Discurso de Mariano Rajoy en el Senado sobre la independencia de Cataluña
  1. España
  2. Cataluña
ratifica que cesará a puigdemont

Discurso de Mariano Rajoy en el Senado sobre la independencia de Cataluña

El presidente del Gobierno ha admitido que la aplicación del artículo 155 de la Constitución es "excepcional" porque la situación en Cataluña también lo es, y con "consecuencias graves"

Foto: Rajoy en el Senado (REUTERS)
Rajoy en el Senado (REUTERS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha admitido que la aplicación del artículo 155 de la Constitución es "excepcional" porque la situación en Cataluña también lo es, y con "consecuencias muy graves para muchísimas personas". Este es el discurso de Mariano Rajoy en el Senado este viernes 27 de octubre y este es el dictamen que se va a votar en el Senado.

-Se adopta porque la situación también lo es y con consecuencias muy graves. No voy a entrar en detalles que ustedes conocen bien. Serán útiles a la hora de conformar su juicio.

-En Cataluña se ignoraron las leyes, entre otras la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Cataluña. Se reconoce que es así, que se incumplen.

-Se ha aprobado una nueva legalidad sin competencia alguna para hacerlo. Una Ley de Transitoriedad. Se ha privado a los miembros de la oposición de su derecho a ejercer como tales.

-¿Qué pensarían ustedes si esta cámara suspendiera sine die el control del Gobierno? ¿Cabe mayor ofensa a los representantes de los ciudadanos? Es eso democracia, señorías?

-Señores senadores, además de todo, de haber liquidado la ley, de haberla ignorado, de privar a los diputados, representantes de los ciudadanos a ejercer sus derechos, se ha ignorado al Tribunal Constitucional al que se le niega todo.

-Se ha celebrado un referéndum ilegal. Aquí nada importa, se hace la santa voluntad de quien suma en mayoría y que apela al diálogo y a la democracia.

-Todo esto ha sido un proceso continuado de decisiones antidemocráticas, contrarias a la ley, contrarias a los comportamientos normales en cualquier país democrático como el nuestro. Y todo esto es lo que ha sucedido. Y no hablamos de asuntos menores, son temas muy graves. Y ustedes lo saben.

-Estamos ante una violación palmaria y evidente de las leyes.

-Cuando la ley se rompe, se rompe la convivencia. Y se impone el más fuerte y las minorías dejan de contar.

-Liquidar la ley no solo rompe la convivencia sino que fractura la sociedad y divide a las familias. Prescindir de la ley tiene consecuencias económicas muy graves. Las empresas se van, los depositantes dudan y actúan y ponen en peligro muchas cosas. La inversión se resiente porque no hay seguridad jurídica.

-Hasta aquí los hechos y sus consecuencias. Ambos apartados, resumidos. No podía ser de otra manera. Una Comunidad Autónoma que no reconoce las leyes que nos hemos dado entre todos. Que deroga la legalidad y la sustituye por otra. Que no permite a la oposición ejercer sus funciones. Que cierra el Parlamento. Que hace caso omiso a las resoluciones de los tribunales. Que terminan con la convivencia, liquidan los derechos de las personas, fracturan la sociedad.

-¿Qué harían otros países de Europa ante una situación así? Estas son las preguntas a las que tenemos que dar respuesta en el día de hoy. En mi opinión, no hay alternativa. Por eso hemos aplicado el artículo 155, un mecanismo legal. Similar al que existe en la inmensa mayoría de países de nuestro entorno. Un artículo en el que se establece que si una Comunidad Autónoma no cumpliere lo que la Constitución rige, previo requerimiento al presidente de la Comunidad Autónoma, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá tomar las medidas necesarias.

-En la comparecencia del presidente de la Generalitat el día 10 afirmó que iba a proponer un diálogo. ¿Pero qué diálogo? No es este un asunto baladí.

-Era necesaria una aclaración por su parte y no era difícil la respuesta. Había que contestar si hubo declaración unilateral de independencia o no. De hecho, estudios sociológicos publicados en fechas posteriores a esta sesión plenaria decían que la mitad entendía que sí había DUI y otra mitad que no.

-Esto es serio, un gobernante no puede confundir a la gente. Un Gobierno, cualquier Gobierno no puede asistir impertérrito como si aquí no pasara nada. El señor presidente de la Generalitat no contestó al requerimiento previsto en el artículo 155 de la Constitución, a pesar de que tuvo oportunidades sobradas de hacerlo. Prefirió mandar una carta, dos exactamente, y la última fue desafortunada. Esto obligó al Gobierno a llegar a este proceso.

-Bastaba con una renuncia explícita. Pero el presidente de la Generalitat no quiso. Él y solo él decidió que siguiéramos con esto adelante.

-Perseguimos varios propósitos, el básico es volver a la legalidad.

-Lo que hemos vivido estos días, especialmente en el día de ayer, no puede ser tomado en cuenta.

-Si el Senado así lo decide, la responsabilidad es del presidente del Gobierno convocar elecciones para antes de los próximos seis meses y que se autorice al Gobierno tomar estas decisiones: cesar al presidente de la Generalitat y a sus vicepresidentes y otros cargos. Se proponen al Senado varias disposiciones entre las que destaco que el 'president' no puede proponer candidato ni el parlamento puede realizar una investidura.

-Mi Gobierno ha solicitado la aplicación del artículo 155 para restaurar la ley en una Comunidad Autónoma cuyos dirigentes han maltratado la convivencia, un desafío a la unidad territorial y promoviendo una incertidumbre económica.

-Nuestras leyes son producto del diálogo y el diálogo tiene enemigos: el primero, el que maltrata las leyes, las ignora y las incumple porque son producto del diálogo entre todos.

[Gran ovación a Mariano Rajoy]

-Los políticos no debemos embarcar a los ciudadanos a viajes imposibles. La realidad manipulada siempre acaba teniendo venganza. No veo nada bueno en este proceso, si acaso para desenmascarar las mentiras y a quienes las han puesto en circulación.

-Esto sí afecta a la economía y para mal. Para muy mal. A pesar de lo que les contaron a los ciudadanos de Cataluña. Esto, de consumarse lleva a la salida de Europa, de la Unión Europea, de las instituciones... con todo lo que ello significa.

-Lo que aquí se debate hoy es de si ha llegado el momento de que se imponga la ley sobre cualquier otra cosa. No contra Cataluña, sino para impedir que se abuse de Cataluña.

-Lo que amenaza hoy a Cataluña no es el 155 sino la actitud del Gobierno de la Generalitat. Y de lo que hay que salvar a Cataluña no es de la aplicación de un artículo constitucional sino de las conductas anticonstitucionales.

-Estamos ante un desafío que va más allá del desprecio por la ley y de la desobediencia de la voluntad expresa de quebrar la unidad de los españoles. Nos enfrentamos por encima de todo esto a un desafío al Estado que amenaza con derribar lo que los españoles hemos levantado todos durante tantos años. Hablamos de una obra que hemos construido entre todos, porque juntos supimos establecer nuestras reglas de convivencia y aprobamos la Constitución.

-No estamos ante una cuestión de partidos ni un problema solo catalán sino de algo que nos compromete a todos y que es el Estado. El desafío afecta a España entera.

-Confío en que lejos de egoísmos de partido, cálculos electorales, inclinaciones ideológicas o mezquindades, sepamos ofrecer un gesto y dar una respuesta que esté a la altura de lo que esperan de nosotros los españoles.

Independencia de Cataluña