EN UN MITIN EN GIRONA

Puigdemont estudia escaparse y aparecer por sorpresa en la campaña del 21-D

La intención última de esta estrategia sería la de dar la campanada y romper la campaña electoral, que se hará a cara de perro entre las fuerzas independentistas a pesar de su pacto de no agresión

Foto: El 'expresident' Puigdemont en octubre en Girona. (Reuters)
El 'expresident' Puigdemont en octubre en Girona. (Reuters)

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, podría presentarse en Cataluña durante la campaña electoral del próximo 21 de diciembre, según han confirmado diversas fuentes a El Confidencial. "La intención es volver por sorpresa antes del 21, por lo que el revuelo internacional sería muy grande", admite una de las fuentes consultadas. Otra fuente da más detalles: "Se ha hablado de que se presente cualquier día entre el 11 y el 17 de diciembre en un mitin en la provincia de Girona".

Evidentemente, los beneficios de esta 'escapada' serían más grandes que los perjuicios. "El riesgo es que la policía lo detenga en cuanto pise suelo español, pero la repercusión mediática sería brutal. De lo que no hay duda es de que con ello podría romper la campaña electoral", añade la última fuente. Para ello, explica, ya estaría diseñada la ruta que seguiría de Bélgica a España, incluida la pernoctación en la casa de un amigo cercana a Puigcerdà.

[Puigdemont se ofrece a debatir con Rajoy en Bélgica]

La acción tiene un riesgo añadido: Puigdemont quedaría mal ante la Justicia belga. Su huida a España supone que debería desobedecer a la Justicia belga, que hasta ahora casi lo ha protegido, aunque los réditos electorales apuntan a que la aparición en tierras catalanas podría suponerle un chorro de votos, intentando con ello recuperar el terreno electoral que ha perdido según los sondeos: su candidatura podría quedar la cuarta, cuando el candidato de la antigua Convergència siempre había quedado en primer lugar en escaños desde 1980, las primeras elecciones autonómicas desde el restablecimiento de la democracia.

La intención última, pues, es evidente: dar la campanada y romper la campaña electoral, que se hará a cara de perro entre las fuerzas independentistas a pesar de su pacto de no agresión. "¿Alguien se puede imaginar qué puede pasar si Puigdemont vuelve a Cataluña en plena campaña y es encarcelado? ¿Ganaría Esquerra las elecciones, tal y como vaticinan los sondeos? ¿O se le daría la vuelta al marcador? De lo que no hay duda es de que la decisión no le perjudicaría y, en todo caso, le ayudaría a remontar, aún a costa de que los votos que acapararía fuesen de ERC y no de los partidos unionistas", señalan las fuentes consultadas.

Puigdemont estudia escaparse y aparecer por sorpresa en la campaña del 21-D

Los partidarios de Puigdemont juegan con el calendario a su favor para diseñar este escenario: el próximo 4 de diciembre, el 'expresident' ha de presentarse ante la Justicia belga, que luego tendrá que decidir si lo extradita a España o le permite mantenerse en ese país. "No se espera una respuesta definitiva hasta, como mínimo, mediados de diciembre, que puede ser un poco más tarde para no hacer coincidir la fecha de la decisión judicial con la campaña electoral, que se acaba el 19 de diciembre", explican las fuentes. Suficiente para planear con tiempo la operación sorpresa para dinamitar la campaña.

Una agenda muy activa

En tierras belgas, la agenda de Puigdemont se vuelve cada día más frenética. Este viernes, le visitó en Bruselas una delegación de Òmnium Cultural, encabezada por su actual portavoz y vicepresidente, Marcel Mauri, y por su secretario, Jordi Bosch. Ambos se reunieron con los Puigdemont y los cuatro consejeros que están en tierra belgas y coincidieron en señalar, igual que el 'expresident', que las elecciones del 21 de diciembre son "ilegítimas porque no han sido convocadas por el presidente legítimo de la Generalitat".

Concentración en Barcelona por la liberación de los 'Jordis'. (EFE)
Concentración en Barcelona por la liberación de los 'Jordis'. (EFE)

El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, rechazó desde la cárcel formar parte de la lista de JxCat porque considera que su tarea al frente de la entidad "no se ha acabado y mantiene intacto su compromiso con los objetivos fundacionales de la entidad: lengua, cultura, cohesión social y educación. Los meses próximos, Òmnium puede jugar un papel fundamental en la defensa de estos pilares y canalizar la voz de la sociedad civil". Los representantes de la plataforma soberanista también explicaron a los consejeros cesados los preparativos de la manifestación independentista que han convocado en Bruselas para el próximo 7 de diciembre. Según la entidad, "esta manifestación convocada en el corazón de Europa volverá a demostrar una vez más que las movilizaciones multitudinarias del movimiento soberanista catalán son cívicas, pacíficas y festivas y tendrá como objetivo denunciar ante las instituciones comunitarias la falta de calidad democrática del Estado español, la represión ejercida por el Estado y denunciar y pedir una vez más la liberación del presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y del hasta ahora presidente de la ANC, Jordi Sánchez, y de los consejeros del Govern legítimo de Cataluña injustamente encarcelados".

Puigdemont también recibe este sábado a los 90 candidatos de sus listas que se desplazan hasta Bélgica para hacer la presentación oficial de la candidatura Junts per Catalunya (JxCat). La recepción tiene lugar en un marco singular: el castillo de Cruydenhove, que alberga el hotel Van der Valk, en Oostkamp, localidad ubicada en el Flandes occidental, cerca de Brujas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios