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat y presidenta de la Diputación de Barcelona, la socialista Núria Marín, ha mantenido la puerta abierta a que el PSC avale las cuentas, pero ha pedido un "gesto" al Govern, en forma de llamada telefónica.

En una entrevista en La 2 y Ràdio 4, la también presidenta del PSC ha explicado que el líder de los socialistas en el Parlament, Salvador Illa, y su equipo "han pasado todo el fin de semana esperando que alguien hiciera una llamada", que no ha llegado.

"Creo que el presidente Aragonès se está equivocando, pienso que no es la mejor forma de empezar una legislatura, obviando una parte del Parlament y de la sociedad que está extendiendo la mano", ha subrayado.

La portavoz del PSC-Units en el Parlament, Alícia Romero, ha asegurado este lunes que los socialistas mantienen la enmienda a la totalidad a los presupuestos, pero también su "colaboración y mano tendida" para que Cataluña disponga de cuentas el año que viene.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Parlamento de Cataluña Jordi Sànchez Generalitat de Cataluña Cataluña Jaume Giró Pere Aragonès
El redactor recomienda