Noticias de Cataluña: La triste toma de posesión de Torra frente a la pomposidad de las de Puigdemont y Mas
ningún representante del gobierno de españa

La triste toma de posesión de Torra frente a la pomposidad de las de Puigdemont y Mas

Ni siquiera se celebró en el Saló de Sant Jordi, que en los casos de Puigdemont y Mas llegó a albergar más de 200 personalidades de los ámbitos político, social y económico de Cataluña

Foto: El expresidente de la Generalitat, Artur Mas (i), impone en enero de 2016 la medalla representativa del cargo al nuevo presidente de la Generalitat, el independentista Carles Puigdemont. (EFE)
El expresidente de la Generalitat, Artur Mas (i), impone en enero de 2016 la medalla representativa del cargo al nuevo presidente de la Generalitat, el independentista Carles Puigdemont. (EFE)

Un acto breve, discreto, sin parlamentos y sin apenas invitados. Así fue la toma de posesión de Quim Torra como presidente electo de Cataluña este jueves. El evento, por tanto, nada tuvo que ver con el de Carles Puigdemont de enero de 2016 o con el de Artur Mas de diciembre de 2012, y es que en esta ocasión ni siquiera hubo representante alguno del Gobierno de España. Asimismo, el protagonista tampoco recibió la tradicional medalla de Francesc Macià, distintivo que reciben todos los presidentes de Cataluña de manos de su antecesor al tomar posesión del cargo.

Una de las pocas similitudes que se encontraron entre los actos de Torra y de Puigdemont es que el nuevo 'president' repitió la fórmula que usó su antecesor a la hora de asumir el cago: en 2016, Puigdemont evitó toda referencia a la Constitución y al Rey a la hora de responder afirmativamente a la pregunta que le formuló la entonces presidenta del Parlament, Carme Forcadell, para tomar posesión como 'president', omisión que repitió este jueves el propio Torra. De hecho, mientras que en el evento de Puigdemont hubo una bandera de España en la sala, en el de Torra el distitivo estatal no estuvo presente.

Más allá de repetirse la fórmula, el acto fue distinto al que protagonizaron sus antecesores, ya que quedó exento de su habitual pomposidad. De hecho, en esta ocasión ni siquiera se celebró en el Saló de Sant Jordi, que en los casos de Puigdemont y Mas llegó a albergar más de 200 personalidades de los ámbitos político, social y económico de Cataluña. Torra, sin embargo, quiso un acto breve, sencillo y en presencia de su familia y del presidente del Parlament, Roger Torrent, por lo que se celebró en el salón de la Verge de Montserrat del Palau de la Generalitat, estancia mucho más modesta que la anterior.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios