entrevista en 'the new yorker'

Colau sobre la independencia: "La idea de un nuevo estado es una mala solución"

Afirma que "nunca" le han interesado las posiciones independentistas que promueven el "aislamiento" y "estar separado de los demás". Considera que todo esto es contrario a feminizar la política

Foto: La alcadesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)
La alcadesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)

"Nunca me han interesado las posiciones independentistas o nacionalistas que dicen: 'Queremos vivir en el aislamiento y queremos estar separados de los demás'". Con esta frase, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se desvincula de los postulados soberanistas a poco más de un mes para la Diada en una entrevista en 'The New Yorker' en la que deja muy claro que la independencia de Cataluña es una "mala solución".

De hecho, Colau cree que declarar la independencia de un estado o de una resgión es "exactamente lo opuesto a feminizar la política", uno de sus grandes objetivos. "Vivimos en un mundo de interdependencias, donde la mayoría de las cosas sucedes en las ciudades, no es los estados", afirma remarcando el papel de Barcelona en el ámbito nacional e internacional. En este sentido, Colau considera que "creer que todas las soluciones políticas se basan en la propuesta de un nuevo estado" no solo es un error sino una "mala solución" a cualquier problema.

Referéndum legal vinculante

Sobre esta cuestión, la revista americana recuerda cómo Colau permitió la apertura de colegios, centros cívicos y polideportivos para la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre. "Apoyó el referéndum pero el Gobierno de Madrid se negó a reconocer los resultados de la consulta, poniendo a Colau en aprietos", destaca este medio, que añade que la alcaldesa se enfrentó al Ejecutivo de Mariano Rajoy facilitando la colocación de urnas y papeletas pero, a la vez, "enfureció a los nacionalistas catalanes por oponerse a su misión". "Ahora se encuentra luchando no solo por la liberación de presos políticos, sino también por un referéndum legalmente vinculante sobre el tema de la independencia y con la esperanza de que sus compatriotas voten a favor de esta iniciativa".

Sin embargo, la independencia de Cataluña no es el tema central del artículo de 'The New Yorker', que pone el foco en el nacimiento de Barcelona en Comú y su experimento de una "democracia radical". En el reportaje, realizado durante el pasado mes de junio, la periodista Masha Gesen entrevista a varios miembros del equipo de gobierno de Ada Colau, como la concejala Gala Pin. "Lo hemos intentado todo. La desobediencia civil, negociar con los bancos... pero nada funciona. Tenemos que unirnos a las instituciones para cambiar la forma en que hacemos las políticas", afirma.

Ada Colau votando en el referéndum del 1 de octubre. (EFE)
Ada Colau votando en el referéndum del 1 de octubre. (EFE)

Feminización de la política

Y esta línea de actuación es la que destaca la revista norteamericana, que pone de relieve que Barcelona "es el corazón" del municipalismo, al que se define como "un nuevo fenómeno político mundial" que tiene como referente a Colau. "Los programas municipales tienden a centrarse en las necesidades específicas de los residentes de una ciudad", remarca este medio, que pone de relieve uno de los focos de actuación del Ayuntamiento barcelonés: la lucha contra los pisos turísticos.

Otra de las cuestiones centrales del reportaje es la feminización de la política, objetivo de Colau desde su llegada a la alcaldía de Barcelona en 2015. "Feminizar la política, para mí, implica tener formas más cooperativas de trabajo que realmente te permitan combinar vida profesional y privada", afirma la alcaldesa.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios