en el iES PAU CLARIs, en barcelona

Un vídeo muestra cómo un policía da una patada a una votante en Barcelona

El centro donde habitualmente vota el 'expresident' Artur Mas ha sido escenario de una de las escenas más brutales de la jornada del referéndum de Cataluña

Foto: Captura del momento en el que el agente da una patada voladora desde varios escalones arriba.
Captura del momento en el que el agente da una patada voladora desde varios escalones arriba.

Gritos, llantos, patadas voladoras, tirones de pelo y hasta empujones por las escaleras. Al grito de "¡vergonya, vergonya!", decenas de voluntarios y votantes se agolpaban en las escaleras del IES Pau Claris, en plena Travessera de Gràcia de Barcelona, para repeler la entrada de los agentes de la Policía Nacional.

[Sigue en directo todo lo que está pasando en Cataluña]

Pero los uniformados, en cumplimiento de la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de evitar la votación del referéndum del 1-O, comenzaron a sacar a la fuerza a los ciudadanos allí apostados.

Estas imágenes, que se registraban horas antes de que acudiese a votar hacia el mediodía el expresidente de la Generalitat Artur Mas, dado que se trata de su colegio electoral habitual, han dado la vuelta al mundo. Hasta el punto de que una tuitera compartía el vídeo con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

"Me han tirado escaleras abajo"

Otro detalle de las imágenes que no ha sido pasado por alto han sido los empujones por las escaleras que han sufrido varias mujeres. Una de ellas, Marta Torrecilla, acreditada en el instituto "como apoyo de la Administración", ha relatado a El Periódico que ha llegado a ser atendida por lesiones en varios dedos. Torrecilla ha relatado que los antidisturbios la han arrojado escaleras abajo le han doblado los dedos uno a uno.

"Han entrado reventando las puertas con unos mazos y alicates, y han golpeado a la gente a pesar de que estaba sentada pacíficamente", ha relatado la agredida. Torrecilla estaba protegiendo a dos mujeres de avanzada edad, una de ellas herida, cuando un agente le arrancó la acreditación de la Generalitat. "aquel nacional ha enloquecido y me ha tirado escaleras abajo. Venía cogido de mí y cuando estábamos a mitad de las escaleras me ha empezado a coger todos los dedos", ha relatado, para posteriormente afirmar que se los dobló hacia atrás uno a uno hasta que crujieron. Y remató: "No han tenido miramientos, me han cogido el pecho mientras el hombre sonreía", añadió.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios