la sentencia se conocerá el lunes

Artur Mas defiende que su dimisión no tiene nada que ver con el caso Palau

El ya expresidente del PDeCAT ha asegurado que "no se puede poner en peligro" la mayoría independentista en el Parlament surgida de las elecciones del 21 de diciembre

Foto: El expresidente de la Generalitat, Artur Mas. (Reuters)
El expresidente de la Generalitat, Artur Mas. (Reuters)

El expresidente de la Generalitat y del PDeCAT, Artur Mas, ha aseverado hoy que su dimisión es una decisión tomada "desde antes del verano" y que había pospuesto para que no coincidiera con el referéndum del 1 de octubre ni con las elecciones del 21-D. Por tanto, no tiene ninguna relación con la sentencia del caso Palau. Por ello, seguirá defendiendo la honestidad del que fue su tesorero en CDC, Daniel Osàcar, si es condenado por el caso Palau de la Música. Por otro lado, también ha pedido a los independentistas no poner en peligro la mayoría soberanista en el Parlament y, sobre todo, evitar unas nuevas elecciones.

Antes de que el próximo día 15 se conozca la sentencia de este caso que podría salpicar a CDC, Mas, después de dejar ayer la presidencia del PDeCAT, ha mantenido la confianza en Osàcar, incluso si fuera condenado. "Le sigo defendiendo y si hay condena le seguiré defendiendo porque le conozco personalmente", ha indicado el expresidente catalán en una entrevista en Catalunya Ràdio.

Mas ha recordado que la sentencia no será firme y se ha mostrado convencido de que Osàcar la recurrirá si es condenatoria: "Y seguiré creyendo, ahora que no tengo responsabilidades de partido, en su honestidad absoluta", ha subrayado el expresidente de CDC. Ha insistido en desvincular su renuncia al frente del PDeCAT con el caso Palau y ha subrayado que él no fue "responsable de las finanzas" de CDC ni fue citado en el juicio. Además, Mas ha señalado que Convergència ya pagó "el precio más alto" para un partido político, que es "su desaparición".

No poner en peligro la mayoría

El ya expresidente del PDeCAT ha asegurado que "no se puede poner en peligro" la mayoría independentista en el Parlament surgida de las elecciones del 21 de diciembre y que, por tanto, hay que evitar que se repitan los comicios. Así, ha pedido que el Govern que surja del 21-D "no sirva para unos meses, sino para toda una legislatura".

Mas ha celebrado que el independentismo lograra más del 47% de sufragios con una participación del 79%, "que es casi todo el mundo", pero ha advertido que este porcentaje permite mantener el rumbo hacia la independencia pero no a cualquier precio. "Se tendrá que hacer en los marcos establecidos por el Estado español, que son un corsé, porque ya se ha visto el recorrido que tienen", ha lamentado, a la vez que el Govern trabaje en las cuestiones del día a día, ha dicho.

Ha negado que la sociedad catalana esté rota, sino que está políticamente dividida "como hay una división profunda en Reino Unido sobre si se tienen que quedar en la Unión Europea o no", ha comparado, y ha resuelto que la mejor forma para resolver estas divisiones es un referéndum. Cree que al independentismo le conviene que la Presidencia de Carles Puigdemont "no sea anulada o desbordada desde Madrid, como ha pasado en los últimos meses" con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, y ha recordado que el candidato de JuntsxCat se arriesga a ser detenido y encarcelado si regresa a España.

"¿Alguien que votó a la lista de JuntsxCat para que volviera Puigdemont realmente quiere que vuelva para que lo metan en la cárcel?", ha preguntado.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios