Es noticia
Menú
Torra aplaca a la 'ceja' catalana con un plan de choque para la cultura de 31 millones
  1. España
  2. Cataluña
SU RELACIÓN CON ESPAÑA HA DE SER 'DE TÚ A TÚ'

Torra aplaca a la 'ceja' catalana con un plan de choque para la cultura de 31 millones

Las dos partidas más importantes son una de 10 millones de euros del Instituto catalán de Finanzas y otra de 8 millones de euros para "paliar el impacto de la crisis por los cierres"

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

'Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar'. El refrán le viene al pelo al Gobierno catalán, que ha visto estos días cómo el sector de la cultura se echaba encima del Gobierno central por la falta de ayudas al sector. En Cataluña, el sector de la 'ceja' no lo tendrá tan fácil. El 'president' Quim Torra ha hecho los deberes y se ha adelantado a lo que pueda acontecer con un plan de choque para blindarse ante las andanadas que puedan venir de la 'ceja' catalana, uno de los sectores que con más entusiasmo ha apoyado el 'procés'.

Así, el Govern aprobó, en su reunión de este martes, un paquete de medidas para el sector cultural que significa una inyección de 31 millones de euros a empresas y artistas como compensación por haber tenido que paralizar totalmente su actividad. Las dos partidas más importantes son una de 10 millones de euros del Instituto catalán de Finanzas (ICF) y otra de 8 millones de euros para "paliar el impacto de la crisis por los cierres", según detalló la consejera de Presidencia y portavoz del Govern. Meritxell Budó.

Foto: Policías a caballo recorren Madrid. (Reuters)

La Generalitat tiene prevista también una partida de 3 millones de euros de ayudas directas a entidades sin ánimo de lucro. Otros 4 millones irán a bibliotecas, con el fin de que compren libros. De ellos, más de 2,2 millones los gestionarán las propias bibliotecas y más de 1,7 millones irán a parar a los Ayuntamientos, para que sean ellos los que surtan de libros a las bibliotecas.

Otra partida de 2 millones de euros se destinará a paliar los efectos de la supresión de contratos y espectáculos, destinados a proyectos o actos profesionales. Y, por último, se ha aprobado un plan de rescate de 4 millones de euros a fondo perdido para repartir entre los equipamientos de la propia Generalitat que han cerrado y anulado espectáculos. "No habrá apertura de librerías para Sant Jordi, pero el Govern trabaja con el Gremio de Libreros para ver cómo se puede potenciar la venta online", afirmó Budó.

Budó destacó, asimismo, que el Ejecutivo catalán destinará 10 millones de euros para material de centros asistenciales. Esta partida proviene de un Fondo Social extraordinario de 45 millones facilitado por el Gobierno central. Asimismo, aprobó entregar más de 22.000 dispositivos de conectividad para alumnos que no disponen de acceso a Internet. Por otra parte, unos 16 millones de euros servirán para financiar los servicios relacionados con menores sin familia. El Govern tiene bajo su manto a más de 4.200 de estos menores.

placeholder (EFE)
(EFE)

Los 1,7 millones de mascarillas

La jornada, no obstante, sirvió para volver sobre el pintoresco tema de las mascarillas enviadas por el Gobierno español para ser repartidas en Cataluña. Igual que había hecho su colega de Interior, Miquel Buch, este lunes, volvió a referirse a la cifra de 1.714.000 mascarillas, cifra que recuerda (según la Generalitat) el año 1714, cuando Barcelona cayó ante las tropas de Felipe V. "En política no cabe la casualidad y no creo que la cifra fuese casual, pero que cada uno saque sus conclusiones", aseguró Budó. No hay que olvidar que Buch criticó con dureza esa coincidencia advirtiendo de que "con la historia de Cataluña no se juega".

Pero ello le dio pie a la portavoz del Govern de arremeter contra "la decisión tomada por el Gobierno central de que abriesen centros de trabajos no esenciales, pese a que todos los datos epidemiológicos aconsejaban que no se hubiese tomado esa medida". También subrayó que lamentan "la improvisación con la que ha actuado el Gobierno, porque hemos trabajado contrarreloj para repartirlas. Aún así, la mayoría de las personas que fueron a trabajar en transporte público tuvieron su mascarilla". De pasada, no obstante, admitió que el Govern se alegraba de que el Gobierno central le hubiese enviado el material.

Luego, fue más allá y volvió a reclamar más confinamiento y poder ver los informes que maneja el Gobierno español. "No sabemos qué informes maneja el Gobierno para restablecer la normalidad laboral. Seguimos reclamándolos. Desde el Govern, trabajamos con un puñado de expertos que nos asesoran y nos basamos en todos sus estudios e informes que ponen a nuestra disposición para tomar las disposiciones que consideramos más adecuadas. Por ejemplo, reclamábamos el confinamiento total para reducir las posibilidades de contagio. El Gobierno español aceptó nuestras recomendaciones 15 días después. Lo que nos dicen a nosotros nuestros expertos es lo que está dando resultado. Que nos enseñe el Gobierno central sus informes", dijo la portavoz.

"Lo que nos dicen a nosotros nuestros expertos es lo que está dando resultado. Que nos enseñe el Gobierno central sus informes", asegura Budó

Obvia la consejera, no obstante, que Oriol Mitjà, el gurú que fichó Quim Torra para pilotar un gradual desconfinamiento, firmó el pasado 3 de abril un informe titulado 'Salida coordinada del confinamiento' que preveía el relajamiento de medidas a partir del 13 de abril. Eso es justamente lo que ha hecho el Gobierno central, aunque Torra ha obviado que su mayor experto le aconsejaba lo mismo que hizo Pedro Sánchez.

Budó, no obstante, aprovechó para marcar perfil propio ante Madrid. Refiriéndose a un posible acuerdo similar a los pactos de la Moncloa, sacó su artillería pesada y más ideológica. "Si se trata de trabajar en acciones conjuntas para superar la pandemia, nos van a encontrar. Estamos por la colaboración y por el trabajo en consenso a la hora de tomar medidas oportunas. A partir de aquí, si estos nuevos pactos de la Moncloa son para reforzar y recentralizar el Estado, como cuando se decretó el estado de alarma, ahí no nos encontrarán. Somos independentistas y estamos por la autodeterminación. La relación con el Estado ha de ser bilateral, de tú a tú. Pero no sabemos qué nos van a proponer. Solo tenemos como referencia que la primera medida cuando se decretó el estado de alarma fue la recentralización de competencias".

'Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar'. El refrán le viene al pelo al Gobierno catalán, que ha visto estos días cómo el sector de la cultura se echaba encima del Gobierno central por la falta de ayudas al sector. En Cataluña, el sector de la 'ceja' no lo tendrá tan fácil. El 'president' Quim Torra ha hecho los deberes y se ha adelantado a lo que pueda acontecer con un plan de choque para blindarse ante las andanadas que puedan venir de la 'ceja' catalana, uno de los sectores que con más entusiasmo ha apoyado el 'procés'.

Quim Torra Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda