premio Coppieters 2017

El 'autopremio' de Forcadell: así se cocina una foto en Bruselas a cinco días del 1-O

El Centro Maurits Coppieters ha decido galardonar a Forcadell en la segunda edición de un premio que el año pasado recibió Alex Salmond, que impulsó el referendo escocés

Foto: La presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell. (EFE)
La presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell. (EFE)

A cinco días del 1-O, la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, cambia Barcelona por Bruselas. El motivo de su desplazamiento a la capital de la UE no es asistir a ninguna reunión política, ni mantener contactos con las autoridades europeas, sino recibir un homenaje “entre amigos”. Se trata del premio Coppieters, un galardón de nuevo cuño prácticamente desconocido en la órbita comunitaria que reconoce su “promoción de la lengua y cultura catalanas, así como el derecho a la autodeterminación”.

Esta última palabra es clave. Y es que los organizadores del evento pertenecen al Centro Maurits Coppieters, la fundación del partido político europeo Alianza Libre Europea (ALE), que agrupa a fuerzas que representan “naciones sin Estado” y defienden “el derecho a la autodeterminación”, entre ellos Aralar, el BNG, la Chunta, Eusko Alkartasuna, PSM-Entesa, Unitat Catalana y ERC. “Va a ser difícil vender este premio como un reconocimiento internacional, porque son ellos mismos: se lo guisan y se lo comen”, resumen fuentes parlamentarias.

Influencia catalana

Los dos eurodiputados de ERC —partido que forma parte de la coalición que logró la mayoría que nombró a Forcadell presidenta del Parlament— son muy activos en ALE: Jordi Solé es vicesecretario general del partido, mientras que Josep Maria Terricabras preside el subgrupo parlamentario. Y la influencia catalana en el partido es palpable estos días, en los que su actividad se centra en el apoyo al 1-O y al voto independentista.

En este contexto, el Centro Maurits Coppieters —que figura en el registro de 'lobbies' de la UE— ha decido galardonar a Forcadell en la segunda edición de un premio que el año pasado recibió el ex ministro principal de Escocia Alex Salmond, que impulsó el referendo escocés y cuyo partido también forma parte de ALE. Sin embargo, la entrega del galardón se ha adelantado este año respecto a la edición pasada, cuando se celebró en diciembre.

Un premio entre amigos

El presidente del Centro Maurits Coppieters, el nacionalista gallego Xabier Macias, estará presente en el acto. Antiguo líder de la Fundación Galiza Sempre, Macias recientemente comentó en Twitter a raíz de los últimos acontecimientos en Cataluña: “Los franquistas nos legalizaron y ahora somos proscritos otra vez, régimen del 78, democracia pero no mucha”. Le acompañará Jill Evans, una eurodiputada galesa que se desplazó este fin de semana a Pamplona para participar en un evento a favor del referendo catalán.

También estará presente Jan Peumans, presidente del Parlamento flamenco, quien ya ha arropado a Forcadell en el pasado. El nacionalista flamenco envió en diciembre de 2016 una carta oficial al Gobierno español en la que criticaba abiertamente el juicio abierto a la presidenta del Parlament e instaba al Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy a iniciar un “diálogo político”.

Reconocimiento a su activismo político

El premio Coppieters, según sus organizadores, reconoce el “compromiso de toda una vida de Forcadell” a favor del independentismo y la cultura catalana. “Se la homenajeará y se le agradecerá su trabajo como activista política, organizadora a pie de calle, funcionaria y política que promueve el proceso democrático catalán con dedicación, tenacidad y coraje”, aseguran.


Una fundación financiada con fondos europeos

Según los últimos datos públicos del Centro Maurits Coppieters, la fundación disponía de un presupuesto de 290.330 euros en 2015, de los que gastó una cantidad no precisada entre los 100.000 y los 199.000 euros para financiar actividades consideradas como 'lobby'. Sus ingresos provienen mayoritariamente de los fondos europeos y financiación pública a los que pueden acceder las fundaciones políticas comunitarias: 240.601 euros, en 2015. Los 49.729 euros restantes provinieron de “otras fuentes”: 14.320 euros de sus miembros, 16.054 de contribuciones de proyectos y actividades como ventas de libros y 19.320 euros de “otras contribuciones a proyectos” sin especificar.

Actualmente, su página web se encuentra fuera de funcionamiento, algo que el centro considera que podría tener que ver con un boicot al evento con Forcadell y su apoyo al 1-O. Sin embargo, una búsqueda rápida permite localizar alguna de sus actividades, como la elaboración de estudios sobre regiones que forman parte del interés de ALE o la organización de jornadas en oposición a los tratados comerciales internacionales.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios